Mis 15 momentos Ghibli

En 2006 escribí una entrada con Mis 10 momentos Ghibli y he pensado que era un buen momento para actualizarla1. Porque desde 2006 Studio Ghibli ha estrenado más películas y en 14 años nuestros gustos e intereses pueden cambiar.

Sheeta desciende del cielo

Tengo la impresión de que Miyazaki tenía este momento en la cabeza desde hacía tiempo y el inicio de El castillo en el cielo le dio la ocasión una inmejorable de incluirlo. Es una de esas escenas que define a este director y que siempre me ha gustado.

Robot soldado dando una flor a Sheeta

Lo que me gusta de esta escena es su significado. Después de ver seres humanos matando por una piedra (simplificándolo mucho) durante gran parte de la película, cuando Pazu y Sheeta llegan a su destino un robot les ofrece con delicadeza una flor y se preocupa de los animales de su entorno.

La tumba de las luciérnagas

Isao Takahata consigue transmitir muchas emociones en sus películas. En La tumba de las luciérnagas hay muchos de esos momentos. Uno de ellos es el que da título a la película.

La muerte de Setsuko

A estas alturas nadie debería escandalizarse si digo que la niña protagonista de la película fallece. La escena en la que eso sucede es otro ejemplo de buen hacer del maestro Takahata, mostrando a una niña en sus últimos momentos y a un hermano que se niega a ver la realidad.

La parada de autobús

Volvemos a los momentos mágicos de Miyazaki. Se trata de una escena increíble por muchos aspectos. En parte es cotidiana, en parte es divertida y en parte mágica. Podemos ver a Totoro como un niño grande conociendo un poco el mundo de los humanos y a Satsuki conociendo el mundo de los espíritus.

Fuente: Vértigo Films

El final de Recuerdos del Ayer

De nuevo, Isao Takahata en esta puro. La escena con la que culmina esta película es maravillosa. No hay diálogos, pero las imágenes hablan por sí solas. Y de fondo Ai wa Hana, Kimi wa Sono Tane. Es lo que podríamos llamar un momento mágico del director, lleno de sentimiento, emoción y un poco de humor.

El resurgir del Folgore

Una escena que me encanta y en la que suena mi tema preferido de todas las bandas sonoras de Studio Ghibli: Madness. Hay momentos en los que escuchando este tema se me ponen los pelos de punta.

Fuente: foo9883

El cementerio de hidroaviones

La escena en la que Porco le confía a Fio el momento que marcó su vida. Aunque la idea está inspirada en la obra de Antoine Saint Exupéry, Miyazaki le da vida de una manera magistral.

Concierto en el taller de Seiji

Susurros del corazón tiene uno de esos momentos mágicos aparentemente cotidiano e improvisado que surge cuando Seiji invita a Shizuku a cantar Country Road. Creo que es el momento en el que Shizuku acaba de caer prendada de Seiji y, por lo tanto, en el que su amistad se convierte en relación. Además se le unen el abuelo de Seiji y sus amigos dando lugar a una escena inolvidable.

Fuente: Vértigo Films

Ashitaka conoce a San

En su camino hacia el oeste, Ashitaka conoce el horror de la guerra. Y también conoce a San. Es una escena cargada de emoción en la que vemos los diferentes comportamientos de ambos protagonistas.

El viaje en tren

Una vez Chihiro ha pasado de ser una niña mimada a tener iniciativa y hacerse responsable de sus actos, toma la decisión de salvar a Haku y para ello emprende un viaje en tren. Durante el trayecto, con la maravillosa 6 Banme no Eki de fondo, vemos cómo ha evolucionado del personaje.

Paseo por las nubes

Otro inicio brillante de Hayao Miyazaki, en el que Sophie y Howl escapan con mucho estilo de los esbirros de la Bruja del páramo, mientras de fondo suena Merry go round. Piel de gallina.

Corriendo sobre las olas

El momento en el que Ponyo escapa del cautiverio de su padre y decide ir en busca de Sasuke, corriendo sobre las olas de un mar embravecido, es uno de los momentos más espectaculares de Ponyo en el acantilado. Por la música, de fondo suena Nami No Sakana No Ponyo, por la dificultad técnica de la escena (hecha de forma completamente artesanal) y por la importancia que tiene en la película.

Bajo el cerezo

De nuevo, una película espectacular de Isao Takahata que no ha cuajado en taquilla. El cuento de la princesa Kaguya tiene dos escenas increíbles. La primera es aquella en la que Kaguya vuelve al campo y descubren un cerezo en flor. Me gusta por la escena en sí y por lo que significa para el personaje.

Fuente: Vértigo Films

Desesperación

La segunda escena es aquella en la que Kaguya huye desesperada de su hogar. De nuevo, Takahata demuestra una sensibilidad especial para transmitir emociones y sentimientos a través de los dibujos (aunque él no dibujaba), los encuadres y la música.

Fuente: Vértigo Films

Y hasta aquí mi lista. ¿Os animáis a hacer vuestra lista? Me gustaría saber cuáles son vuestras escenas preferidas. Para ello tenéis a vuestra disposición los comentarios de esta entrada.


  1. He ordenado los momentos por orden cronológico. ↩︎