Ghibli Park

Hace unos días se hicieron públicos los planes del parque temático de Studio Ghibli que se está construyendo en Aichi. En la siguiente entrada voy a hacer un repaso del pasado, presente y futuro de este proyecto.

Pasado

La noticia se dio a conocer por primera vez el 31 de mayo de 2017, fecha en la que Toshio Suzuki y Hideaki Ōmura (gobernador de la prefectura de Aichi) celebraron una conferencia en la que anunciaron sus planes. Estos consistían en convertir el Aichi Youth Park1, inaugurado en 1970 y que sirvió para la celebración de la Exposición Universal de Aichi en 2004, en el Ghibli Park.

Una de las instalaciones creadas para la exposición de 2005 fue la casa de Satsuki y Mei2, una espectacular recreación de la casa a la que va a vivir la familia Kusakabe en Mi vecino Totoro. Esta casa, que todavía se puede visitar y formará parte del Ghibli Park, fue una de las atracciones más visitadas durante la exposición. Tanto fue así que, una vez finalizada, hubo varios candidatos para alojar la casa y convertirla en una atracción turística. Al final la casa se quedó donde estaba, pero es de suponer que esa buena acogida fue el inicio para plantearse la creación del Ghibli Park.

En abril de 2018 se hicieron públicos unos diseños conceptuales de Ghibli Park que demostraban que la idea detrás de este proyecto era muy distinta de la imagen que se puede tener de un parque temático.

Arte conceptual del Ghibli Park

Presente

El pasado 24 de diciembre, el gobierno de la prefectura de Aichi mostró en una rueda de prensa planos más detallados, información sobre las diferentes zonas que iban a crear y su fecha de apertura.

Según lo publicado en su página web, Ghibli Park estará divido en cinco áreas:

1- Seishun no oka Area (Área de la Colina Juvenil)

Inspirado en El castillo ambulante, esta área contará con un enorme ascensor que llevará a los visitantes a un mirador. Justo al lado habrá una réplica de la tienda de antigüedades del abuelo Nishi (Susurros del corazón).

Área de la Colina Juvenil

2- Ghibli Dai Soko Area (Gran almacén Ghibli)

Por los diseños que muestran, tiene el aspecto de un pequeño centro comercial al aire libre, con salas de exposiciones, aéreas de juego, tiendas y cafeterías. Todo ello en edificios con una mezcla de arquitectura japonesa y occidental.

Gran almacén Ghibli

3- Dondoko Mori Area (Área forestal Dondoko)

Una zona dedicada exclusivamente a Mi vecino Totoro, construida en base a la casa de Mei y Satsuki de 2005 y recreando los alrededores como se pueden ver en la película de Miyazaki.

Área forestal Dondoko

4- Mononoke no Sato Area (Área del pueblo de Mononoke)

Espacio dedicado a La princesa Mononoke, donde se construirán recreaciones de la ciudad del hierro de Lady Eboshi y el pueblo de los emishi de Ashitaka. En los diseños se puede ver la torre de vigilancia y el Tatari Gami que aparecen al principio de la película.

Área del pueblo de Mononoke

5- Majo no Tani Area (Área del valle de las brujas)

Inspirado en las ciudades de Kiki’s Delivery Service y El castillo ambulante, este área con restaurantes y zonas de descanso estará recreada como si fuera Kingsbury, con un castillo ambulante al fondo. Justo al lado recrearán la panadería/hogar de Osono, de Kiki’s Delivery Service. En esta zona hay un lago por el que se podrá pasear y dos construcciones más que no logro distinguir.

Área del valle de las brujas

Futuro

El proyecto se ha dividido en dos partes. Una engloba las tres primeras áreas, que se diseñarán a lo largo de 2019, se construirán entre 2020 y 2021 y se inaugurarán en 2022. El otro, compuesto de las áreas 4 y 5, se diseñarán en 2020, se construirán entre 2021 y 2022 y se inaugurarán en 2023. El diseño preliminar de ambas partes ha sido realizado a lo largo de 2018.

Opinión

A priori, la idea de Ghibli Park me chirría porque me parece un proyecto demasiado pomposo para la filosofía de Studio Ghibli. Ignoro si ha fructificado debido a los malos resultados de El cuento de la princesa Kaguya y la discreta taquilla de El recuerdo de Marnie. Sea por la razón que sea, lo bueno de Ghibli es que adapta los proyectos a su manera de entender la vida. Y a estas alturas de la película no creo que vaya a pervertir sus valores.

Esto significa que aquellos que piensen en Ghibli Park como un Disneyland de Ghibli se van a llevar una desilusión muy grande. Primero, porque dudo que eso sea del agrado de nadie en Ghibli, Miyazaki el primero. Y segundo, porque llevamos 18 años con la referencia del Museo Ghibli y creo que esa va a ser la pauta que han decidido seguir. El museo es un lugar didáctico, adaptado al entorno que escogieron para su construcción y que no pretende ser un simple escaparate de las películas de la compañía. En este nuevo proyecto, muchísimo más grande de lo que es el museo, creo que la premisa va a ser la misma: adaptarse al terreno, hacer algo bonito y agradable, educativo y rentable (no olvidemos que esto es un negocio y el objetivo es en ganar mucho más de lo que se gasta).

Una de las dudas que tengo es saber el nivel de control que va a tener Ghibli: por ejemplo, no sé si será posible que todos los restaurantes que parece habrá en las distintas áreas podrán cumplir los estrictos criterios que exigen para la cafetería del Museo Ghibli (productos hechos a mano, con productos ecológicos y de proximidad…); tampoco sé si el número de entradas estará limitado, con lo que se evitarían aglomeraciones (pero se conseguiría menos dinero). Todas estas dudas y alguna más empezarán a resolverse a partir de 2022.


  1. Parque situado en la ciudad de Nagakute que tiene más de 200 hectáreas. ↩︎
  2. Esta casa ha sido visitada por muchas personas durante estos años. También se publicó un libro (en japonés) donde se cuenta el proceso de diseño y construcción. ↩︎

El libro de los vehículos de Studio Ghibli

Ya se han cumplido más de dos años desde que en el Studio Ghibli decidiera no afrontar ningún largometraje más durante un periodo de tiempo indefinido. A partir de ese momento, se iban a centrar en explotar sus licencias, en el Museo Ghibli y en otros proyectos de menor duración.

Uno de los cambios más notables, para aquellos que tenemos en nuestro punto de mira cualquier novedad relacionada con la compañía, fue un descenso evidente del número de libros relacionados con Studio Ghibli. La única excepción destacable1 fue el libro que recopilaba el manga de Kaze Tachinu, publicado en Japón en noviembre de 2015.

Una de las soluciones por las que han apostado últimamente han sido los libros temáticos. El primero se puso a la venta el pasado mes de junio y fue El libro de los vehículos de Studio Ghibli2, en el que se da un repaso a (casi) todos los medios de transporte que se han visto en sus películas.

Sigue leyendo “El libro de los vehículos de Studio Ghibli”

Mi top 10 de películas Ghibli

Con frecuencia me encuentro con entradas o vídeos en los que destacan las mejores películas del Studio Ghibli según el criterio del autor. Al compartir estas entradas con vosotros, a veces comentáis que no estáis de acuerdo o que echáis de menos un título en detrimento de otro. Con la esperanza de que 2016 sea el año del regreso de Ghibli —la esperanza es lo último que se pierde— he decidido que sería divertido empezar el año con mis diez películas preferidas de esta primera etapa de Studio Ghibli y una breve explicación sobre cada una de ellas.

Sigue leyendo “Mi top 10 de películas Ghibli”

Hiromasa Yonebayashi Art Works

La bibliografía relacionada con las figuras más representativas del Studio Ghibli se centra principalmente en la figura de Hayao Miyazaki. A continuación, a mucha distancia, están los escasos libros relacionados con Isao Takahata, Toshio Suzuki, Kazuo Oga, Yoshiyuki Momose o Katsuya Kondo. Centrándonos en los directores de largometrajes, se da el caso de que salvo los maestros, apenas hay libros de arte que recopilen el trabajo de gente como Hiroyuki Morita o Gorō Miyazaki, por no hablar de Tomomi Mochizuki. En esta entrada quiero escribir sobre el único libro de arte centrado en el trabajo de Hiromasa Yonebayashi, director de Karigurashi no Arrietty (2010) y Omoide no Marnie (2014), que lleva en la compañía desde 1997.

Hiromasa Yonebayashi Art Works

En junio de 2014 —con motivo del inminente estreno en cines japoneses de Omoide no Marnie— se puso a la venta un libro donde se recopilaban imágenes del trabajo de Hiromasa Yonebayashi (1970). Maro, que es el apodo cariñoso con el que se le conoce en el estudio, empezó a trabajar para Studio Ghibli en Mononoke Hime (1997). Y eso es precisamente lo que se recopila en este libro de 128 páginas: una interesante selección de los trabajos que ha hecho para el Studio Ghibli y algunos personales, inéditos hasta la fecha.

Contenidos

Hiromasa Yonebayashi artworks book está dividido en siete partes:

– Capítulo 1 (páginas 3–12): donde vemos ilustraciones de sus películas y otras que no he sabido reconocer.
– Capítulo 2 (páginas 13–48): en el que vemos diseños de personajes, bocetos e imágenes de los storyboards de Omoide no Marnie.
– Capítulo 3 (páginas 49–85): que es muy parecido al capítulo 2, aunque en esta ocasión centrándose en Karigurashi no Arrietty.
– Capítulo 4 (páginas 86–99): donde se ven imágenes de los proyectos no dirigidos por él en los que ha participado. Aquí aparecen imágenes de Sen to Chihiro no Kamikakushi (2001), Hauru no Ugoku Shiro (2004), Gake no Ue no Ponyo (2008), Kokuriko-Zaka Kara (2011) y Kaze Tachinu (2013). Estas imágenes son interesantes porque nos sirven para ver de qué escenas de qué película se encargó. Algunas de ellas —como la del tsunami en Ponyo— son de lo más exigentes.
– Capítulo 5 (páginas 100–119): donde se pueden ver otros trabajos del autor no necesariamente vinculados al Studio Ghibli. En algunas ilustraciones podemos adivinar en qué proyecto del Studio Ghibli había estado trabajando en esa época. Curioso el apartado early works, donde podemos ver sus primeros trabajos.
– Entrevista a Hiromasa Yonebayashi (páginas 120–125): seis páginas de entrevista en japonés y sin traducción. Todo un misterio para los que no sabemos japonés.
– Epílogo de Toshio Suzuki: tras un listado —también en japonés— de dónde se publicaron las ilustraciones del libro, podemos leer el epílogo de uno de los pesos pesados de la compañía y productor de Karigurashi no Arrietty.

Opinión

Dejando a un lado la escasez —a estas alturas de su carrera, se agradecería algún que otro artbook más — es un libro interesante, con una buena selección de materiales, con ilustraciones inéditas y, posiblemente, sonrojantes para el autor. Si os gusta el trabajo del director —básicamente Karigurashi no Arrietty para la gran mayoría del público español— es una compra que seguro que os interesará. Como punto negativo, es una pena que libros de este tipo que, además, tienen muy poco texto, no vengan con una traducción al inglés. En algún libro se ha hecho —uno del Museo Ghibli, por ejemplo— pero creo que en muchos aspectos sería un detalle.

La edición sigue la línea marcada por la saga The art of, aunque el papel usado para la sobrecubierta no sea de la misma calidad. El libro, de 128 páginas, está editado en tapa blanda, formato A4 e impreso a color.

Las posibilidades de que este libro llegue a España son nulas. Ignoro si en los planes de futuros de Viz para Estados Unidos o de Glénat para Francia tiene cabida un libro de estas características, pero supongo que serían las únicas opciones de verlo editado en occidente de manera legal.

Portada Hiromasa Yonebayashi Art Works

 Ficha técnica

Hiromasa Yonebayashi Art Works – Yogorenaki Itazura
Fecha de publicación: 2014–06–21
Editorial: Fukkan.com
Dimensiones: 294 × 210 × 140 mm
Edición: rústica, 128 páginas a color
Precio: 3.240 ¥
ISBN–13: 978–4835450858

Textos en japonés

Puedes comprarlo en Amazon Japón.

Iconos Studio Ghibli

Hace un tiempo compartí con vosotros una serie de iconos basados en los diseños de los Blu-ray de las ediciones japonesas de las películas del Studio Ghibli. Por aquel entonces —enero de 2012— no habían salido a la venta muchas películas del estudio en ese formato, por lo que el primer pack tan solo tenía ocho iconos, más uno extra del Museo Ghibli.

La situación ha cambiado mucho desde entonces y, tres años después, ya tenemos imágenes de todas las películas del Studio Ghibli en formato Blu-ray, lo que sumado al parón en el que se encuentra la compañía, me ha animado a retomar este proyecto y a ‘finalizarlo’ de alguna manera. No penséis que no confío en que el Studio Ghibli no vuelva a crear largometrajes de animación, pero estaréis de acuerdo conmigo en que tras Omoide no Marnie se va a abrir una nueva etapa, de la que no se sabe nada seguro a día de hoy.

Por esta razón, he llegado a la conclusión de que era un buen momento para compartir los iconos de esta primera etapa del estudio —más un extra, El castillo de Cagliostro— con vosotros.

Iconos Studio Ghibli

Si estáis interesados en descargarlos, podéis ir a la página de Deviant Art del blog. En el interior del documento comprimido encontraréis los archivos en formato icns y png e instrucciones para instalarlos tanto en Windows como en OS X. Perdonadme si hay algún error en las intrucciones para Windows, pero es que hace mucho tiempo que no uso un PC y no tengo ninguno cerca para hacer las comprobaciones pertinentes. Jamás he usado Linux, por lo que no sé si el sistema operativo soporta el formato icns ni mucho menos las intrucciones para usarlos.

Si alguien cree que se podría mejorar algo (los iconos, las instrucciones…) que no dude en ponerse en contacto conmigo.