Studio Ghibli Weblog

Menu

Etiqueta: Toshio Suzuki

Ghibliografía (1)

Hoy da comienzo una nueva sección en el blog titulada Ghibliografía. El objetivo es contar cronológicamente y de forma detallada la historia de Studio Ghibli. Aunque a priori no tenga mucho que ver, he decido empezar escribiendo sobre la creación de la primera revista de animación japonesa de la historia y de su editor, Toshio Suzuki.

Nota: en el episodio 63 de Jiburi tienes la versión en formato podcast de este texto.

Un aviso antes de empezar. Voy a intentar escribirlo de la forma más comprensible posible, aunque en ocasiones tenga que ir adelante y atrás en el tiempo. Hay veces en las que es difícil saber exactamente cuándo sucedieron algunas cosas, por lo que tal vez no estén ordenadas cronológicamente. Os pido disculpas por adelantado. Si alguien tiene mejores fuentes y quiere compartirlas, podré actualizar siempre que sea necesario. Una vez aclarado esto, empezamos.

Toshio Suzuki y la creación de Animage

Toshio Suzuki (1948) entró en 1972 a trabajar para Tokuma Shoten, una editorial creada en 1954 por Yasuyoshi Tokuma. El primer proyecto que le fue asignado era una revista llamada Weekly Asahi Geinō1, una publicación sensacionalista de cotilleos, historias sobre yakuza y contenido erótico dirigido a salary mens casados. La revista estaba dividida en artículos regulares y artículos especiales. Suzuki fue asignado a la sección de manga y clarividencia(!), una de las regulares. Al año siguiente se convirtió en el editor de un suplemento de manga llamado Komikku & Komikku. Fue entonces cuando empezó a familiarizarse con el mundo del manga. A continuación pasó a formar parte del equipo editorial responsable de los artículos especiales de Weekly Asahi Geinō. Durante esos primeros años aprendió el oficio y a valorar este tipo de publicaciones de las que él no había sido nunca lector.

Toshio Suzuki
Toshio Suzuki

La historia realmente empieza en abril de 1978, cuando Toshio Suzuki recibió el encargo de editar el primer número de Animage, una revista mensual dedicada al mundo de la animación. Hasta entonces había estado trabajando en una revista mensual sobre televisión infantil llamada Gekkan terebi rando. Animage, en teoría, era un suplemento de esta revista, pero a los tres números se convirtió en lo que siempre había sido: en una revista independiente. Fue una publicación cara para la época —tenía un precio de 580 ¥—, lo que implicaba que tenía que ser un producto de calidad. El verdadero reto vino cuando le dijeron a Toshio Suzuki que tenía que estar a la venta en solo 3 semanas. Es decir, tenía que crear el primer número de una revista sobre un tema del que no tenía muchos conocimientos en apenas dos semanas, dejando la semana restante para la impresión y distribución. Y al final lo logró, el primer número de Animage tuvo una tirada de 70000 ejemplares que se vendieron en tan solo 3 días.

Portada del primer número de la revista Animage.
Portada del primer número de la revista Animage.

Toshio Suzuki habla con Takahata y Miyazaki

Suzuki conoció a Isao Takahata y Hayao Miyazaki durante la fase final del primer número de Animage. Con el objetivo de llenar páginas, pensó en hablar de los clásicos de la animación japonesa. Y con esa idea en mente le aconsejaron Las aventuras de Horus: príncipe del sol, una película de la que en ese momento se cumplían 10 años desde su estreno en cines. Fue entonces cuando Suzuki decidió llamar a Isao Takahata, que por aquella época estaba trabajando junto a Hayao Miyazaki en Conan, el chico del futuro. Suzuki le propuso quedar para hablar sobre el reportaje y Takahata le argumentó ¡durante una hora! las razones por las que no iba a colaborar en su revista. Cuando Suzuki pensó que tenía que buscarse otro tema para el reportaje, Takahata le pasó el teléfono a Miyazaki, que había trabajado con él en esa película. Resumiendo, le pasó el muerto a Miyazaki. Y este, al contrario que Takahata, le pidió el doble del espacio previsto para la sección (8 páginas) porque aseguraba que tenía muchas cosas que decir sobre esa película. Ante este panorama, Suzuki, que tenía cosas más urgentes que tratar, retiró la oferta tras estar 90 minutos hablando con el dúo de animadores.

Seguramente a muchos de nosotros esa experiencia hubiera hecho que no le enviáramos una felicitación de Año Nuevo ni a Takahata y Miyazaki. Pero Suzuki quedó fascinado por su personalidad. Tiempo después consiguió ver Horus en el cine y Suzuki quedó impresionado con la película. Sus ganas de conocerles aumentaron.

Toshio Suzuki conoce a Takahata y Miyazaki

La primera vez que Toshio Suzuki vio a Hayao Miyazaki fue en 1979, durante la fase de producción de El castillo de Cagliostro. Un compañero de Suzuki le pidió ayuda porque Miyazaki le estaba haciendo el vacío mientras él intentaba hacer un reportaje. Al día siguiente, Suzuki fue con su compañero y la respuesta de Miyazaki fue la misma, torpedeando cualquier intento de trabajar y sin hacer ninguna declaración. Si queréis ver una recreación de la escena, tenéis disponible el reportaje El nacimiento Studio Ghibli, disponible en las ediciones en BD de Nausicaä del Valle del Viento. Como Miyazaki tenía muy poco tiempo para acabar la película, hacía jornadas muy largas de trabajo. Suzuki y su equipo decidieron “acompañarle” en esas jornadas durante al menos una semana. Después de ese tiempo Miyazaki les hizo una consulta y poco a poco se rompió el hielo. También se conoce otra curiosidad sobre este momento: cuando Miyazaki se quedaba atascado en alguna escena, jugaba con un bolinche2: según él, si conseguía el objetivo del juego la escena le saldría bien. Esta costumbre la ha mantenido durante muchos años.

Miyazaki con su bolinche.
Miyazaki con su bolinche.

El encuentro con Isao Takahata se produjo tiempo después, mientras estaba trabajando en la película Jarinko Chie, que se estrenó en abril de 1981. Fue en una cafetería cercana al estudio donde estaban produciendo la película y la charla duró 3 horas. De todas formas no fue todo lo cordial y respetuosa que se espera de un primer encuentro entre dos japoneses; Suzuki hizo preguntas controvertidas y Takahata tampoco se andó por las ramas. De nuevo, al final de la conversación Suzuki quedó impresionado por la personalidad de Takahata, y a partir de ese momento se pasó a diario por el estudio. Durante esas visitas Takahata le comentaba asuntos relacionados con el argumento de la película y Suzuki se fue involucrando más y más en el proyecto hasta el punto de leerse el manga y aprender más sobre animación. Y sí, lo hizo aunque no era su trabajo. Su función era editar una revista sobre animación. Con el paso del tiempo Suzuki se convirtió en un miembro más del equipo, aunque con una salvedad: por su culpa Takahata se estaba retrasando en las fechas, porque en muchas ocasiones ambos se marchaban del estudio a charlar. A pesar de eso, la película se estrenó en la fecha prevista. Durante una fiesta de celebración por haber finalizado el proyecto a la que Suzuki fue invitado, Takahata le agradeció públicamente su compañía y sus conversaciones. Según Toshio Suzuki ese fue el primer acercamiento al trabajo de productor de animación.

Toshio Suzuki ayuda a Takahata y Miyazaki: Nausicaä del Valle del Viento

Paralelamente a su labor como editor, Suzuki quiso conocer a Miyazaki y Takahata para poder hablar con ellos y entenderles mejor. De forma consciente o no, estaba haciendo un curso acelerado para convertirse en productor. Fue entonces cuando se unieron el hambre con las ganas de comer. A principios de la década de los 80, el presidente de Tokuma Shoten, Yasuyoshi Tokuma, le comentó a Toshio Suzuki que tenía en mente crear una empresa audiovisual. Y este sabía que Miyazaki tenía ideas para dirigir películas de animación y muchas ganas de hacerlo a su manera, con más libertad de lo que lo había estado haciendo hasta ese momento. En 1981 Toshio Suzuki presentó dos historias: una de samurais titulada Sengoku majo creada por Hayao Miyazaki y otra que era una adaptación de Rowlf, un cómic creado por el norteamericano Richard Corben. Ambas propuestas fueron rechazadas: Sengoku majo porque era una obra original que no se apoyaba en una historia ya existente; y Rowlf porque no tenían la seguridad de conseguir los derechos. Tras conocer la noticia, Miyazaki pensó que lo mejor era crear una obra de éxito para luego hacer la adaptación animada. En el número de agosto de 1981 de la revista Animage se publicó a modo de anticipo el primer especial dedicado a Hayao Miyazaki. Y en febrero de 1982 se publicó el primer capítulo del manga Kaze no Tani no Nausicaä.

Portada del tomo 1 de Nausicaä.
Portada del tomo 1 de Nausicaä.

Me gustaría contar tres curiosidades relacionadas con este manga:

  • La primera fue que, durante la preparación de la obra, Hayao Miyazaki le mostró a Toshio Suzuki tres estilos de dibujo con los que podría crear Nausicaä: uno detallado, uno más simple y otro intermedio; el artista le preguntó qué estilo sería el más adecuado para la historia. Una cosa a tener en cuenta es que en función de la elección podría dibujar más o menos rápido. Si habéis tenido la ocasión de ver el manga de Nausicaä ya sabéis qué decisión tomaron.
  • Otra curiosidad tiene que ver con la adaptación a película de animación. Aunque al principio Miyazaki tenía el objetivo de crear una historia para luego dirigir su versión animada, a medida que avanzaba la obra esa idea le gustaba cada vez menos, hasta el punto de que le comentó a Toshio Suzuki que tal y como se desarrollaba no veía factible dirigir una película así. Pero el manga de Nausicaä tuvo éxito desde el principio y gustó tanto a los lectores como en la redacción de Animage. Conocedores de las intenciones del señor Tokuma, los de la editorial (no Toshio Suzuki) presentaron una propuesta para hacer un cortometraje de 5 minutos de Nausicaä. Tras comentárselo a Miyazaki, este dijo que en 5 minutos no podía contar nada; y aunque le duplicaron la duración, Miyazaki insistió en que en ese tiempo no podría hacer nada interesante. Al final se decidió producir un largometraje de animación. Miyazaki no estaba del todo conforme con la idea, pero era la oportunidad que había estado esperando desde hacía tiempo, la de poder dirigir una película de animación a su manera. Por esa razón finalmente aceptó el encargo con una única condición: que Isao Takahata fuera el productor. Después de muchos años en los que Miyazaki aportó a los proyectos de Takahata, este fue el primero en el que Takahata trabajó para un proyecto de su compañero. Aunque la frase pueda sonar pretenciosa, creo que Miyazaki sabía todo lo que podía aportar Takahata al proyecto y quiso aprovecharlo. Él fue el encargado de organizar al equipo, ajustar el presupuesto, repartir las tareas y buscar un estudio donde poder trabajar, entre otras muchas cosas. Y todo dentro de un presupuesto ajustado y un tiempo limitado. Toshio Suzuki declaró haber aprendido mucho de Isao Takahata durante esta etapa.
  • La última curiosidad tiene que ver con las cifras de ventas. En la reunión en la que se decidía si se daba luz verde a la película de Nausicaä, Toshio Suzuki decidió añadir un cero de más y dijo que el primer volumen del manga había vendido 500.000 en vez de las 50.000 copias reales. Para asegurarse, supongo. Y lo consiguió, porque Tokuma acabó dando luz verde al proyecto y el resto es historia, como se suele decir.

Obras 1978–1983

Aunque en algunos casos lo he comentado de pasada, no he mencionado todos los proyectos en los que trabajaron Miyazaki y Takahata durante esta etapa que va de 1978 a 1983.

