Sobre las declaraciones de Toshio Suzuki

Recientemente me hice eco de una noticia relacionada con unas declaraciones realizadas por Toshio Suzuki sobre Isao Takahata en las que criticaba duramente al director japonés. Tras leer un artículo con algunas de sus declaraciones en inglés, publiqué una entrada en Facebook donde daba mi primera impresión. Después de tomarme un tiempo para meditarlo con más calma y volver a ver algunos reportajes, comparto con vosotros mi opinión sobre el asunto.

Sigue leyendo “Sobre las declaraciones de Toshio Suzuki”

Anuncios

Donde nació Totoro

En 2018 se está celebrando el trigésimo aniversario del estreno de una de las películas más importantes de Studio Ghibli: Mi vecino Totoro. No tanto por la calidad de la película o sus buenas críticas, sino porque sin ella muy probablemente Studio Ghibli no hubiera resistido muchos años más1. Por esta razón, y al contrario de lo que acostumbran a hacer con otros títulos, este año han lanzado varios productos para conmemorar esta efeméride. En la entrada de hoy me gustaría centrarme en el nuevo libro de ilustraciones publicado sobre esta película, titulado Donde nació Totoro.

Sigue leyendo “Donde nació Totoro”

Título de la nueva película de Hayao Miyazaki

¿Cómo vivís? (Kimitachi wa dō ikiru ka) es el título de la nueva película de Hayao Miyazaki. El pasado sábado 28 de octubre se publicó la noticia en la prensa japonesa y se difundió rápidamente en los medios y redes sociales de todo el mundo. En este artículo voy a profundizar con más detalle en todas las novedades surgidas alrededor de la nueva película del maestro.

Sigue leyendo “Título de la nueva película de Hayao Miyazaki”

Sobre los sueldos de Studio Ghibli

Una noticia para coger con pinzas y analizarla tranquilamente.
Studio Ghibli duramente criticado (por occidentales) por el salario de sus trabajadores. Hace unos días se hizo pública la oferta de trabajo para entrar a formar parte del equipo creativo de la nueva película de Hayao Miyazaki. El motivo de las críticas ha sido el sueldo de 1.600 € mensuales que ofrecen. Algunos profesionales occidentales han publicado en Twitter que ese sueldo les parece bajo según su criterio, pero en el mundo de la animación japonesa parece que es un sueldo bastante bueno, con algunas mejoras como seguro médico y bastante superior a lo que se ofrece en otros estudios.

Studio Ghibli (Hayao Miyazaki e Isao Takahata) siempre tuvieron claro que las condiciones laborales del gremio de animadores era mejorable. Ellos mismos lo vivieron en primera persona durante sus primeros años de profesión. Al contrario de lo que podría pensarse, cuando pasaron de animadores a fundadores de un estudio propio, no se olvidaron de esto e hicieron varios cambios muy positivos para sus trabajadores. Se me ocurren dos a botepronto:

  • Crear una plantilla fija, con una nomina fija y un flujo de trabajo constante. Eso da tranquilidad al trabajador. Eso, hacía que no se pagara por dibujo hecho, por lo que la calidad de los proyectos subía.
  • Crear una guardería cerca del estudio con horarios y precios especiales. Además de las condiciones laborales, una de las cosas que más preocupa a las personas es su familia. Con esta guardería podían trabajar tranquilos sabiendo que sus hijos estarían bien cuidados y cerca del estudio.

Mi opinión sobre este asunto es que uno debe conocer las características del país antes de criticar algo. Podría parecer un sueldo bajo a ojos de un occidental, pero si se quejan de Studio Ghibli, que según leo tiene unos sueldos más elevados, ¿qué deberían decir del resto de estudios? ¿O de otros países asiáticos? Creo que, como sucede en algunos casos y con algunas empresas, las cosas se magnifican y se cuentan a medias. Porque a nadie le sorprenderá saber que llama más la atención (más clics para tu web) decir que en Studio Ghibli ‘maltratan’ a sus trabajadores en lugar de contar que profesionales de la animación que trabajan en occidente consideran bajos los sueldos que ofrece Studio Ghibli.

Hay ocasiones en las que por diversos motivos, uno puede publicar una noticia a medias, porque no se ha traducido del todo bien, porque la información no está completa, pero hay casos en los que llamar la atención de esta manera se puede (y se debería) evitar.