La mejor música Ghibli no compuesta por Joe Hisaishi

Joe Hisaishi es un grandísimo compositor, eso no lo va a poner nadie en duda. Pero a veces su brillo eclipsa el trabajo de otros buenos compositores que han realizado muy buenos trabajos para Studio Ghibli. Y ese es el objetivo de este artículo: destacar los que para mi son los mejores temas de las bandas sonoras de películas de Studio Ghibli no compuestos por el maestro Hisaishi. ¡Vamos allá!

Sigue leyendo “La mejor música Ghibli no compuesta por Joe Hisaishi”

Anuncios

El libro de los vehículos de Studio Ghibli

Ya se han cumplido más de dos años desde que en el Studio Ghibli decidiera no afrontar ningún largometraje más durante un periodo de tiempo indefinido. A partir de ese momento, se iban a centrar en explotar sus licencias, en el Museo Ghibli y en otros proyectos de menor duración.

Uno de los cambios más notables, para aquellos que tenemos en nuestro punto de mira cualquier novedad relacionada con la compañía, fue un descenso evidente del número de libros relacionados con Studio Ghibli. La única excepción destacable1 fue el libro que recopilaba el manga de Kaze Tachinu, publicado en Japón en noviembre de 2015.

Una de las soluciones por las que han apostado últimamente han sido los libros temáticos. El primero se puso a la venta el pasado mes de junio y fue El libro de los vehículos de Studio Ghibli2, en el que se da un repaso a (casi) todos los medios de transporte que se han visto en sus películas.

Sigue leyendo “El libro de los vehículos de Studio Ghibli”

Recomendaciones para el Día del libro

Hoy se celebra el Día Mundial del libro y en Catalunya la Diada de Sant Jordi, donde los hombres regalan una rosa roja a las mujeres que quieren y las mujeres un libro a los hombres. Para algunos, tristemente, es el día en el que se compran el libro del año. Otros, en cambio, aprovechamos la ocasión para comprar alguna novedad o echar un vistazo a las ofertas del día para comprarnos aquel libro que nos ha llamado la atención. A continuación tenéis una recomendación de libros relacionados con Ghibli que os podrían interesar:

Sigue leyendo “Recomendaciones para el Día del libro”

Hiromasa Yonebayashi Art Works

La bibliografía relacionada con las figuras más representativas del Studio Ghibli se centra principalmente en la figura de Hayao Miyazaki. A continuación, a mucha distancia, están los escasos libros relacionados con Isao Takahata, Toshio Suzuki, Kazuo Oga, Yoshiyuki Momose o Katsuya Kondo. Centrándonos en los directores de largometrajes, se da el caso de que salvo los maestros, apenas hay libros de arte que recopilen el trabajo de gente como Hiroyuki Morita o Gorō Miyazaki, por no hablar de Tomomi Mochizuki. En esta entrada quiero escribir sobre el único libro de arte centrado en el trabajo de Hiromasa Yonebayashi, director de Karigurashi no Arrietty (2010) y Omoide no Marnie (2014), que lleva en la compañía desde 1997.

Hiromasa Yonebayashi Art Works

En junio de 2014 —con motivo del inminente estreno en cines japoneses de Omoide no Marnie— se puso a la venta un libro donde se recopilaban imágenes del trabajo de Hiromasa Yonebayashi (1970). Maro, que es el apodo cariñoso con el que se le conoce en el estudio, empezó a trabajar para Studio Ghibli en Mononoke Hime (1997). Y eso es precisamente lo que se recopila en este libro de 128 páginas: una interesante selección de los trabajos que ha hecho para el Studio Ghibli y algunos personales, inéditos hasta la fecha.