Durante la creación del primer número de Animage, Miyazaki y Takahata estaban produciendo los primeros episodios de Conan, el chico del futuro (Mirai Shōnen Konan, 1978), serie de televisión de Nippon Animation que se emitió del 4 de abril al 31 de octubre de 1978. Su siguiente proyecto fue Ana la de Tejas Verdes (Akage no Ann, 1979) donde Isao Takahata fue el director y guionista y Hayao Miyazaki se encargó de la planificación de escenas de los primeros 15 episodios. Miyazaki abandonó Nippon Animation para dirigir la que sería su primera película de animación: Lupin III: El castillo de Cagliostro (Rupan Sansei: Kariosutoro no Shiro, 1979) para el estudio Tokyo Movie Shinsha, una empresa subsidiaria de Telecom Animation Film. Esta película se estrenó el 15 de diciembre de 1979, casi al mismo tiempo que finalizaba la emisión de Ana la de Tejas Verdes, el 30 de diciembre. Tras el estreno de Cagliostro, que fue un fracaso en taquilla, Hayao Miyazaki empezó a trabajar en sus propias historias, que posteriormente fueron recopiladas y publicadas en 1983 en un libro titulado Hayao Miyazaki Image Board.

Hayao Miyazaki Image Board
Hayao Miyazaki Image Board

A principios de 1980 las trayectorias de Miyazaki y Takahata se volvieron a cruzar cuando les propusieron trabajar en Little Nemo: Adventures in Slumberland un proyecto coproducido entre Estados Unidos y Japón en el que se adaptó el cómic clásico creado por Winsor McCay. Ambos abandonaron el proyecto por discrepancias creativas y Hayao Miyazaki la recuerda como una de las peores experiencias que ha vivido. Curiosidades de la vida, uno de los sustitutos de Miyazaki y Takahata fue un tal Yoshifumi Kondō.

También durante esa época Hayao Miyazaki dirigió dos episodios de la cuarta3 temporada de Lupin III:

  • el 145, titulado Alas de la muerte – Albatros (Shi no Tsubasa Albatross), que se emitió el 28 de julio de 1980.
  • Y el último, el 155, titulado Adiós mi querido Lupin (Saraba Itoshiki Lupin yo), que se emitió el 6 de octubre del mismo año. Según sus propias palabras, Miyazaki no disfrutó de estos trabajos porque aseguraba que para estos trabajos repitió todo aquello que había hecho hasta entonces. Por esa razón decidió salir acreditado como Teruki Tsutomu, un pseudónimo cuya lectura en katakana sería terecomu como Telecom (la empresa para la que trabajaba).

En 1981 Miyazaki empezó a trabajar en la serie de animación Sherlock Holmes (artículo | podcast), un proyecto coproducido por Tokyo Movie Shinsha y la RAI (televisión pública italiana). Está inspirada en la famosa saga de novelas de Sir Arthur Conan Doyle y tiene la peculiaridad de que sus protagonistas son perros antropomorfos. Miyazaki tuvo tiempo de dirigir 6 episodios, pero la serie se detuvo por problemas de derechos. El proyecto se retomó en 1984 y no pudo contar con Miyazaki, que ya había estrenado con éxito Nausicaä. Aparte de ser la última serie de televisión en la que trabajó, gracias a este proyecto conoció a Marco Pagot, animador y diseñador de personajes italiano, con que el hizo una buena amistad y volverá a aparecer en el futuro (Porco Rosso).

Volvemos a principios de los 80, cuando Miyazaki empezó a trabajar en la adaptación animada de Rowlf. Como he escrito antes, esta obra, junto a Sengoku majo, fueron propuestas por Toshio Suzuki para convertirse en animación, pero fueron rechazadas en Tokuma Shoten. De estas negativas surgió la creación del manga Nausicaä del Valle del Viento (Kaze no Tani no Nausicaä, 1982–1994) para la revista Animage. Antes de dirigir la adaptación de este manga tuvo tiempo de dibujar algunas historias:

  • A mi hermana (Imouto he, 1982), un poema ilustrado de seis páginas donde un chico sueña que viaja por los aires con su hermana enferma. Esta historia se publicó en un libro titulado El mundo de Hayao Miyazaki y Yasuo Otsuka publicado ese mismo año.
  • Durante el último trimestre del año se publicaron tres historias cortas tituladas Mi álbum de recortes4 (de octubre a diciembre de 1981) para un boletín informativo de Tokyo Movie FC que, sinceramente, no sé lo que es.
  • Y, por último, la historia titulada El viaje de Shuna (Shuna no Tabi, 1983), (podcast) un manga a color de casi 150 páginas que es considerado como el precursor de Nausicaä. Fue publicado en la revista Animage JuJu Bunko de Tokuma Shoten y recopilado en un tomo.

Además de su faceta como mangaka, en esta etapa trabajó como animador clave de la película Space Adventure Cobra (tráiler), película dirigida por Osamu Dezaki que fue estrenada el 3 de julio de 1982. Deduzco que Miyazaki tuvo que trabajar en varios proyectos en paralelo. Como todos, tenía que pagar las facturas.

Por su parte, tras abandonar el proyecto de Nemo, Isao Takahata se convirtió en el director de la película Jarinko Chie (intro), que se estrenó el 11 de abril de 1981. La historia está inspirada en un manga que se publicó de 1978 a 1997. Posteriormente siguió vinculado al proyecto para dirigir la serie de televisión (anuncio Complete DVD Box), que estuvo en antena del 3 de octubre de 1981 al 25 de marzo de 1983. Mientras estuvo trabajando en esta serie pudo finalizar Goshu el violoncelista (Sero Hiki no Gōshu, 1982), una película de animación con pocos medios que fueron creando a lo largo de 6 años y que está inspirada en un relato del escritor japonés Kenji Miyazawa. El siguiente proyecto en el que se involucró ya fue como Productor de Nausicaä del Valle del Viento.

Conclusiones

De lo escrito hasta ahora saco las siguientes conclusiones:

  • La primera es que Toshio Suzuki es una persona muy inteligente y empática. Se prendó de las personalidades de dos genios de la animación, cada uno a su manera, e hizo todo lo posible para entrar en su mente, entenderles y fraguar una amistad antes siquiera de que tuviera opciones de ser productor de animación. Ayudó a Miyazaki y Takahata antes y después de la fundación de Studio Ghibli y acabó convirtiéndose en una parte fundamental de la compañía.
  • La segunda es comprobar desde la óptica de Suzuki, lo distintas que son las personalidades de Miyazaki y Takahata. Por ejemplo, cuando Takahata estuvo tanto rato excusándose para rechazar un reportaje, podemos entender que desde siempre haya tenido problemas para cumplir las fechas de entrega de sus proyectos. Para él es más importante tener conversaciones interesantes para poder dar forma y sentido a sus trabajos, aunque eso implique no estar físicamente trabajando. Por su parte, lo aprendido aquí me vuelve a confirmar la sensibilidad que tiene Miyazaki, aunque en algunos momentos pueda parecer brusco y duro.
  • Por último, me sorprende lo informal y fortuito de muchas situaciones que se vivieron antes de la fundación de Studio Ghibli. Algo que se ha mantenido hasta la actualidad y que, en general, es más habitual de lo que creía.

En la siguiente entrega de Ghibliografía me centraré en la creación de la película Nausicaä del Valle del Viento, los momentos previos a la fundación y los primeros años del Studio Ghibli.

Bibliografía

Libros
  • Hayao Miyazaki (2009). Starting Point 1979–1996 San Francisco: Viz Media.
  • Montero Plata, Laura (2011). La construcción de la identidad en la obra de Hayao Miyazaki: memoria, fantasía y didáctica, Universidad Autónoma de Madrid.
  • Suzuki, Toshio (2014). Mixing Work with Pleasure: My Life at Studio Ghibli, Tokyo: Japan Publishing Industry Foundation for Culture.
Documental
  • El nacimiento Studio Ghibli, incluido en la edición BD de Nausicaä del Valle del Viento.

  1. Parece que esta revista sería de un estilo similar a ya desaparecida publicación española Interviú. ↩︎
  2. En algunas fuentes lo he visto escrito bolinche y en otras boliche. ↩︎
  3. En el podcast me equivoqué y dije que era la segunda temporada. ↩︎
  4. Cuando las publiqué en el blog, me equivoqué al titular estas páginas. Yo lo titulé Mis cosas favoritas (que era el título que recopilaba varios trabajos cortos) en lugar de Mi álbum de recortes, que es el título correcto. ↩︎