Studio Ghibli Weblog

Menu

El abuelo

No soy muy dado a hablar de mi vida privada. No me gusta en exceso y, estoy seguro, a vosotros tampoco os gustaría. Pero, mira por donde, en esta ocasión creo que puedo hacer una excepción.

El pasado 28 de junio cumplí 30 (y parece que fue ayer…). Lo típico, que si soy un abuelo, que si el bastón, que si tal y cual… Lo típico, sobretodo cuando la gente que te rodea no llega a los 30 ni por asomo y se ceban con la «experiencia» que ha adquirido uno. Junto a la edad, uno piensa que a partir de ahora los regalos que uno reciba empezarán a cambiar: calzoncillos, corbatas (que no uso, por cierto), ropa, la típica Black & Decker para hacer apaños, el aspirador de un coche que no puedo conducir (porque no tengo carnet), etcétera.

Pero, sorpresas te da la vida, como dice la canción. Cumples 30, pero tienes regalos de niño… y yo contento como unas castañuelas: mis familiares y gente querida se han marcado unos pedazo de regalos que no me merezco (pero me los quedaré, por supuesto) relacionados con una de mis pasiones incondicionales.
Por un lado, la camiseta de Totoro , que comenté hace ya tiempo. Luego vino es caja con unos sellos del Studio Ghibli. Una auténtica pasada a todos los niveles.

Y por último, mi pareja se marcó una cena con aires Ghibli, emulando lo que hace unos días comenté. La verdad es el resultado es más que digno. De postre, un pastel que da pena trocear.

Vamos, que dan ganas de cumplir años más a menudo.

15 thoughts on “El abuelo

  1. joer que currada la comida! y que bonito el pastel! Los regalos son chulísimos :) Ah! y Felicidades, esta semana me toca a mi..

  2. ¡¡Felicidades!!

    Vaya cabeza la mia… con el lio del trabajo no sé ni en que mundo vivo. Bienvenido al club de los treintañeros, es mejor de lo que se dice. Que pasada el pastel!!! De verdad pudiste devorar al pobre Totoro?

  3. Felicidades Ackam. La gente que te quiere te lo ha demostrado con creces y eso dice mucho de ti. Tienes la edad en la boda, como se dice por el sur y por tus conocimientos un camino andado muy largo e intenso en conocimientos, que es lo que yo conozco. Por otro lado que maravilla de poder tener acceso a esos obsequios, por aqui estamos a años luz de esa posibilidad.

  4. A mí los cumpleaños me ponen triste, porque siempre me salen una chufa. Supongo que soy demasiado reservada y nadie acierta con los regalos que me hacen ilusión.
    Felicidades (algo atrasadas. :P) y el pastel es genial!!! 30 no son tantos, todavía te quedan 10 años más para no recibir calcetines y corbatas. xD

  5. Felicidades!!!

    (tarde pero buenoooo… ^_^)

    Que pasada!! Es con estas cosas, también, cuando uno ve lo muuucho que le quieren y que le respetan!!

    Una chulada la caja de sellos… envidia sana me das!!! =^_^=

    Y el pastel… ¿os lo comisteís?? ¿En serio????

    Hou…. vaya, vaya… no sé si podría… pobre Totoro… pobre Mei… aiiiixxxx… aunque… tiene de una buena pinta que tira pa tras….

  6. ¡¡¡¡¡Felíz Cumpleaños Don Ackman!!!!!, 30 años no son nada (yo tengo 30 y ni se sienten), hay que cultivar el niño interior.

    Saludos y a usar esos timbres, (use el de Omohide una vez en mi nombre, jajajajaja)

    Costy.

  7. Felicidades, del bisabuelo que ya sobrepasa los 40.
    Es la primera vez que entro en este blog, por mi reciente afición a Ghibli (si no llega a ser por mi hija de 5 años…).

    Enhorabuena.

  8. Felicidades de otro abuelo de 38 y fan incondicional del studio ghibli, yo tampoco recibo corbatas (que si que las uso por el curro pero nadie se atreve a regalarmelas) los tiempos y los gustos han cambiado, nuestros padres crecieron en un mundo donde los hobies y aficiones eran cosa de ricos y la mayoria solo podia trabajar y ver el futbol. Nosotros hemos tenido la oportunidad de crecer con un montón de aficiones, videojuegos, comics, anime, dvds que no por tener 40 vas a dejar de disfrutar, pues estoy seguro que todos los que amamos la animación de ghibli disfrutaremos de ella hasta el final de nuestros dias, y lo bonito que es compartirla con tus hijos o los hijos de tus amigos no tiene precio

    un fuerte abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *