Exhibición Tres décadas de películas de Studio Ghibli

En Japón pueden llegar a estar acostumbrados, pero el hecho de que hagan tantas exhibiciones relacionadas con Studio Ghibli —incluso ahora que se están tomando un descanso— no deja de asombrarme. La sorpresa se transforma en inmensa alegría cuando da la casualidad de que puedo ir a una de esas exposiciones, vivir la experiencia y compartirla con vosotros.

¿Cómo llegar?

Tres décadas de películas de Studio Ghibli (Ghibli no Daihakurankai) fue una exhibición que se pudo verse en el Mori Art Museum, situado en la planta 52 del Edificio Mori en Roppongi Hills. Estuvo disponible del 7 de julio de 2016 hasta el 11 de septiembre del mismo año. Roppongi Hills es un centro comercial situado en Roppongi, distrito próximo a Shibuya (se puede ir andando desde allí) o al que puedes llegar con la Oedo Line y la Hibiya Line y del metro. Una vez en el centro comercial, después de hacerte la foto con la famosa araña, puedes buscar dónde está la entrada al Museo. A partir de ahí, algún trabajador o trabajadora del museo se encargará de que no te pierdas y hagas lo que debas en el momento adecuado.1

La exposición

Voy a dividir la exposición en dos partes: la primera zona, en la que no se podían usar cámaras de ningún tipo. En esta parte de la exposición pudimos ver, ordenado cronológicamente, una recopilación de bocetos, ilustraciones, pósters, recortes de prensa, portadas de revista, merchandisign. Muy completo y lleno de material interesante. A medida que avanzamos por la exposición nos encontramos dioramas de algunas escenas de películas del estudio o recreaciones de la zonas de trabajo de animadores y productores. En Japón gusta mucho de hacer este tipo de montajes y, sinceramente, les quedan muy bien.

Image sacada de Nippon.com
Image de Nippon.com

En la segunda parte de la exposición se podían sacar las cámaras y grabar y fotografiar sin problemas. En esta parte se vieron figuras de artefactos voladores parcialmente móviles y maquetas enormes relacionadas con algunas de sus películas. Seguro que habéis visto vídeos e imágenes de esta sección. En las redes sociales de Studio Ghibli Weblog colgué algunos de ellos. Como aliciente extra, —no hay que olvidar que estábamos en la planta 52— había un enorme ventanal con vistas a la ciudad de Tokio que también merecía mucho la pena. Tras contemplar las vistas, a modo de despedida, pudimos entrar, sentarnos, inmortalizarnos y lamer un Nekobus. Algo que, afortunadamente, está empezando a dejar de ser un lujo solo al alcance de los más pequeños.

Image sacada de Nippon.com
Image de Nippon.com

Imagen sacada de roppongihills.comPor último, una vez acabada la exhibición propiamente dicha, podías ir a la tienda oficial del Museo en la que había productos de merchandising de Ghibli, de esos que en Tokio no es difícil ver, junto a algunos productos exclusivos o, como mínimo, más raros de ver. Por ejemplo, una colección de sellos del Studio Ghibli, una botella de vino de La tortue rouge, reimpresión de unos de los pósters de Kaze no Tani no Nausicaä, y reediciones limitadas de dos peluches de Tonari no Totoro (las versiones de 1988 y 1993), así como un libro de 40 páginas de la exhibición.

El restaurante

Aunque no fuimos, en la web del Museo se puede ver que en su restaurante crearon platos especiales relacionados con las películas del Studio Ghibli. Algunos de ellos se pueden ver en sus películas y otros, como la hamburguesa makkuro kurosuke, fueron un homenaje. Tengo la impresión de que no serían platos muy económicos.
Imagen sacada de roppongihills.com

La polémica de las entradas

En un primer momento, el precio más alto de las entradas de esta exhibición fue de 2.300¥. Un precio alto, teniendo en cuenta que la entrada al Museo Ghibli es de unos 1.000¥. De hecho, es el precio que cuesta una entrada de cine en Japón (!).
Por eso, disconforme con este precio, decidió hacer una rebaja de 500¥, para conseguir de esta manera que más gente se animara a venir2. Para oficializarlo, le pidió a Gorō Miyazaki que hiciera una ilustración a modo de nota de prensa.

Opinión

Lo mejor:
– El recinto: un sitio muy grande y espacioso en el que se pueden hacer muchas cosas y la gente puede pasear y verlas sin problemas. En el Museo Ghibli sucede que, dadas sus dimensiones, no se puedan acomodar adecuadamente algunas exhibiciones y si hay mucha gente, es difícil disfrutar de la experiencia. El Mori Art Museum es el sitio ideal para este tipo de eventos.
– La exhibición: al margen de lo que le depare el futuro al Studio Ghibli, esta exhibición venía a ser una muestra del trabajo realizado en el Studio Ghibli en la que podríamos llamar su primera etapa. Esperemos que no sea la última. La cantidad de referencias y material que se pudo ver en ella es ingente. Las maquetas, figuras, dioramas y recreaciones eran excelentes.

Fotografía hecha por Manu Robles
Fotografía hecha por Manu Robles

Lo menos bueno:
– Que ya no esté disponible: sería genial que se consiguiera hacer una exhibición fija (y que durara más), para que más personas pudieran disfrutarla3. No ha habido noticias de que la exhibición se vaya a trasladar a otro Museo, algo que ha ocurrido en otras ocasiones y que podría repetirse.
– El libro recopilatorio de la exhibición: echo de menos que no tenga ninguna foto del interior de la exhibición. En el libro solo nos muestran un extracto de una o dos páginas por película de algunos de los productos que pudieron verse en la exhibición. De no ser por algunos miembros de prensa, que tenían permiso para hacer fotos en todas partes, nunca hubiéramos visto imágenes del interior.

Si tenéis la ocasión de ir a Japón y coincide con la celebración de alguna exhibición de estas características, os recomiendo encarecidamente que vayáis. En este caso concreto, si sois aficionados no haría falta que insistir mucho. Pero si no sois seguidores del Studio Ghibli, pero os gusta la animación o el arte, también sería una buena excusa para pasar el rato y conocer los entresijos de los primeros años de uno de los mejores estudios de animación del mundo.

Ficha

Tres décadas de películas de Studio Ghibli (Ghibli no Daihakurankai)
Lugar: Mori Art Museum (Roppongi Hills, Tokio)
Periodo de tiempo: del 7/7/16 al 11/9/16
Precio de la entrada: Adultos: 1.800 ¥
Web oficial


  1. Aunque la exposición del Studio Ghibli ya no está disponible, explico cómo llegar a este museo porque puede ser interesante para aquellos de vosotros a los que os guste ir de Museos. Si tenéis pensado ir en el futuro, tal vez os interesen algunas de las exposiciones que tengan en ese momento. ↩︎
  2. Había descuentos para estudiantes y jubilados. ↩︎
  3. Como ocurrió con la casa de Satsuki y Mei, en Aichi. ↩︎
Anuncios
Acerca de

Difundiendo la obra del Studio Ghibli desde 2005.

Tagged with: ,
Publicado en Reseñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: