Entrevista

Hace ya un tiempo un lector del blog llamado Hugo Alcalá, me hizo una entrevista para su trabajo de final de curso. Os la adjunto en esta entrada por si os parece interesante leerla.

Entrevista a Manu Robles.

Manu Robles, autor del libro “Antología del Estudio Ghibli: De Nausicaä a Mononoke”, es el creador y propietario de Studio Ghibli Weblog, página web que actualiza regularmente y que se ha convertido en uno de los mejores blogs sobre el Estudio tanto de España como del mundo.

H: Manu, ante todo, agradecerte que me concedas un poco de tu valioso tiempo y me permitas entrevistarte. Sigo tu blog desde hace año y medio. Cuéntame, ¿cómo surgió la idea de escribir un blog sobre el Estudio? ¿Pensaste al principio que tendría tal éxito?

M: La idea de escribir sobre Ghibli la tuve hace bastante tiempo. En la década de los 1990 participé en algunos fanzines y revistas en las que, cuando podía, escribía sobre las películas del Studio Ghibli. Posteriormente dejé de colaborar en revistas, pero mi interés por este estudio se mantuvo. Cuando surgió la moda de los blogs se presentó ante mí una opción de escribir sobre este tema de una manera barata y con más difusión que una revista.

Este mes de mayo hará seis años que empecé con el Studio Ghibli Weblog y me siento muy orgulloso de haber contribuido al difundir información sobre el estudio. Se ha creado un pequeño grupo de gente que participa, opina y colabora y eso para mí es más importante que el número de visitas.

H: Entiendo, entonces el libro fue un paso más, digamos que movido por esa pasión natural que tienes por Ghibli. ¿Ha sido difícil compilar la información, o ya tenías la mayoría de ella en tu cabeza?

M: El libro fue la evolución del proyecto que quería hacer en forma de fanzine, pero que con el paso de los años se ha hecho un poco más grande. El proceso mediante el cual hice el libro es largo, pues en ocasiones la información no es tan accesible como parece, se tiene que contrastar, etc. Además, en el libro hay una parte de opinión personal, a la que doy bastante importancia. No quería escribir lo primero que se me ocurriera, por lo que había que madurar bien los textos. De todas formas, disfruté mucho en el proceso. Si no me gustara ni me hubiera planteado escribir el libro.

H: Hablando ya del Estudio, y concretamente de Hayao Miyazaki. ¿Qué opinión te merece como artista? ¿Crees que es el eje motor de la producción artística del Estudio? ¿Es esencial e indispensable?

M: En mi opinión tuvo mucho valor al, llegado un momento de su carrera, intentar hacer las cosas de otra manera. Tuvo la idea y fue tenaz hasta conseguir que ésta fuese rentable. Elevó a la animación japonesa a la categoría de arte. No es ningún secreto que Miyazaki (y Takahata) es un pilar fundamental para el Studio Ghibli. Fue, ha sido y será esencial en el devenir del estudio, aunque actualmente el estudio está pasando por una etapa en la que quieren que Miyazaki no cargue con tanta responsabilidad.

H: Dime, ya que llevas mucho tiempo siguiendo al Estudio Ghibli: ¿Cómo crees que ha evolucionado durante estos años? ¿Cuál es su situación actual?

M: En el Studio Ghibli, al principio, se volcaban en un solo proyecto y de cuyo éxito dependía el futuro de la empresa. Actualmente, sin olvidarse de sus mínimos de calidad, son más flexibles en este aspecto. Ya no dependen de un único proyecto y han ampliado horizontes. Esto en parte es normal, pues la filosofía de sus orígenes era demasiado arriesgada. En mi opinión, el Studio Ghibli antes era un proyecto más visceral y ahora es más como una empresa.

H: Sí, la verdad es que ese cambio se nota bastante. ¿Qué opinión te merece la animación del Estudio? ¿Crees que se sale de los estándares del anime japonés?

M: Sin duda. Una de las máximas del Studio Ghibli fue elevar los mínimos de calidad que hay en la animación media japonesa. Por ejemplo, si nos fijamos en su primer proyecto, aún tiene características de la animación convencional (en parte por la escasez de tiempo y presupuesto). Ya en los siguientes trabajos, la calidad de la animación subió muchísimo y eso se ha mantenido hasta la actualidad. Habrá proyectos que gustarán más o menos, pero las películas de Ghibli están muy por encima de la media.

H: Como ya te comenté, esta entrevista forma parte de un trabajo de Historia del Arte. ¿Consideras las obras de Ghibli arte, en el sentido más convencional de la palabra? ¿O piensas que no se puede comparar la producción de Miyazaki con otros autores más convencionales y conocidos? ¿Existen elementos en común?

M: Quizá no sea muy parcial en mi respuesta, pero creo que una película del Studio Ghibli puede considerarse una obra artística. Cualquier cel de una película del Studio Ghibli podría considerarse como un cuadro y son esa sucesión de cuadros los que juntos dan la sensación de movimiento y se convierte en animación. Miyazaki, así como otros animadores o dibujantes, utilizan pinceles, pinturas, papel… para conseguir transmitir lo que ellos quieren. En mi opinión, menospreciar ese trabajo porque no es convencional me parece una error.

H: Totalmente de acuerdo. Estudio Ghibli siempre ha sido reconocido por la elaboración prácticamente “artesanal” de sus obras. ¿Qué puedes contarme de la producción de los largometrajes y cortos de Ghibli? ¿Qué opinión te merecen sus técnicas y su filosofía de trabajo?

M: Desde el principio, en el Studio Ghibli tuvieron claro que querían hacer un producto de calidad, aunque ello llevara el consiguiente aumento del presupuesto. Esa ha sido una de sus señas de identidad. Con el tiempo se han convertido en unos expertos en “hacerlo muy bien a menor precio”. También se han apoyado en las nuevas tecnologías para abaratar costes, pero siempre teniendo claro que el ordenador era una herramienta y no un medio. En mi opinión tienen una forma de pensar con la que soy afín. El hecho de tener el mejor ordenador no va a hacer que tu película sea mejor, pero si esa herramienta puede ayudar a que expreses lo que quieres de una manera mejor o más barata, es una muy buena opción. Una de las cosas que me gusta del Studio Ghibli es que lo primero son los ideales, la idea, lo que se quiere contar y cómo.

H: Es evidente que en la actualidad sigue habiendo un gran desconocimiento por la mayor parte del público sobre la animación japonesa y, en concreto, sobre Ghibli. Para alguien que no sabe nada sobre el Estudio, o para quien no aprecie la animación japonesa. ¿Qué le dirías sobre las obras de Ghibli? ¿Cómo defenderías  las obras de este estudio?

M: Lo primero que le diría es que tiene la suerte de poder descubrir las películas de Ghibli. El Studio Ghibli suele tratar pocos temas (la infancia, la naturaleza, los valores, la amistad), pero de formas muy variadas. Creo que la mayoría de películas son ideales para todos los públicos, aunque Miyazaki declaró hacer cine para los más pequeños. Todos podemos evadirnos durante un rato con una película que nos cautivará pero, muy importante, nos hará pensar y tal vez recapacitar.

H: Hablando de preferencias, ¿cuál es tu largometraje preferido del Estudio y por qué?

M: Para mí es difícil dar solo un título, pero si tuviera que elegir solo una me quedaría con El viaje de Chihiro. Creo que es la película más completa del estudio y la más redonda. De todas formas, no puedo olvidarme de Porco Rosso, a la que tengo especial cariño, o La princesa Mononoke.

H: Los sentimientos, desarrollados por los protagonistas en las historias de Ghibli, son siempre un punto clave en estas obras. ¿Cuáles son tus dos personajes favoritos (chico y chica) de todas las películas Ghibli?

M: De las chicas me gusta Shizuku, protagonista de Susurros del corazón. Es una chica muy joven que tiene muchas dudas sobre qué hará el día de mañana. Estas dudas aumentan cuando descubre que el chico que le gusta lo tiene todo mucho más claro que ella. A lo largo de la película descubre lo que le apasiona y decide dedicarse a ello durante un tiempo compaginándolo con los estudios. Existe una lucha entre “lo que hay que hacer” y “lo que me gustaría hacer” que me gusta especialmente.

En cuanto a los chicos, es más difícil escoger, pues Miyazaki en ocasiones no les da tanta profundidad como a las chicas. Si tuviera que escoger a uno me quedaría con Ashitaka, protagonista de La princesa Mononoke.

H: Con esto concluye la entrevista. Muchísimas gracias por la colaboración, Manu. Nos vemos en tu blog (http://ackman.lacoctelera.net/). ¿Alguna última cosa que añadir? ¿Algo que decirle a la profesora para que pueda conseguir el 10?

M: El Studio Ghibli ha conseguido que el gran público se tome la animación como algo serio, como algo “no solo para que los niños no molesten”. Como decía antes, las películas del Studio Ghibli se pueden englobar en la categoría de arte. Y eso, aunque ahora parece que es fácil, está al alcance de muy pocos.

 

 

 

Anuncios
Acerca de

Difundiendo la obra del Studio Ghibli desde 2005.

Publicado en Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: