Primeras impresiones sobre Kaze Tachinu

SGW Kaze Tachinu - imagen 0 El pasado 19 de octubre se proyectó Kaze Tachinu (The Wind Rises) en el Festival Internacional de Cine de Cataluña, que se celebró en Sitges. Aunque en principio estaba previsto que la película comenzara a las 22:45, el retraso acumulado a lo largo del día hizo que la proyección se retrasara una hora más tarde según lo previsto. A lo largo de esta entrada podrás leer mis primeras impresiones sobre el último largometraje dirigido por Hayao Miyazaki.

Poniéndose en situación

A lo largo de las trece semanas que hace que se estrenó la película en Japón, han sido muchas las opiniones que se han podido leer en internet sobre este título. Eso –para los que las leemos– provoca que inevitablemente nos hagamos una idea de la película sin haberla visto. Por eso, como ahora estoy en la situación de dar mi opinión, me gustaría aclarar algunos puntos antes de empezar:

  • No es una película para niños
    Kaze Tachinu no es una película para niños. Os recomiendo NO llevar a niños menores de 16 años a verla –si algún día se puede ver esta película en el cine– porque seguramente se aburrirán. Este consejo no lo doy porque sea una película dura –al estilo de Hotaru no Haka–, sino porque el tipo de historia que se cuenta y el ritmo narrativo no es el más adecuado para ellos. Me imagino que habrá personas adultas a las que Mi Vecino Totoro o Ponyo en el Acantilado les parezcan demasiado infantiles y no guarden un buen recuerdo de ellas. En esta ocasión ocurre lo contrario. Nadie dijo que en el Studio Ghibli crearan películas únicamente para niños. Lo más sorprendente en este caso ha sido que el director de la película ha sido Hayao Miyazaki.
  • Es una película con ritmo lento
    Una de las críticas más extendidas entre algunos de los que han visto la película ha sido su ritmo. Kaze Tachinu es una película lento, para algunos aburrida. Esto, creo, ha sido una constante en las pocas películas del estudio dirigidas a público adulto (me viene a la mente Recuerdos del Ayer), aunque –de nuevo– sorprende más al ser una película dirigida por Hayao Miyazaki. Por esta razón, creo que ver la película tan tarde no ayudó mucho, ya que algunas personas comentaron que no pudieron evitar echar alguna cabezada.
  • No es una película polémica
    Kaze Tachinu fue una película rodeada de polémica. Pero, tras haberla visto, tengo que decir que la película no es en absoluto polémica. En ella no se hace alusión a ninguno de los temas que tanto revuelo provocaron en Japón durante los meses de julio y agosto, ni hay ningún otro tema que pueda causar molestia.
    Mi conclusión es que todo el revuelo fue provocado por los artículos publicados en la revista Neppu –revista oficial del Studio Ghibli– donde Hayao Miyazaki da su opinión sobre asuntos relacionados con la II Guerra Mundial, como el de las “mujeres de compañía”. A raíz de esto, en las muchas entrevistas que le hicieron al director para promocionar el proyecto, le preguntaron sobre estos y otros temas, a lo que el director seguramente respondió con la sinceridad a la que nos tiene acostumbrados.
    Y sí, es cierto, en la película fuman y mucho. Pero es un reflejo de la sociedad de esa época y, en mi opinión, algo que se ha exagerado un poco.
  • No es lacrimógena
    En algunas opiniones de la película me sorprendió que destacasen que la película era triste y que muchas personas habían salido del cine llorando. Sobre este asunto, debo confesar que no me pareció en absoluto lacrimógena. No voy a entrar en detalles, pero los pocos momentos tristes se ven venir o, en el peor de los casos, se desvelan en el tráiler oficial de la película (en mi opinión, al tráiler le sobran los 40 segundos finales).

Aclarado esto, creo que podemos empezar.

SGW Kaze Tachinu - imagen 5

Argumento

Kaze Tachinu es un biopic en el que se cuenta la vida de Jiro Horikoshi (1903–1982). Desde pequeño, Jiro siente una pasión desmedida por los aviones pero, debido a su miopía, debe desistir de su sueño de convertirse en piloto. Finalmente, decide convertirse en ingeniero aeronáutico, en lo que volcará toda su pasión.

Durante su época de estudiante, el 1 de septiembre de 1923, mientras viajaba en tren, sufre las consecuencias del gran terremoto de Kanto. Tras el seísmo, ayuda a una joven y a su tía herida a volver a su hogar. Este suceso será de vital importancia en el futuro para el protagonista.

Ya graduado, empieza a trabajar en Mitsubishi Internal Combustion Engine Company Limited, una planta de fabricación de aviones. Debido a la profunda crisis que atraviesa Japón y el ansia expansionista del país, los constructores de aviones se ven obligados a crear aviones de combate en lugar de aviones de pasajeros, algo que el protagonista asume con resignación, pero sin reducir su pasión.

Jiro Horikoshi se convierte en poco tiempo en uno de los ingenieros más prestigiosos de la empresa. Pero Japón está tecnológicamente varios años por detrás de las grandes potencias aeronáuticas de la época como Alemania, Estados Unidos, Inglaterra o Italia. A lo largo de la película –sobre todo en la segunda mitad –somos testigos de cómo la pasión por su trabajo entra en conflicto con su vida sentimental.

SGW Kaze Tachinu - imagen 1

Técnicamente

Si bien el argumento de la película –y sobre todo el ritmo– pueden provocar disparidad de opiniones, creo que técnicamente la opinión será prácticamente unánime. Kaze Tachinu –al contrario del experimento visual que fue Ponyo– posee el clásico estilo de fondos y escenarios del Studio Ghibli. El uso del 3D queda muy bien integrado con la animación tradicional y la animación es fantástica. No sé qué ocurrirá en el futuro, pero sería una buena noticia que a los herederos del estudio –Hiromasa Yonebayashi, Goro Miyazaki– les den más tiempo para desarrollar sus nuevos proyectos. Solo así, podrán intentar acercarse al virtuosismo técnico que puede ver en las películas de los maestros Hayao Miyazaki e Isao Takahata.

Seguramente el único reproche en este apartado sea el relacionado con apartado sonoro. Muchos de los efectos de los aviones –tal y como se pudo ver en un reportaje para la televisión japonesa– están hechos con la boca y posteriormente mezclados. El resultado da el pego y me parece aceptable, aunque es cierto que con ellos se pierde el realismo que se consiguió en Porco Rosso (1992), una película que guarda algunas similitudes con Kaze Tachinu. Este fue uno de los “experimentos” que se puso en práctica en esta película y del que ya se experimentó en el corto Yadosagashi (2006), también dirigido por Hayao Miyazaki y que únicamente puede verse en el Museo Ghibli.

La música, compuesta como suele ser habitual por Joe Hisaishi, me parece sensacional. El tema instrumental de base –que se versiona en numerosas ocasiones a lo largo de la película– tiene reminiscencias mediterráneas que le dan un toque alegre, ideal para los momentos en los que el protagonista sueña. En contrapunto, podemos escuchar temas más dramáticos, más en consonancia con el tono general de la película.

El único tema cantado de la banda sonora –Hikouki Gumo– fue compuesto e interpretado por Yumi Matsutoya, quien ya colaboró para el Studio Ghibli en la banda sonora de Kiki’s Delivery Service. Es una balada muy bonita que ha resurgido entre los japoneses tras más de 30 años de su estreno. La banda sonora de la película se puso a la venta el pasado 17 de julio.

SGW Kaze Tachinu - imagen 3

Opinión personal

Kaze Tachinu es una película atípica en la filmografía de Hayao Miyazaki. Por un lado, por la ausencia de momentos mágicos (sustituídos en esta ocasión por momentos “oníricos”). Por otro, por ser la película en la que con más claridad y sin tapujos ha mostrado una relación sentimental. Normalmente, en las películas del cineasta, se mostraba una relación afectuosa entre los personajes. Era un amor muy natural e infantil. Como muestra están las relaciones entre Pazu y Sheeta, Ashitaka y San o Chihiro y Haku. En esta ocasión –aunque el personaje de Jiro es bastante “soso”– Hayao Miyazaki presenta una relación sentimental adulta.

Pero todo lo dicho en el párrafo anterior no es una crítica. Dejando a un lado este tipo de detalles, Miyazaki teje un argumento con varias capas, como nos tiene acotumbrados, en el que mientras nos cuenta la vida del protagonista, muestra un periodo interesante –mucho más para la audiencia nipona– de la historia de su país y donde vuelca su pasión por la aeronáutica. Si bien no es ninguna segunda parte, podría considerarse como la segunda película “capricho” del director tras Porco Rosso, pero enfocada claramente a un espectador más adulto.

