Sobre el retraso de la película de Takahata

Hace unas semanas se hizo público el retraso de la fecha de estreno en Japón de la próxima película de Isao Takahata. En contra de lo previsto inicialmente, la película pasará a estrenarse en Japón en una fecha indeterminada de otoño. Al margen de la opinión que cada uno tenga sobre esta noticia, es curioso que apenas un mes después del anuncio oficial del proyecto haya un cambio tan significativo.

Curiosidades a un lado, en mi humilde opinión veo positivamente que ambas películas no se estrenen a la vez. A continuación expongo mis razones:

– Para que no se pisen ambos proyectos
Es innegable el tirón mediático que tiene Hayao Miyazaki y la repercusión que tienen sus proyectos, muy por encima de cualquier otro director del estudio, Takahata incluído. No estamos hablando de calidad, sino de expectativas. Aunque por un lado podría ser una buena idea este lanzamiento conjunto, creo que a nivel de ventas los proyectos se solaparían, seguramente en detrimento del trabajo de Takahata.

– De nada sirven las prisas:
La última película estrenada por Isao Takahata fue Tonari no Yamada-kun, en 1999. Aunque durante todo este tiempo no ha estado de brazos cruzados, Takahata va a tardar 14 años en volver a presentar un nuevo largometraje. Afortunadamente la situación económica del estudio es buena, por lo que retrasar el proyecto –con el consecuente incremento de presupuesto que ello indica– es asumible. Seiichiro Ujiie, uno de los productores de la película –– y que murió en marzo de 2011–, puso especial interés en apoyar el proyecto de Takahata, prácticamente ofreciéndole un cheque en blanco para que convirtiera en realidad la que se rumorea, podría ser la última película del director.

Cambios en el equipo y otros problemas:
Uno de las razones que argumentan en el Studio Ghibli para retrasar Kaguya-hime no monogatari es un problema que ha habido con algunos storyboards. Esto contrasta con el dato que se pudo leer –creo que originalmente en Nausicaa.net– hace un tiempo en el que se declaraba que los storyboards se había finalizado en diciembre de 2010.

Al margen de este confuso asunto, hay una novedad en el elenco de artistas que participan en la película. En diciembre se anunció que el encargado de la banda sonora de esta película sería Shinichiro Ikebe, quien había colaborado con Takahata en la banda sonora de la serie de televisión Future Boy Conan (1978). Al mismo tiempo que se retrasaba el estreno de la película hasta otoño, aparecía una actualización del póster y en ella aparecía Joe Hisaishi como encargado de la música. Este súbito cambio –y de momento no justificado por el Studio Ghibli– si podría ser uno de los causantes de que se retrasara la fecha de estreno. Por otra parte, a ningún aficionado al Studio Ghibli le molestará el cambio, siendo la primera ocasión en la que estos dos maestros colaboran y –quién sabe– puede que sea la única.

– Inicialmente estaba previsto estrenar una película en 2013 y otra en 2014:
Tiempo atrás, en declaraciones de Toshio Suzuki, el plan del Studio Ghibli era que se estrenaran dos nuevas películas previstas para 2013 y 2014. Originalmente, el primero en estrenarse sería el trabajo de Takahata y, un año después el de su compañero. Curiosamente, a pesar de que Takahata lleva más tiempo embarcado en este proyecto, ha sido la película de Miyazaki la que se estrenará antes. Es público y notorio que Miyazaki trabaja más rápido y Takahata se lo tomo con más calma.

Lo que está claro en todo este asunto es que Isao Takahata va un poco por libre. Después de haber ayudado a sentar las bases –sobre todo en la década de los 80– a nivel estructural del Studio Ghibli y aportar su contribución con tres largometrajes –Hotaru no Haka, Omohide Poroporo y Pompoko– y tiempo después con Tonari no Yamada-kun, su papel dentro del estudio se ha relegado a un segundo plano. Ahora, en sus últimos años como profesional del mundo de la animación, está trabajando a un ritmo más apacible, lo que unido a su experiencia y el incuestionable talento que tiene dará lugar a una fantástica película que –si no hay más retrasos– se estrenará en los cines japoneses en otoño de este año.

Nueva campaña “Studio Ghibli Collection”

De un tiempo a esta parte es frecuente que Aurum… digo eOne Entertainment lance campañas de promoción de la línea Studio Ghibli Collecion. Para las personas que están al día en cuanto a las películas de esta línea no sirven de mucho estas promociones, pero para los rezagados –o para hacer un buen regalo– es una gran noticia.

Además, en los Salones del Cómic y del Manga, en el stand de Aurum siempre se han podido comprar pósters de las películas o aprovechar promociones exclusivas. Este año no va a ser una excepción y, con motivo del próximo Salón del Cómic, eOne Entertainment hará una interesante promoción de una parte del catálogo del Studio Ghibli.

En la página oficial de Facebook de Studio Ghibli España tenéis en una imagen todos los títulos que entran en la promoción.

Actualización del proyecto “Tras los pasos de Ghibli”

Hace ya un tiempo publiqué una entrada sobre esta interesante iniciativa de la agencia de viajes Món Rodó, gracias a la que todos los aficionados al Studio Ghibli podíamos ir a algunos de los lugares relacionados directa o indirectamente con sus películas. De esta manera, todos aquellos que quisieran podían visitar Japón desde un punto de vista distinto y de paso conocer más sobre el mundo Ghibli. La razón por la que vuelvo a tratar este tema es que el proyecto se ha actualizado, ofreciendo una nueva y mejorada propuesta.

Antes de empezar, hay que aclarar que en el Studio Ghibli beben de diferentes fuentes a la hora de crear sus proyectos por lo que no sería coherente pensar que al hacer alguna de las excursiones que se proponen en este proyecto se vaya a estar en un calco de los escenarios de las películas del Studio Ghibli. De todas formas, la inspiración y la esencia de esos emplazamientos queda sin duda impregnada en los trabajos del estudio.

NOVEDADES

Una de las novedades de la ruta es la visita del Ryokan Kanaguya, que sirvió de referencia a la hora de afrontar el diseño de la casa de baños de Yubaba, en Sen to Chihiro no Kamikakushi. Un ryokan es un hotel tradicional japonés, en el que los visitantes pueden –sobre todo los extranjeros– pueden comprobar como es una habitación al estilo tradicional japonés. Suelen ser sitios acogedores y con una decoración por lo general minimalista.

Otra novedad es el minshuku Onfunayado Iroha de Tomonoura. En este pueblo Miyazazaki pasó unos meses mientras trataba de dar forma a Ponyo. Un minshiku es alojamiento tradicional japonés regentado por una familia japonesa en el que se alquilan habitaciones. Por lo general es mucho más humilde que los ryokan, pero tiene su misma esencia: vivir la experiencia de estar en una casa típica japonesa. Este minshiku fue rediseñado por el propio Hayao Miyazaki, detalle por el que su visita es más que interesante para los aficionados al Studio Ghibli y en el que está programada una estancia en esta ruta. En la siguiente foto –cedida por Cristina, de Món Rodó– vemos un típico cojín japonés con un dibujo de Totoro.

A las novedades ya mencionadas hay que recordar que se mantienen las clásicas e interesantes excursiones de la ruta anterior: por ejemplo, la del Museo Ghibli –que en mi opinión debería ser obligada si un aficionado al estudio tiene la ocasión de visitar Tokio– y la reproducción a escala de la casa de Satsuki y Mei en Aichi. Al contrario de lo que dije antes, en esta ocasión SÍ te sentirás como si estuvieras en una escena de Mi vecino Totoro, ya que el mimo y el cariño con el que se ha hecho esta reproducción es espectacular.

Por motivos de logística y presupuesto, hay algunas excursiones que no se pueden hacer en la ruta planteada por Món Rodó, pero eso no significa que no se pueda personalizar el viaje. Si quieres disfrutar de algunas de las excursiones que se quedan fuera de la lista, siempre puedes contactar con ellos para que te hagan la mejor ruta posible y te faciliten algunas tareas siempre engorrosas.

Algunas de estas excursiones son:

  • La visita a Yokohama, ciudad próxima a Tokio en la que sucede Kokuriko zaka-kara.
  • Visita de la ciudad de Kobe, donde sucede La tumba de las luciérnagas.
  • Visita a los bosques de Yakushima, en los que se inspiraron para el diseño de escenarios de Mononoke Hime.

Si quieres ayuda para tener una vacaciones (o una Luna de miel) al estilo Ghibli, en Món Rodó ponen a tu disposición su experiencia para poder cumplir tu sueño.

Si la idea empieza a gustarte y tienes la posibilidad de plantearte el viaje, merece la pena que conozcas otros detalles relacionados con la propuesta de Món Rodó.

  • Diez noches de alojamiento en los hoteles indicados o de igual categoría (con baño privado).
  • Desayuno y Cena de estilo japonés en los Ryokan/Minshuku de Shibu Onsen y Tomonoura.
  • Japan Rail Pass de 7 días en clase turista.
  • Entradas al Museo Ghibli y a la Casa de Satsuki y Mei.
  • Seguro de viaje.
  • Documentación de viaje.
  • Traveler Guide especial “Tour Ghibli”.

OPINIÓN

Ya en su momento la idea me pareció fantástica. Y es que si los aficionados al cine o las series de televisión tienen sus rutas y sus sitios fetiche, ¿por qué no íbamos a poder tenerla los aficionados al Studio Ghibli? El acierto de Món Rodó está en facilitar toda la logística que supondría llevar a cabo todas estas excursiones a título individual y aprovecharse de la experiencia para ofrecer un mejor servicio, ampliarlo y de paso, por qué no, disfrutar de la pasión que tienen por el Studio Ghibli. Y es que los proyectos en los que se mezclan la inteligencia y la pasión están condenados a salir bien.

Si queréis más información, lo mejor que podéis hacer es visitar la página de Món Rodó o ponerse en contacto directo con ellos para resolver cualquier duda.

Me gustaría agradecer las facilidades que me ha dado Cristina para poder escribir este artículo, así como las fotos de su colección personal para poder maquetar la entrada.