Contenidos

Hiromasa Yonebayashi artworks book está dividido en siete partes:

– Capítulo 1 (páginas 3–12): donde vemos ilustraciones de sus películas y otras que no he sabido reconocer.
– Capítulo 2 (páginas 13–48): en el que vemos diseños de personajes, bocetos e imágenes de los storyboards de Omoide no Marnie.
– Capítulo 3 (páginas 49–85): que es muy parecido al capítulo 2, aunque en esta ocasión centrándose en Karigurashi no Arrietty.
– Capítulo 4 (páginas 86–99): donde se ven imágenes de los proyectos no dirigidos por él en los que ha participado. Aquí aparecen imágenes de Sen to Chihiro no Kamikakushi (2001), Hauru no Ugoku Shiro (2004), Gake no Ue no Ponyo (2008), Kokuriko-Zaka Kara (2011) y Kaze Tachinu (2013). Estas imágenes son interesantes porque nos sirven para ver de qué escenas de qué película se encargó. Algunas de ellas —como la del tsunami en Ponyo— son de lo más exigentes.
– Capítulo 5 (páginas 100–119): donde se pueden ver otros trabajos del autor no necesariamente vinculados al Studio Ghibli. En algunas ilustraciones podemos adivinar en qué proyecto del Studio Ghibli había estado trabajando en esa época. Curioso el apartado early works, donde podemos ver sus primeros trabajos.
– Entrevista a Hiromasa Yonebayashi (páginas 120–125): seis páginas de entrevista en japonés y sin traducción. Todo un misterio para los que no sabemos japonés.
– Epílogo de Toshio Suzuki: tras un listado —también en japonés— de dónde se publicaron las ilustraciones del libro, podemos leer el epílogo de uno de los pesos pesados de la compañía y productor de Karigurashi no Arrietty.

Opinión

Dejando a un lado la escasez —a estas alturas de su carrera, se agradecería algún que otro artbook más — es un libro interesante, con una buena selección de materiales, con ilustraciones inéditas y, posiblemente, sonrojantes para el autor. Si os gusta el trabajo del director —básicamente Karigurashi no Arrietty para la gran mayoría del público español— es una compra que seguro que os interesará. Como punto negativo, es una pena que libros de este tipo que, además, tienen muy poco texto, no vengan con una traducción al inglés. En algún libro se ha hecho —uno del Museo Ghibli, por ejemplo— pero creo que en muchos aspectos sería un detalle.

La edición sigue la línea marcada por la saga The art of, aunque el papel usado para la sobrecubierta no sea de la misma calidad. El libro, de 128 páginas, está editado en tapa blanda, formato A4 e impreso a color.

Las posibilidades de que este libro llegue a España son nulas. Ignoro si en los planes de futuros de Viz para Estados Unidos o de Glénat para Francia tiene cabida un libro de estas características, pero supongo que serían las únicas opciones de verlo editado en occidente de manera legal.

Portada Hiromasa Yonebayashi Art Works

 Ficha técnica

Hiromasa Yonebayashi Art Works – Yogorenaki Itazura
Fecha de publicación: 2014–06–21
Editorial: Fukkan.com
Dimensiones: 294 × 210 × 140 mm
Edición: rústica, 128 páginas a color
Precio: 3.240 ¥
ISBN–13: 978–4835450858

Textos en japonés

Puedes comprarlo en Amazon Japón.

Iconos Studio Ghibli

Hace un tiempo compartí con vosotros una serie de iconos basados en los diseños de los Blu-ray de las ediciones japonesas de las películas del Studio Ghibli. Por aquel entonces —enero de 2012— no habían salido a la venta muchas películas del estudio en ese formato, por lo que el primer pack tan solo tenía ocho iconos, más uno extra del Museo Ghibli.

La situación ha cambiado mucho desde entonces y, tres años después, ya tenemos imágenes de todas las películas del Studio Ghibli en formato Blu-ray, lo que sumado al parón en el que se encuentra la compañía, me ha animado a retomar este proyecto y a ‘finalizarlo’ de alguna manera. No penséis que no confío en que el Studio Ghibli no vuelva a crear largometrajes de animación, pero estaréis de acuerdo conmigo en que tras Omoide no Marnie se va a abrir una nueva etapa, de la que no se sabe nada seguro a día de hoy.

Por esta razón, he llegado a la conclusión de que era un buen momento para compartir los iconos de esta primera etapa del estudio —más un extra, El castillo de Cagliostro— con vosotros.

Iconos Studio Ghibli

Si estáis interesados en descargarlos, podéis ir a la página de Deviant Art del blog. En el interior del documento comprimido encontraréis los archivos en formato icns y png e instrucciones para instalarlos tanto en Windows como en OS X. Perdonadme si hay algún error en las intrucciones para Windows, pero es que hace mucho tiempo que no uso un PC y no tengo ninguno cerca para hacer las comprobaciones pertinentes. Jamás he usado Linux, por lo que no sé si el sistema operativo soporta el formato icns ni mucho menos las intrucciones para usarlos.

Si alguien cree que se podría mejorar algo (los iconos, las instrucciones…) que no dude en ponerse en contacto conmigo.

Opinión: Sobre la no nominación de Kokuriko a los Oscar

Hace poco se ha hecho pública la lista de loso nominados a los premios Oscar 2013, que se celebrarán el próximo día 24 de febrero. Muchos aficionados al Studio Ghibli tenían puestas sus esperanzas en que Kokuriko zaka-kara lograra hacerse un hueco entre los nominados y, por qué no, dar la sorpresa y auparse con la estatuilla. Al final, la película de Goro Miyazaki ha quedado fuera de la lista de aspirantes, que está compuesta por Brave, Frankenweenie, ¡Piratas!, ¡Rompe Ralph! y El alucinante mundo de Norman.

Antes de seguir con el texto, me gustaría dejar clara mi indiferencia hacia la gala de los Oscars. Me alegré cuando Chihiro logró este premio –o cuando algún título del estudio ha optado por algún Oscar– porque supuso un reconocimiento al cine del Studio Ghibli y sobre todo por la tremenda difusión (gratuita) que este premio dio al estudio a nivel mundial y a una forma distinta de hacer animación. Por lo tanto, mi opinión no se basa en el rechazo por la Academia Americana de Cine ni a los miembros del jurado.

Kokuriko es una película costumbrista que nos presenta las vicisitudes de unos estudiantes en Yokohama en una época reivindicativa de la sociedad japonesa moderna y aderezada con un conflicto amoroso. Por mucho que uno quiera adornarlo, eso es lo que hay. No hay humor a raudales, escenas de acción o momentos delirantes. Ni siquiera hay vistosos efectos especiales ni escenas de cara a la galería, en la que dar rienda suelta a la habilidad de los diseñadores con los efectos 3D o hacer el chiste de moda de turno que tanto abundan en las películas de animación americanas. Al margen de lo bonita que sea, de lo bien hecha que esté o de lo mucho que pueda gustarnos el cine del Studio Ghibli, eso ya son ingredientes suficientes como para que los miembros de la Academia haya optado por otras cinco películas para darles este premio.

A muchos nos gustaría que el Studio Ghibli ganara más Oscar, pero hay que ser consciente de que lo de Chihiro fue una situación extraordinaria y que, además, en el Studio Ghibli no se marcan como objetivo conseguir un Oscar ni ningún premio por el estilo. Su misión es realizar un buen trabajo basándose en su filosofía de empresa. Los premios son una consecuencia directa de todo eso, muy bien recibida por ellos debido al reconocimiento y la repercusión, pero no el objetivo en sí.

Otro detalle a tener en cuenta es la procedencia. No voy a decir que los miembros de la Academia solo apoyan los proyectos de su país, pero sí que una parte del cine oriental está hecho con una sensibilidad distinta, que posiblemente no enganche tanto a estas personas como lo pueden hacer películas hechas en Occidente. No es una cuestión de “racismo”. Puedo equivocarme, pero si Pixar hubiera hecho una película como Kokuriko seguramente no estarían ganando tantos premios y a más de uno le daría por pensar qué se han tomado para hacer este proyecto. A los aficionados al Studio Ghibli –y a la animación japonesa en general– no nos sorprenden tanto proyectos de este tipo. Las películas del Studio Ghibli, Makoto Shinkai, Mamoru Hosoda o el fallecido Satoshi Kon son ejemplos de ello. Pero insisto, Chihiro logró impactar y convencer al jurado, y tal vez esa sea su mayor mérito, pero esto rara vez sucederá en el futuro.