Una de las cosas que menos me ha convencido ha sido la elección de la voz del protagonista de la película. En un vídeo se puede ver como Hayao Miyazaki y Toshio Suzuki –tras varias pruebas fallidas– decidieron hacer una audición a Hideaki Anno –director de animación de, entre otras, Shin Seiki Evangelion– que les convenció. Al margen del escaso bagaje de Anno como actor de doblaje, creo que su tono de voz “envejece” al protagonista. Tampoco ayuda su tono de voz en un personaje como el de Jiro, bastante poco expresivo. De todas formas, si en el Studio Ghibli lo escogieron fue porque vieron que podía dar el tono adecuado que buscaban para el protagonista de su proyecto.

Sin considerarla una de sus mejores películas, personalmente me ha gustado. Los detalles que he destacado antes y algunos que no han gustado a otros espectadores no me han hecho considerar a Kaze Tachinu una mala película. Por el contrario, admiro que un director con prestigio internacional que podría vivir de las rentas o de secuelas de sus grandes éxitos comerciales, y que haya finalizado su carrera como director de largometrajes de animación con un proyecto atípico en su filmografía, diferente y arriesgado.

Anuncios
Acerca de

Difundiendo la obra del Studio Ghibli desde 2005.

Tagged with: ,
Publicado en Opinión
12 comments on “Primeras impresiones sobre Kaze Tachinu
  1. Gendo dice:

    Decir de entrada que es la película de Miyazaki que me ha gustado más desde Mononoke Hime. A pesar de lo tarde que la proyectaron, el tema era lo suficientemente interesante para no aburrirme. Aún así, muchas veces me dio la impresión que la película se había planteado de forma tan realista que la animación era un poco excesiva; esto contrastaba con las escenas oníricas que daban la impresión de estar medio “vacías”.

    Tema aparte es la ausencia de contexto histórico. No aparece hasta el final (y de refilón) la espiral militarista que vivía Japón de la época. Parece como si el propio Miyazaki lo hubiera obviado expresamente para evitar polémicas. Sólo cuando el protagonista habla con el señor alemán del hotel se intuye un poco, pero parece como si Japón estuviera viviendo exclusivamente una carrera para atrapar tecnológicamente a Occidente, no sumido en una carrera armamentística.

    Me asustaba un poco que hubieran cogido a Hideaki Anno para doblar el protagonista, pero en general me pareció más que correcto. No es un tipo de voz que sea habitual en el doblaje japonés y, seguramente, si el resto de voces se hubieran adaptado hubiera quedado mejor. Mención al señor alemán del hotel, ya que lo dobla Steve Alpert, uno de los directivos de Ghibli (motivo por el que tiene un acento extranjero razonable).

    Sólo quería hacer también una pequeña corrección a tu artículo. La mujer que acompaña a la chica en el tren no es su tía, es su criada (siendo los años 20, seguramente el término correcto sería “doncella”).

    • más desde Mononoke Hime!!!!!!!! OMFG!!! Lo que me estoy perdiendo… ;(

    • Gracias por la corrección. Viendo la película me pareció leer que era su tía, pero tu argumento tiene mucho sentido.

      • Gendo dice:

        Seguramente los subtítulos españoles tenían algo raro; como en el Festival de Sitges traducen deprisa y corriendo, suelen tener errores. Yo seguí los subtítulos ingleses pero, por si acaso, busqué del argumento en wikipedia y nausicaa.net; y en ambos sitios decían que era su doncella.

  2. David dice:

    No sé si esto es demasiado aventurado, pero desde el primer momento me pareció que Miyazaki concibe a Jiro como su trasunto en la película. Jiro es un apasionado de la ingeniería aeronáutica, y Miyazaki de la animación, y no me extrañaría nada que hubiese volcado parte de sus experiencias, tanto en lo negativo como en lo positivo, en el personaje. Lo digo sobre todo en la parte en que su pasión afecta a su relación sentimental y su vida personal.

  3. Xanday dice:

    Interesante lo de que el sonido de los aviones lo hicieron con la boca. Cuando la vi no fui consciente del tema. En Septiembre fui al museo y me pusieron justo el corto ese ^__^.

    Yo creo que es la película perfecta como “cierre” a la trayectoria como director de Miyazaki la verdad. Es curioso porque hace no mucho, tras decir Miyazaki que su peli favorita (de las que ha hecho) era la de Howl, me la volví a ver y justo la escena final me recordó a Kaze Tachinu : )

    • Había un reportaje en YouTube en el que se podía ver cómo se hacían los efectos, pero no he sido capaz de encontrarlo.

    • Gina Theou dice:

      amazing observation Xanday!! The end of “Howl” is definitely similar to “Kaze Tachinu” I’ve never thought it before!!! :D
      Absolutely amazing what they have done with the voice sound effects. I also can’t find the video on youtube, but I’m pretty sure when we get the bluray this will be on the extras.

  4. he leído muchos comentarios de que la película en si, es lenta… ahún no he tenido la oportunidad de verla, y si bien es cierto, creo que no me decepcionara, ghibli tiene la capacidad de llenar escenarios hermosos, para los que apreciamos a Don Hayao, esta ultima obra dejará una huella a quienes somos fan de Miyasaki, por muchos años siguiendo sus películas y series animadas se mantendrán vigentes en el tiempo, para que nuestros hijos y nietos las disfruten (ojala tanto como nosotros)… ;)

  5. Gina Theou dice:

    (please excuse me, I will write my comment in english because I don’t speak spanish)

    I personally really liked Hideaki Anno’s voice. I absolutely loved the whole cast of the voices. Especially Castorp who is actually himself (Steve Alpert)! It is so interesting the fact that Hideaki Ano is no professional, Miyazaki tricked him that it will be an easy work, but at the end he even had to sing in German for Kaze tachinu :D

    His voice made the character much more real to me throughout the film. We are not used to such a professional work in animation, it takes me by surprise how good this is.

    But it is as you say the first impressions – I’m pretty sure the film will definitely grow as time goes and when you’ll watch it again. I have to watch many times to understand many details in the film.
    It is very emotional and but how can somebody critisize that the film caused tears, this is not to critisize in my opinion…
    A thing to say about Kaze Tachinu is that it is a beautiful film.

  6. Yo debo decir que esperaba mucho más del maestro Miyazaki en esta entrega.

    La animación y banda sonora me dejaron satisfecha, y de esto debo realzar que esos sonidos que hacían cuando la tierra se hinchaba en la escena del terremoto, me estremecieron.

    Si tengo peros con respecto a la trama. Si bien el desarrollo del tema de la consecución del sueño del protagonista queda muy bien retratado y me ha dejado conforme, noté muy débil la conexión entre este tema y los temas de segundo orden, como lo eran la relación de pareja y el contexto histórico.

    Por ejemplo Jirō, a lo largo de toda la historia (a mi modo de ver) no se muestra lo suficientemente involucrado con las circunstancias que lo rodean. Me esperaba más humanidad por parte de él, sobre todo por la implicancia ética que conllevaba diseñar aviones para la guerra. Es decir, si bien Jirō logra su sueño, el diseño de los aviones no era un fin en sí mismo, sino para el objetivo que estaban construidos, ¿o no? es decir, si yo tengo un sueño y lo cumplo, el hecho no queda en la satisfacción que me produjo el cumplirlo, sino en cómo afectó este mi entorno, mi vida, y si es más trascendental (como en este caso), mi sociedad, esto es, como “hito” ubicado espacial y temporalmente.

    Le faltó profundidad al personaje de Jirō y no creo que solo sea problema de doblaje. Si lo pienso, lo que recuerdo de él a buenas y a primeras es que le gustaba fumar y que fue un excelente ingeniero aeronáutico. Y cómo lo segundo me lo cuenta wikipedia, de parte de la perspectiva de Miyazaki solo me quedo con lo primero :/ . Claro que exagero, hay más cosas en él, pero aun así me parece un poco débil la construcción del personaje para lo que usualmente Miyazaki me ha acostumbrado.

    Por otra parte no me gustó el final. He quedado muy desconforme con que haya decidido acabar en una escena onírica, eso lo aleja aún más de la realidad construida de la historia. Creo que la escena final era la escena perfecta para dar cuenta de la evolución del personaje con respecto de sus inicios. También me quedé con la duda del cómo enfrenta cierta pérdida y eché de menos aunque fuese una pista del cómo sería el destino de él y el de su hermana en un futuro próximo.

    Y para finalizar creo que está lejos de ser la película que cierre con broche de oro el ciclo de Hayao Miyazaki, tengo fe en que él pueda darnos algo aún mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: