Sherlock Holmes

Recientemente he tenido la ocasión de volver a ver la serie de animación Sherlock Holmes, uno de esos animes que amenizaron la infancia de muchos de nosotros. A continuación voy a hacer un repaso general de la última serie para televisión en la que participó Hayao Miyazaki.

 

Nota: una parte del contenido de este artículo lo he utilizado para escribir el guion de episodio 33 de Jiburi, mi podcast sobre Studio Ghibli.

Orígenes

Aunque la producción de la serie de animación de Sherlock Holmes se inició en 1981, voy a remontarme hasta 1978 para hacernos una idea más completa de la situación laboral que vivió Hayao Miyazaki.

En ese año Miyazaki dirigió su primera serie de televisión, Conan, el chico del futuro (Mirai Shōnen Konan), que adaptaba libremente la novela The Incredible Tide, escrita por Alexander Key en 1970. La serie fue emitida del 4 de abril al 31 de octubre de 1978 en el canal NHK. En este proyecto mostró algunas de las señas de identidad de su filmografía: crítica al egoísmo y las malas decisiones de los adultos, esperanza depositada en los más jóvenes, mensaje de respeto por la naturaleza… A pesar de los años que tiene, es una serie que ha envejecido bastante bien y merece mucho la pena.

En 1979 dirigió su primera película: Lupin III: el castillo de Cagliostro. Una película no exenta de polémica debido a los cambios realizados en la personalidad del protagonista, que no acabaron de convencer a los aficionados más fieles a la obra de Monkey Punch. A pesar de que por aquel entonces Miyazaki era un director novel, se llevó la historia a su terreno e hizo los ajustes necesarios para sentirse cómodo con el proyecto1. Hace unos años que Selecta Visión editó esta película en varias ediciones, tanto en DVD como en BD; y hace poco se ha anunciado que está disponible en Netflix.

En octubre de 1980 finalizó la cuarta temporada de la segunda serie de televisión de Lupin III con el episodio 155, titulado Saraba Itoshiki Lupin yo (Adiós, querido Lupin), dirigido por Hayao Miyazaki.

Un año después dio inicio la producción de la serie de animación Sherlock Holmes, que se vio interrumpida al poco de empezar.

Al año siguiente, en febrero de 1982, Miyazaki empezó a dibujar el manga Nausicaä del Valle del Viento para la revista Animage, dirigida en aquel entonces por Toshio Suzuki. Este idea, que surgió ante la imposibilidad de Miyazaki de encargarse de un proyecto de animación, fue la semilla a partir de la que años después se fundó Studio Ghibli.

En 1983 empezó a trabajar en Little Nemo, una coproducción americano-japonesa gracias a la que se realizó una película de animación del cómic de Winsor McCay, publicado de 1905 a 1911. Tanto él como Isao Takahata, que también participó en este proyecto, no tardaron desvincularse por diferencias creativas. Otros animadores como Yoshifumi Kondō continuaron colaborando en el proyecto, que acabó estrenándose en 1989.

A modo de resumen, en los años previos a la creación de Studio Ghibli (que coinciden en parte con el periodo de producción de Sherlock Holmes) Hayao Miyazaki vivió una etapa de incertidumbre laboral durante la que hubo proyectos frustrados y algunas desilusiones. En mi opinión, todas estas experiencias negativas propiciaron de alguna manera la creación de Studio Ghibli en 1985.

El proyecto

Como he avanzado antes, la producción de la serie de animación Sherlock Holmes comenzó en 1981. Fue una coproducción italo-japonesa entre la RAI y el estudio de animación Tokyo Movie Shinsha; por parte de los italianos destacaban los hermanos Gi y Marco Pagot, principales responsables de la serie y encargados de escribir los guiones junto a Miyazaki. Se trataba de una adaptación MUY libre de la conocidísima obra de Sir Arthur Conan Doyle en la que los personajes eran perros antropomorfos. Era una serie dirigida al público infantil-juvenil que tenía algunos toques del género steampunk y evocaciones a la obra de Julio Verne2.

Debido a problemas legales con los herederos de Conan Doyle (que se querellaron contra los responsables de la serie) durante este primer año se completaron tan solo 6 episodios, todos dirigidos por Hayao Miyazaki. Años más tarde, cuando se solucionaron estos problemas, Miyazaki no pudo retomar la dirección de la serie, que pasó a manos de Kyosuke Mikuriya. Finalmente, Sherlock Holmes se emitió en televisión del 6 de noviembre de 1984 al 21 de mayo de 1985.

Entre los integrantes del equipo que hizo posible este proyecto me gustaría destacar a Yoshifumi Kondō (director de Susurros del corazón y pieza clave de muchas de las películas de Studio Ghibli durante la primera década del estudio), Nizō Yamamoto (director de arte de algunas películas de Studio Ghibli de las décadas de los 80 y 90) y Sunao Katabuchi (asistente de dirección de Nicky, la aprendiz de bruja y director de películas como Princesa Arete y Mai Mai Miracle).

Durante el estreno en cines de Nausicaä del Valle del Viento (11 de marzo de 1984) los espectadores tuvieron la ocasión de ver una película titulada Meitantei Holmes Gekijouban, que recopilaba los episodios 4 y 9 de Sherlock Holmes, ambos dirigidos por Miyazaki. Estos se pudieron ver meses antes del estreno de la serie en Japón.

Episodios dirigidos por Miyazaki

Durante la primera parte de la producción de esta serie, Hayao Miyazaki pudo participar en la dirección, guion e storyboard3 de seis episodios. Son los siguientes:

Episodio 3. La pequeña cliente: el inspector Lestrade descubre que en la ciudad hay una gran cantidad de monedas falsas en circulación. Paralelamente, una niña llamada Martha contrata los servicios de Sherlock Holmes para que investigue la reciente desaparición de su gata Holly. El detective llegará a la conclusión de que la ausencia del padre de la niña está conectada con el caso de las monedas falsas y vinculado a su archienemigo Moriarty; Holmes y Watson tratarán por todos los medios que no se salga con la suya.

En El castillo de Cagliostro, Miyazaki también recurre a la falsificación de dinero como una de las motivaciones del conde de Cagliostro.

Episodio 4. El rapto de la señora Hudson: Moriarty, cansado del entrometido de Holmes, decide atacar su punto débil y secuestra a la señora Hudson. Para liberarla exige a Holmes que robe el cuadro La Gioconda y se lo entregue; durante de la entrega, tiene pensado delatarle ante Scotland Yard para desprestigiarle y quitárselo de en medio. La llegada de la encantadora ama de llaves hará que la vida de Moriarty y sus secuaces cambie completamente y acabarán enamorándose de ella. A pesar de estos sentimientos, Moriarty sigue con sus planes.

Episodio 5. La esmeralda Azul: en este episodio Holmes y Watson conocen a Polly, una joven carterista que se cruza sin querer en el camino de Moriarty. A pesar de su cuestionable forma de ganarse la vida, es una muchacha de buen corazón a la que Holmes y Watson tratan de ayudar.

Episodio 9. El tesoro sumergido: el argumento de este episodio podría haber sido la base para dibujar uno de sus Cuadernos de apuntes. Una historia con tesoros, barcos, submarinos, problemas entre militares y Holmes y Moriarty de por medio, que acaba de una forma alocada. Aunque argumentalmente no se parece en nada, hay algunas momentos que recuerdan a escenas de Conan, el chico del futuro.

Episodio 10. Los acantilados de Dover: en él se hace referencia al pasado de la señora Hudson, algo que no se hace ni siquiera en las novelas originales. Miyazaki convierte a la ama de llaves en una apasionada de los aviones, como Gina en Porco Rosso. En este episodio decide colgar el delantal y entrar en acción de forma espectacular. Esta faceta del personaje apenas tiene continuidad durante el resto de la serie, aunque cuando lo hace siempre es en relación con la aeronáutica.

En Los acantilados de Dover se nota la admiración que siente Miyazaki por la aviación clásica y el escritor Antoine de Saint-Exupéry. Es un episodio que recuerda inevitablemente a Porco Rosso.

Episodio 11. Las monedas desaparecidas: el último de los episodios dirigidos por Miyazaki cuenta la historia del tacaño propietario del Valle de Gilmore, un pueblo industrial en muy mal estado, que contrata los servicios de Holmes debido al robo de 20 monedas de su inmensa fortuna. Holmes no tardará en descubrir quién es el culpable del robo, pero tendrá que hacer horas extra para evitar que Moriarty se haga con toda esa fortuna.

Al margen de los dirigidos por él, hay otros episodios que estoy convencido de que han sido guionizados o ideados por Miyazaki, como el 22, titulado La maravillosa máquina voladora. En él se organiza una competición aeronáutica de velocidad (que no tiene nada que ver con el Trofeo Schneider), uno de los protagonistas de este episodio arregla el motor de un Savoia Marchetti y la señora Hudson vuelve a entrar en acción, aunque esta vez de forma menos espectacular. En muchos momentos de la serie se nota su mano, puesto que se tratan algunos de los temas preferidos de Miyazaki. Estoy convencido de que, a pesar de que solo pudo trabajar en las primeras fases del proyecto, el director japonés junto a Marco y Gi Pagot sentaron las líneas maestras de toda la serie en esta primera etapa.

En España

No he conseguido encontrar la fecha de emisión de Sherlock Holmes en España, pero pudo haber sido a finales de los 80. La serie cosechó bastante éxito y fue repuesta en varias ocasiones. Fruto de la buena acogida, se vendieron cromos, cómics (de dudosa legalidad) e incluso una baraja de cartas, entre otros. El tema de inicio de la serie, interpretado por el grupo Nins, se hizo lo suficientemente conocido como para que, treinta años después, haya personas que nos lo sepamos de memoria.

En 2005, Suevia Films editó la serie en formato DVD dentro de su sello Merry. Se puso a la venta en 6 DVD a un precio de 4 € cada uno y cada estuche incluía una ilustración de portada realizada para la edición. Posteriormente se recopiló en un pack, que básicamente reagrupaba los estuches en una caja de cartón. Una de las mayores pegas de esta edición, aparte del logotipo de la serie, era la calidad de la imagen.

En diciembre de 2016, 39 Escalones Films rescató la serie en una nueva edición en formato DVD. Fue editada en un único estuche con cuatro discos y un set de cuatro postales a un precio de 22 €. Esta nueva edición contó con la imagen remasterizada digitalmente (procedente de la edición italiana) y subtítulos en castellano. Mejoraba a su predecesora, pero flaqueaba en algunos aspectos de diseño. En marzo de 2018, una vez agotada la primera edición, pusieron a la venta una nueva con una ilustración de portada original y un estuche más fino a un precio de 21 €. Mismo contenido con una mejor edición.

Ficha técnica

Sherlock Holmes
26 episodios (serie completa)
4 discos (DVD 9)
Audio: castellano 1.0 e italiano 1.0
Subtítulos: castellano
Duración: 624 minutos
Imagen: 1:33.1

© RAI – TMS

Para los más modernos, los episodios de la serie dirigidos por Hayao Miyazaki) están disponibles en Filmin; y en el canal de YouTube de Motion Pictures Distribution está disponible la serie completa en modo Pago Por Visión.

La queja

Para acabar, permitidme que me queje un poquito. Soy el primero que recuerda con nostalgia esa época de la infancia en la que disfrutaba viendo este y otros animes. Pero desgraciadamente, en esa época no siempre se hacían las cosas de la mejor manera. Tras volver a ver la serie recientemente, el motivo de mi queja se centra en su traducción: cuestionable en muchos momentos y en otros directamente inventada. No hace falta ser un experto en idiomas para darse cuenta. Algo falla cuando lo que dicen los personajes no coincide con lo que estás viendo en pantalla. No me molesta que en la versión española se salgan del guion y adapten los textos, incluyendo comentarios graciosos; en lo que no estoy de acuerdo es que la traducción tergiverse las cosas y confunda al espectador.

Pondré como ejemplo el primer episodio, donde Watson y Holmes se encuentran por primera vez. Según la traducción española, ambos personajes son amigos desde el principio, cuando se ve claramente que eso no es así. Cotejando con una versión fansub (no tengo acceso la edición original japonesa), se puede comprobar que lo que en ocasiones se dice en la versión española no tiene ningún sentido. También hay momentos en los que en la versión original no hablan y en la española añaden diálogos sin sentido o que se anticipan a la acción. Da la sensación de que en esa época no querían que hubiera silencios en un producto para niños y tenían que rellenar como fuera, aunque no tuviera ningún sentido.

En un mundo ideal, una solución sería conseguir un nuevo máster, hacer una nueva traducción y un nuevo doblaje. El principal problema es que no saldría rentable. Siendo una serie tan antigua (se estrenó en 1984), es MUY difícil justificar (y amortizar) todo el coste que supondría comprar un nuevo máster (el de la nueva edición japonesa en BD de 2014, por ejemplo) y pagar el doblaje con la poca rentabilidad que actualmente debe dar un producto de estas características en las televisiones. Además, no hay que olvidar que estas series van dirigidas a niños y niñas, y ellos no se fijan tanto en este tipo de detalles. Por si eso fuera poco, no creo que tantos años después fuera posible contar con el mismo equipo de actores y actrices de doblaje, por lo que habría que contratar a uno nuevo. Por muy bien que esté la traducción, por mucho mejor que sea la edición, habrá muchos nostálgicos que preferirían el doblaje original.

Que no se me malinterprete, no estoy criticando la labor ni de Suevia en su momento ni de 39 Escalones ahora. A menudo antiguamente se hacían las cosas así. El problema es que se ha arrastrado lo que, en mi opinión, es un error, y ponerle solución ahora sería una labor más propia de una ONG que de una empresa. En esta situación, que seguro que es más compleja de lo que he explicado, lo mejor que podemos hacer es disfrutar de la posibilidad de ver esta serie en un formato actual, con una calidad decente y en español.

Y vosotros, ¿habéis tenido la ocasión de ver recientemente Sherlock Holmes? ¿La visteis durante vuestra infancia? ¿Creéis que ha aguantado el paso del tiempo? Podéis dejar vuestros comentarios en esta entrada, Twitter o Facebook.


  1. Tanto Miyazaki como Takahata conocían al personaje, con el que trabajaron en las dos series de televisión emitidas durante la década de los 70 y principios de los 80. Como no era posible hacer este tipo de reajustes en una serie de televisión tan larga y en la que trabajaban tantos profesionales, aprovechó esta ocasión para llevarlos a cabo. ↩︎
  2. Influencias presentes en algunas de sus películas posteriores como El castillo en el cielo (1986) o El castillo ambulante (2004). ↩︎
  3. Dentro de la línea de libros publicados de los storyboards de proyectos de Studio Ghibli hay dos dedicados a Sherlock Holmes. ↩︎

 

GuardarGuardar

Anuncios
Acerca de

Difundiendo la obra del Studio Ghibli desde 2005.

Tagged with: ,
Publicado en Reseñas
2 comments on “Sherlock Holmes
  1. Neovallense dice:

    La vi de pequeño, y en posteriores reemisiones, y también la he vuelto a ver cuando ha sido reeditada por 39 Escalones. Es una serie que me encantaba en su momento y que, creo, ha envejecido bastante bien aunque, todo hay que decirlo, me gustó más cuando era un churumbel. En todo caso la recomiendo ^^

  2. Xanday dice:

    Buen artículo. La verdad es que no la he visto recientemente pero seguro que ha envejecido bien. ^__^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: