¿Por qué Netflix? ¿Por qué ahora?

Hoy se ha presentado en el HMV & BOOKS de Shibuya el primer libro de fotos del Museo Ghibli, titulado Ghibli Museum Monogatari. A la presentación ha asistido Toshio Suzuki y, como suele ser habitual en sus comparecencias públicas ante la prensa, ha hecho interesantes declaraciones. En esta ocasión ha hablado sobre el pacto entre Ghibli y Netflix; por qué han accedido ahora a distribuir su catálogo en emisión en continuo y cómo ha convencido a Hayao Miyazaki —siempre crítico con móviles, tabletas y este tipo de dispositivos—.

Portada del libro de fotos Ghibli Museum Monogatari.

Resumiendo mucho, lo han hecho por dinero. Concretamente para poder financiar Kimitachi wa dō ikiru ka, la nueva película de Hayao Miyazaki, cuya producción se está alargando más de lo deseable. Vamos a recoger y comentar las declaraciones más interesantes que Suzuki ha hecho al respecto.

«En primer lugar, Hayao Miyazaki no sabe exactamente qué es Netflix u otros servicios de distribución de vídeo. No utiliza ordenadores personales o teléfonos inteligentes. Quiero decir, ahí está la cuestión.»

Toshio Suzuki (HuffPost)

Eso es algo que ya conocíamos. Aunque no le gusten nada, a estas tecnologías en ocasiones le ha sacado su partido a la hora de hacer sus películas. También es cierto que nunca ha sabido lo que es la distribución de vídeo. Es decir, lo que se deduce es que Miyazaki rechaza la tecnología por el simple hecho de ser, no por lo que hace. Un poco estrecho de miras en esta cuestión.

«Actualmente Hayao Miyazaki está haciendo una película, pero eso lleva mucho tiempo. Y, además, cuesta dinero. [Con el acuerdo con Netflix] Puedo ganar dinero para la película. (Risas)»

Toshio Suzuki (HuffPost)

La verdadera razón. El dinero. Y es lícito, no voy a decir que no. Lo que ha ocurrido es que Toshio Suzuki ha encontrado la manera de que Hayao Miyazaki no vea mal que Ghibli dé el salto a estas plataformas. ¿Lo podía haber hecho antes? Seguramente. ¿Por qué lo ha hecho ahora? Seguramente porque Hayao Miyazaki está produciendo 1 minuto de película al mes y eso hace trastocar todos los planes económicos que podía haber hecho Suzuki. Recordar que hace unos meses Suzuki declaró que no le iba a dar fecha de entrega a Miyazaki. Eso tiene un coste. Y, tal vez, Miyazaki ha aceptado por ser el principal responsable de este retraso.

«Para un creador de películas, por supuesto, el cine y el DVD/BD son importantes, pero creo que la distribución también es importante.»

Toshio Suzuki (HuffPost)

Dudo se haya dado cuenta ahora de algo tan evidente. Lo tenía que saber, podía haber preguntado a colegas, pedir datos, estudiar las opciones… Pero esos argumentos no hubieran convencido a Miyazaki.

Las declaraciones de Toshio Suzuki no me sorprenden en absoluto. Era una de las posibilidades más creíbles teniendo en cuenta la situación: tras los retrasos en la nueva película de Hayao Miyazaki, en cuestión de meses se ha pasado de no tener nada a tener todo el catálogo en Netflix (en 190 países, muchas bandas sonoras disponibles en Spotify y un parque temático en construcción.

Tengo ganas de ver el tráiler de Kimitachi wa dō ikiru ka.

Un comentario sobre “¿Por qué Netflix? ¿Por qué ahora?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s