Azur y Asmar

Cuando la situación económica de Studio Ghibli empezó a ser buena, la compañía empezó a diversificar un poco sus intereses: empezaron a aceptar otros proyectos (anuncios para televisión, videoclips), coprodujeron otras películas de animación (Ghost in the Shell 2: Innocence), cortometrajes (Ghiblies, todos los que se han podido ver en el Museo Ghibli), mediometrajes (Taneyamagahara no yoru), videojuegos (Ni no Kuni). De lo que quiero escribir hoy es de su faceta como distribuidores de películas de animación y más concretamente de la película de Michel Ocelot Azur y Asmar.

Sigue leyendo “Azur y Asmar”

Anuncios