Sobre los momentos mágicos del cine de Hayao Miyazaki

No suelen faltar a su cita. De alguna u otra manera, Hayao Miyazaki coloca uno o varios de estos momentos en sus películas. A veces se combina con algún tema del siempre genial Joe Hisaishi, otras veces por la escena que narra. Son los “momentos mágicos” del cine de Hayao Miyazaki.

Uno de los recursos que usa a menudo en sus películas es el de encrespar el pelo de los protagonistas, una manera de representar que algo le está ocurriendo a un personaje desde el punto de vista emocional. Es su manera de escenificar un estado de ánimo y un momento especial de la historia. Películas como Nausicaä, Totoro o Mononoke Hime tienen varios momentos de estas características.

En otros casos, es una mezcla de la escena y la música, que provoca esa sensación de estar viendo algo especial, algo mágico. En estos casos es de vital importancia la labor de Joe Hisaishi. Me estoy refiriendo a momentos como el despegue del Folgore una vez reparado (Porco Rosso), el primer encuentro entre Sophie y Howl de Howl’ s Moving Castle o la escena del tsunami de Ponyo.

Son esos momentos los que hacen distinto el cine de este director. Son esos momentos los que personalmente me hacen volver a sentirme como un niño –en los ejemplos del primer caso– o me ponen los pelos de punta –los del segundo–. Son esos momentos los que hacen que el cine de Hayao Miyazaki sea único y tan difícil de imitar.

En otra ocasión, hablaré sobre los momentos “mágicos” del cine de Isao Takahata. Son distintos a los de su colega, pero igualmente especiales.

Y a vosotros, ¿qué os evocan estos momentos del cine de Miyazaki?

Anuncios
Acerca de

Difundiendo la obra del Studio Ghibli desde 2005.

Publicado en Opinión
One comment on “Sobre los momentos mágicos del cine de Hayao Miyazaki
  1. chibisake dice:

    La noche que Miyazaki conoció, profesionalmente hablando, a Hisaishi, desde luego nació una nueva estrella en el firmamento. Es increíble cómo el trabajo de un músico y el de un director se compenetran de semejante manera, y creo que el primero no sería el mismo sin el segundo, pues este último logra intensificar los mensajes que Miyazaki pretende transmitir. Es alucinante. La verdad es que tengo curiosidad de cómo sería un combo Hisaishi + Takahata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: