Studio Ghibli Weblog cumple siete años

Tal día como hoy hace siete años nació Studio Ghibli Weblog. Y hoy, echando la vista atrás, me siento muy orgulloso del trayecto recorrido hecho hasta ahora.

Mi intención a la hora de crear y mantener este blog era compartir con todos vosotros mi pasión por el Studio Ghibli y este objetivo no ha variado en este tiempo. Me alegra comprobar que hay un grupo de personas que muestran interés por el Studio Ghibli y dedican un rato de sus vidas de vez en cuando para consultar las novedades de este humilde blog.

A lo largo de este tiempo el proyecto se ha ramificado un poco, aunque siempre con el objetivo de difundir el trabajo del estudio. Además del blog, existe una cuenta de Facebook con 1100 seguidores, una cuenta de Twitter con 1365 followers y la reciente cuenta de Pinterest que tiene 189 imágenes y 18 seguidores. Si bien las actualizaciones del blog se han reducido con respecto a años anteriores –por una buena causa– creo que con estas ramificaciones puedo añadir contenidos de manera rápida y ágil. Por otra parte está la Antología del Studio Ghibli, volumen 1 y estoy trabajando en la segunda parte del libro, que espero se ponga a la venta para el Salón del Cómic de 2013.

Me alegro de que –después de siete años– siga con la misma ilusión y con más ganas que nunca para seguir con este proyectp. Pero lo que más feliz me hace es ver cómo han cambiado las cosas en estos siete años. Han sido varios y muy buenos los blogs/cuentas de Facebook sobre Ghibli que han surgido desde entonces llegando a crear una pequeña comunidad del Studio Ghibli en español.

Por último me gustaría agradecer vuestra complicidad siguiendo este blog y sus ramificaciones, dando sentido a todo esto y difundiendo sus contenidos. Porque de no ser por vosotros todo esto no tendría razón de ser. Gracias.

Yoshiyuki Momose Studio Ghibli Works

Ocurre en multitud de ocasiones que la brillantez de alguna persona –más carismática, mediática o por alguna otra razón– eclipsa el talento y la habilidad de muchos que trabajan a su lado y sin los que esa estrella no sería nada. Centrándonos en el Studio Ghibli, las estrellas de Miyazaki y en menor medida Takahata seguramente ha eclipsado a muchos grandes animadores prácticamente desconocidos para el gran público que trabajan para ellos. En esta ocasión el foco se centra en uno de estos talentos: Yoshiyuki Momose, del que en julio de 2010 se editó un libro en el que se recopilaba una parte del trabajo que ha hecho en este estudio.

El orden del libro no es cronológico y, aparentemente no sigue ningún criterio concreto. Empieza con uno de sus últimos trabajos: Ni no Kuni. Después sigue con Mimi wo sumaseba, Porco Rosso y Gedo Senki y la tercera parte se dedica a sus trabajos para Nippon Animation, en la década de los 1970. La cuarta sección del libro se centra en los trabajos que hizo a las órdenes de Isao TakahataOmohide Poroporo, Pompoko, Tonari no Yamada kun–. La quinta parte se centra en los cortometrajes que realizó para el Studio Kajino –filial del Studio Ghibli– como Pieces, Space Station Nº9,Ghiblies 2 –el único trabajo que ha dirigido y guionizado–, así como algunos anuncios para televisión. La última sección de libro recopila algunos de sus trabajos como ilustrador, donde destaca el libro ilustrado del que escribí hace un tiempo. Por último, se incluye un manga a color de 20 páginas titulado La noche del Nirvana.

Un libro curioso que nos permite confirmar que el Studio Ghibli está compuesto por una serie de grandes profesionales. Si tuviera que destacar alguna parte, sería la dedicada a Ni no kuni, juego del que no tengo noticia de que se hayan editado libros de arte.

FICHA TÉCNICA
Yoshiyuki Momose Studio Ghibli Works
Precio: 2600¥
Medidas: 26 x 18 x 1.8 cm
ISBN: 978-4758012089

Se puede comprar en Amazon Japón, entre otros sitios.

Visita a la Nekobus kara Mita Fūkei-ten

Una de las actividades que a todos los adultos que vamos al Museo Ghibli nos gustaría hacer y no podemos es subirnos en el Gatobús. Esta atracción está diseñada para los más pequeños y solo a ellos se les permite disfrutarla. Para quitarnos la espina, escribí sobre otras alternativas disponibles en Tokyo para todo los públicos.

No sé si con esta idea en mente, en el Museo Ghibli crearon una nueva exposición llamada Nekobus kara Mita Fūkei-ten que ha podido verse desde junio de 2011 hasta mayo de 2012. La premisa inicial es ver recreaciones de algunas películas del Studio Ghibli desde el Gatobús (a continuación podéis ver una foto de la entrada). Da la sensación de que de esta forma, los adultos también pueden entrar en un Gatobús del Museo.

Pero obviamente –aunque el Gatobús es grande– no se va a ver toda la exposición desde el interior del adorable gato. Una vez pasas por la entrada y ves algunos fondos de Tonari no Totoro, continúas por un pasillo donde hay más imágenes de las películas del estudio y unas espectaculares recreaciones de sus escenarios. Se puede ver la fachada de la tienda de antigüedades de Mimi wo sumaseba, el restaurante donde se pusieron las botas los padres de Chihiro, los pasillos de la planta alta de la casa de baños de Yubaba –que incluye esas altísimas figuras parecidas a jarrones, la habitación de trabajo de Sophie en la sombrería de su familia y un diorama a escala de una escena de Mononoke Hime. No sé si hace falta decirlo, pero el resultado es espectacular. El grado de fidelidad es altísimo, llegando a dar la sensación que estás en el interior del celuloide de la película.

A modo de recuerdo, en las tiendas del Museo Ghibli se puede comprar un libro en el que aparecen fotos a gran tamaño de la exposición –recordad que no está permitido tomar fotos ni vídeos en el interior del recinto–, un reportaje sobre cómo se preparó la exposición y entrevistas a los encargados principales del proyecto.