Manga de Ni no Kuni

Cuando faltan apenas dos meses para el estreno de la película de Ni no Kuni, el mes pasado se publicó el primer capítulo de un manga inspirado en esta saga. A continuación tienes los primeros datos sobre este proyecto.

En el número de abril del semanario Bessatsu Shōnen Magazine1 de la editorial Kodansha se publicó Nino kuni ~-kou no koukei-sha to neko no ouji, un manga inspirado en Ni no Kuni, la conocida saga de videojuegos de Level–5 en la que Studio Ghibli participó en los títulos de Nintendo DS y Playstation 3. El manga está siendo dibujado por Ran Kuze (un mangaka que lleva trabajando como profesional desde 2011) bajo la supervisión de Level–5.

Primeras páginas del manga de Ni no Kuni.

¿Publicación en España?

De un tiempo a esta parte el mercado editorial español ha visto incrementado el número de títulos relacionados con videojuegos, como Pokémon, The Legend of Zelda, Final Fantasy, Mario Bros, Dragon Quest…); también se han publicado mangas de videojuegos de Level–5, como El profesor Layton o Yo-Kai Watch. Ante este panorama, aunque todavía es pronto para que se vendan los derechos del manga de Ni no Kuni, todo parece indicar que unos están por la labor de vender y otros por la de comprar. Habrá que esperar a que se publiquen varios volúmenes recopilatorios para que las editoriales puedan valorarlos, y que Kodansha ponga serie en el mercado.

En 2011, cuando se publicó el primer videojuego de Ni no Kuni, tenía todo el sentido del mundo que hubieran publicado un manga. Por la razón que fuese descartaron esa opción y no ha sido hasta ahora que el proyecto ha visto La Luz. ¿Creéis que la saga puede dar más de sí? ¿Tal vez una novela o un nuevo videojuego?

Enlaces relacionados


  1. Revista en la que se publican, entre otras, Ataque a los Titanes, La heroica leyenda de Arslan y UQ Holder. ↩︎

Taro the Dragon-Boy

Hoy me gustaría escribir sobre un proyecto de la etapa anterior a Studio Ghibli en el que Isao Takahata estuvo ligeramente involucrado. Se trata de Tatsunoko Tarō (龍の子太郎), Taro the Dragon-Boy en inglés o Taro el niño dragon en español. En este artículo conoceremos sus orígenes, la función de Isao Takahata y qué otros animadores conocidos (del universo Ghibli) trabajaron en el proyecto.

La novela

En 1960 Kodansha publicó una novela titulada Tatsunoko Tarō, escrita por Miyoko Matsutani (1926–2015), una autora de libros para niños. La novela logró tres galardones:
– Premio Kodansha de literatura infantil para nuevos autores.
– Premio Internacional Hans Christian Andersen de literatura infantil.
– Premio Sankei a la mejor obra infantil.

La televisión

Tres años después, fruto del éxito de la obra de Matsutani, el canal TBS produjo un espectáculo de marionetas en el que se adaptó la obra para el programa de televisión Akise Suginoko Theater. Fue emitido del 7 de septiembre al 26 de octubre de 1963 en un total de 8 episodios.

La película

A finales de la década de los 1970, Toei Animation se fijó en ella para hacer una versión animada. Sorprendentemente contactó con Isao Takahata para trabajar en el proyecto1. No he podido confirmar este dato, pero parece que Takahata no se había olvidado de lo sucedido y no quiso involucrarse demasiado en el proyecto. Por esa razón solo se encargó del guion/concepto de la obra.

Aunque no me guste demasiado hacer suposiciones, me imagino que Toei quiso hacerse con uno de los responsables de algunas de las series de televisión más exitosas de la época. En lugar de involucrarse en este proyecto tomó la decisión de dirigir la serie de televisión Akage no Ann (Ana la de Tejas Verdes, 1979).

Fragmento del inicio de la película.

La película cuenta la historia de un muchacho perezoso y glotón llamado Taro que vive con su abuela, una persona pobre que se dedica a cultivar mijo. En lugar de ayudarla, se dedica a jugar y dar de comer a los animales de la zona, con los que se puede comunicar.

Un día, mientras enseña a los animales a practicar sumo (?), aparece un tengu que, tras conocerle, decide darle el poder de cien hombres. Taro podrá usar ese poder siempre y cuando sea para ayudar a los demás; en caso contrario debería usar su propia fuerza.

Poco tiempo después su abuela le explica sus orígenes a Taro. Le habla de su madre, de su misteriosa transformación en un dragón, de cómo le dejó a su cuidado y del mensaje que le dio para cuando creciera: que fuera a buscarla a un gran lago situado en el norte.

A pesar de la negativa de la abuela, que lo considera demasiado joven, Taro decide salir en busca de su madre. Durante su aventura, ayudadará a personas con problemas, derrotará a aquellos que causaban esos problemas y madurará como persona. ¿Será capaz de encontrar a su madre?

Opinión

No he tenido la ocasión de leer la novela, por lo que no sé cómo la adaptó Isao Takahata ni qué modificaciones hizo. De todas formas, me atrevo a aventurar que fue bastante fiel al original. Tatsunoko Taro es una película infantil clásica, para lo bueno y para lo malo. Es entretenida y didáctica, pero en ningún momento me ha recordado a Isao Takahata. Taro es un personaje fuerte y con unos valores positivos pero que no tiene profundidad. Hace las cosas sin pensar: tengo que salvar a la chica, pues voy y me presento ante mi enemigo, le grito y me peleo; tengo que ayudar, ayudo; tengo que hacer, hago. Desde ese punto de vista, dudo mucho que un Takahata implicado hubiera propuesto algo de este tipo.

La historia es entretenida y propone unos valores positivos para los pequeños. Es un relato de folclore japonés moderno, en el que se muestran personajes típicos de la tradición japonesa, como onis y dragones, y lo hace de una forma clara y fácil de entender. Se hace una crítica nada disimulada sobre la acumulación de poder de unos pocos en contra de una mayoría pobre y humilde, y que el reparto de ese poder es positivo para todos.2

Técnicamente la película es notable, teniendo en cuenta que tiene 40 años. Reiko Okuyama y Yōichi Kotabe se encargaron del diseño de personajes y arte; Isamu Tsuchida3 fue el Director de arte y Kirio Urayama se encargó de la dirección y el guion gráfico junto a Takashi Mitsui. Me ha gustado especialmente el trabajo de fondos, muy poco convencional para lo que era la animación de la época.

No tengo constancia de que la película se haya editado recientemente en España o Latinoamérica. En 2006 Discotek Media publicó la versión DVD de esta película, actualmente descatalogada. Es muy poco probable que una película de estas características se edite en DVD o BD en la actualidad. En mi opinión, si tenéis la ocasión de verla, os la recomiendo.

Ficha técnica
Tastunoko Taro (Taro the Dragon Boy)
Fecha de estreno: 17/3/1979
Director: Kirio Urayama
Guion: Isao Takahata
Guion gráfico: Kirio Urayama, Takashi Mitsui
Música: Riichiro Manabe
Productora: Toei Animation
Duración: 75 minutos
Basada en la novela de Miyoko Matsutani

Esto me suena…

Aunque no se trate de una película en la que ni Hayao Miyazaki ni Isao Takahata han trabajado de forma intensa, algunas de sus escenas me han recordado a películas en las que sí han trabajado. Comparto con vosotros algunas de ellas, por orden cronológico:

  • Taro en la nieve En este caso se trata de Las aventuras de Hols: príncipe del sol (1968) una película anterior dirigida por Isao Takahata.
  • Taro haciendo el pino En Las aventuras de Panda y sus amigos (1972–1973), la protagonista hacía el pino cuando estaba contenta. Ignoro si este recurso se usó más veces en esa época, pero me acordé de estas películas cuando Taro lo hizo y, curiosamente, son películas de la misma década. No he encontrado una imagen mejor que esta para ilustrarlo; en el resto de casos no se veía al personaje de cuerpo entero.
  • Taro y su madre dragón Aunque no hay ninguna similitud entre ambas historias, hay un momento en el que la escena de Taro y su madre surcando los cielos recuerda a la escena final de El viaje de Chihiro entre Chihiro y Haru.
  • Taro enseñando sumo a los animales Uno de los cortos del Museo Ghibli, titulado Chuu-zumo (2010) y dirigido por Hayao Miyazaki, cuenta la historia de un anciano que descubre a unos ratones practicando sumo. De nuevo, no se trata de un calco u homenaje sino de una reminiscencia.
  • Casa de la abuela de Taro Posiblemente sea la referencia más difícil de entender si no has visto la película, pero al ver los primeros minutos de la película, la casa de la abuela me recordó a la casa de los padres de Kaguya, de la película El cuento de la princesa Kaguya (2013), dirigida por Isao Takahata.

  1. Sorprendente porque años atrás tuvo problemas durante la producción de Taiyō no Ōji: Horusu no Daibōken (1968), conocida en España como Las aventuras de Hols: príncipe del sol. ↩︎
  2. Unos valores con claras influencias comunistas, ideología que por aquel entonces seguían Miyazaki y Takahata junto a, seguramente, muchos animadores y artistas. ↩︎
  3. Que trabajó en Las aventuras de Hols: príncipe del sol (1968) y El gato con botas (1969). ↩︎

Okko, el hostal y sus fantasmas

Mientras esperamos novedades relacionadas con los nuevos proyectos de Studio Ghibli (el dirigido por Hayao Miyazaki, Kimitachi wa Do Ikiru ka, y el de Gorō Miyazaki, del que apenas tenemos datos), hay una novedad interesante relacionada con un antiguo miembro de Studio Ghibli.

Se trata del debut como director de Kitarō Kōsaka, que ha trabajado en proyectos de Studio Ghibli desde sus orígenes y que, tras el desmantelamiento del estudio, encontró un nuevo reto trabajando para Madhouse.

Póster de la versión española.

El título de la película es Okko’s Inn, la adaptación de una saga de 20 novelas tituladas Waka Okami wa Shōgakusei!, que posteriormente tuvieron su adaptación en forma de manga (2006) y de serie de animación (2018). Esta película, de 94 minutos de duración, se estrenó en Japón el 12 de septiembre.

La película ha sido licenciada en España por Cinemaran y el pasado 8 de mayo publicaron el tráiler en su canal de YouTube.

Sinopsis

Después de perder a sus padres en un accidente automovilístico, Okko comienza a vivir con su abuela en el campo, que dirige un ryokan de aguas termales, una posada tradicional japonesa. Allí, la joven puede ver de alguna manera fantasmas amistosos que la ayudan a acostumbrarse a la vida del ryokan, y se convierte en la aprendiz de su futura propietaria después de su abuela.

Okko, el hostal y sus fantasmas se estrenará en cines el próximo 31 de mayo y, aunque no se ha dicho nada al respecto, todo parece indicar que el lanzamiento en DVD y BD podría estar listo coincidiendo con el Salón del Manga de Barcelona y la campaña navideña.

Enlaces interesantes

Pequeño Ghibli

Toshio Suzuki es la persona que más sabe de Studio Ghibli… y la que más habla públicamente. Gracias a eso tenemos la oportunidad de leer interesantes declaraciones que nos ayudan a tener una perspectiva más completa del estudio.

En una entrevista publicada en Yahoo! Japan el pasado 5 de abril, Toshio Suzuki hizo algunas declaraciones jugosas. Gracias a Anime News Network hemos tenido la ocasión de leer estas declaraciones en inglés.1 A continuación comparto y comento las que me han llamado más la atención.

«No sé si las cuentas financieras de Ghibli están abiertas al público, pero cuando uno hace balance de todos los años y mira los números es evidente. Justo cuando piensas que el estudio hizo un buen un año, el próximo año hará una décima parte. En las empresas de hoy en día, todo el mundo piensa: “Vamos a aspirar a un crecimiento del 10% para el próximo año”. Yo no pienso así. ¿Por qué razón debes tener crecimiento?».

Seguramente cualquier empresario se llevará las manos a la cabeza al leer estas declaraciones. En estos casos, el pensamiento habitual es crecer cada vez más y superar los resultados del año anterior. Según Toshio Suzuki, esa idea la aprendió en su etapa en Tokuma Shoten, en la que asegura que el presidente de la empresa no conocía los resultados económicos de la compañía. Al abandonar la compañía para ir a Studio Ghibli, lo tuvo claro.

«Cuando me uní a Ghibli, lo primero en lo que pensaba era:“No debemos hacer crecer la compañía”. Cuando una empresa se hace grande, las cosas se ponen tediosas.»

Aunque en el pasado el merchandising fue fundamental para el futuro de la compañía, Toshio Suzuki no tiene una buena opinión sobre la venta de este tipo de productos.

«Hoy en día, es de sentido común ganar dinero con productos de merchandising, DVDs y streaming, pero fundamentalmente quiero ganar dinero para hacer películas solo a través de las propias películas. De esa manera, las otras cosas no son necesarias.»

Es decir, que sí, que el merchandising puede ayudar pero ellos aspiran a que no sea algo fundamental en la explotación de sus proyectos. De hecho, en Studio Ghibli han demostrado que no quieren saturar el mercado de productos de merchandising de mala calidad, hasta el punto de que en los momentos más difíciles (a finales de década de los 80) ni Miyazaki ni Suzuki estaban interesados en ceder su licencia para este tipo de material. Pero gracias a la propuesta de Sun Arrow para crear muñecos de calidad de Mi vecino Totoro, cambiaron de opinión. Esta forma de pensar no ha cambiado con el paso de los años; actualmente el merchandising de batalla suele tener una calidad superior a la media, mientras que los productos que realmente interesan a la compañía son de una altísima calidad y una tirada reducida.

En temas algo más del siglo XXI siguen siendo tan recelosos o más con sus productos. Sobre la venta de sus productos de por streaming o plataformas digitales, Suzuki declaró «No quiero hacerlo porque las películas serían tratadas como mercancías baratas». Las películas de Studio Ghibli fueron pensadas para ser proyectadas en cine o en reproductores de calidad. Algunas de las ventajas que ofrece el streaming2 son contrarias a los intereses de Studio Ghibli.

Pero la filosofía de Studio Ghibli va un poco más allá. No solo buscan no crecer, sino que les molesta:

«Con respecto al merchandising, decidimos no ganar más de 10.000 millones de yenes (al año). Si superábamos esa cantidad, nos reuníamos con todas las empresas asociadas y regañábamos al responsable frente a todo el grupo.»

Toshio Suzuki asegura que algunas empresas les han asegurado que podrían llegar a vender 200.000 millones de yenes de productos de merchandising de Studio Ghibli, pero Suzuki asegura que «si lo hicieran, los personajes de Ghibli morirían al instante. Quiero que los personajes de Ghibli tengan una larga vida».

Aunque no lo menciona en ningún momento, Toshio Suzuki está diciendo que no quieren emular a Disney. De haberlo hecho no hubiera habido ningún parón debido al retiro de Hayao Miyazaki, tendrían muchos más proyectos al año, una mejor distribución internacional, el mercado estaría abarrotado de merchandising (de baja calidad) de los proyectos del estudio, habría más parques de atracciones y negocios como Shiro-Hige no existirían. Tendrían más dinero y serían más poderosos, pero por el camino hubieran perdido toda su esencia, aquello que los hizo grandes en su momento y que, en mi opinión, los hace enormes ahora. Tal vez por culpa de este romanticismo, los días del estudio dependan demasiado de Hayao Miyazaki. Pero prefiero 40 buenos años que muchísimos años vendidos al sistema y prostituyéndose al capitalismo.

Y vosotros, ¿qué opináis?


  1. Ignoro si alguien ha tenido a bien traducir íntegramente la entrevista. ↩︎
  2. Poder ver las películas en el móvil o tablet, por ejemplo. ↩︎

Recomendaciones para Día internacional del libro (2019)

Mañana se celebra en todo el mundo el Día internacional del libro; en otros lugares se celebra San Jorge. En Cataluña se celebra la Diada de Sant Jordi, festividad en la que se regalan libros y los hombres acostumbran a regalar rosas a las mujeres que quieren o aprecian. Lo que interesa en nuestro caso es que es una fecha donde se compran y regalan muchos libros. Aquí tienes sugerencias de libros relacionados con Studio Ghibli que podrías comprar o regalar.

Ensayos

Novelas

Mangas

  • Only Yesterday (tomo 1 y 2)

Como el tema de este blog es Studio Ghibli, he propuesto libros relacionados directa o indirectamente con ellos. Pero si no os convence esta lista podéis optar por otros títulos, otros géneros, otros autores. Al final lo importante es leer, divertirse y aprender.

Que tengáis un feliz Día del libro.