Kokuriko zaka-kara ha sido un proyecto marcado desde el principio. Goro Miyazaki no tuvo el mejor de los inicios como director de animación con Gedo Senki (2006) y cuando se anunció su siguiente proyecto se hizo teniendo mente debut. Error o no, muchos aficionados –entre los que me incluyo– valoramos negativamente la película sin apenas haber visto un par de imágenes del proyecto. A medida que se iba desvelando más sobre el proyecto y que los primeros afortunados daban sus impresiones sobre la película, la opinión general fue mejorando. Tras ver la película –que es cuando se deberían dar las opiniones, lo reconozco– puedo decir que es una buena película y que sería injusto marcar a Goro Miyazaki con el estigma de Gedo Senki. Por eso me alegra que opte a tantos premios, aunque no los logre todos. Pero eso no creo que lleve implícito que tenga opciones reales de ganarlos, sobre todo en Occidente.

Las cinco mejores entradas del mes de octubre

Es una de las pegas de esta sección. En ocasiones hay problemas para conseguir cinco noticias relacionas con el Studio Ghibli y, en otras ocasiones, hay tanto y tan bueno que no sabes qué seleccionar. Por esta razón, esta es la última entrada de “Las cinco mejores entradas del mes”. Luego os explico qué cambios hay en este aspecto.

1. Reseña del libro de la exposición de Arrietty x  Yohei Taneda, vista en Halcyon Realms
2. Enorma papercraft de Howl´s Moving Castle, visto en Deculture.  
3. Avión de la JAL decorado con ilustraciones de Hayao Miyazaki, visto en Anime News Network.
4. De nuevo a la venta el catálogo del Studio Ghibli de Aurum Producciones, leído en Ramen para dos.  
5. Kokuriko ha sido nominada a los premios APSA, visto en Ghibli Guide.

Como os he comentado antes, he decidido hacer un cambio con esta sección. A partir de ahora, si estáis interesados podéis echar un vistazo a Studio Ghibli Weblog News, el diario online de este blog que, usando la tecnología de Paper.li, quiero compartir con todos vosotros noticias de interés relacionadas con el Studio Ghibli. La periodicidad de esta publicación será semanal y os podéis suscribir si estás interesados.

Como acabo de crear la cuenta, es posible que al principio esté algo vacío, así que espero que tengáis un poco de paciencia hasta que se vayan incluyendo contenidos. Como siempre, tenéis a vuestra disposición los comentarios para opinar, si así lo deseáis.

Kokuriko nominado a los premios APSA

Kokuriko zaka-kara es una de las nominadas a Mejor película de animación en los próximos premios APSA (Asia Pacific Screen Award). El nombre del vencedor se dará a conocer en el próximo 23 de noviembre en Brisbane (Australia), sede de la organización de los premios. La película de Goro Miyazaki competirá contra otros cuatro títulos: A letter to Momo, Rainbow Fireflies, Wolf Children (la nueva película de Mamoru Hosoda, que ha podido verse recientemente en el pasado Festival de Sitges) y Happy Feet 2.

Sin hacer mucho ritmo –aunque la película ha tenido buenas críticas entre el público y la prensa especializada– Kokuriko se está haciendo un hueco entre las mejores películas animadas del pasado año. Además, es posible que la “vida” de esta película se haya alargado debido a que el Studio Ghibli no tiene estreno este año y, por si esto fuera poco, se lo están tomando con mucha calma a la hora de dar más información de los nuevos proyectos de Miyazaki y Takahata. Proyectos, como el de Miyazaki, de los que no hay anuncio oficial, pero se han dado tantas pistas que parece ridículo seguir mareando la perdiz. ¿Habrá que esperar a noviembre/dciembre –como suele ser habitual– para que empiecen a dar información oficial y mostrar las primeras imágenes (póster) del proyecto?

Leído en GhibliGuide
Página oficial de los APSA.

Kokuriko podría estar nominado a los Oscars

Según leo en la página web del diario Asahi Shimbun, Kokuriko zaka-kara sería una de las nominadas a Mejor película de animación en la 85ª gala de los Oscar de la Academia. Este rumor surgió de la página especializada “Thompson on Hollywood” que destacaba como GKids había conseguido colocar cuatro de sus títulos entre los nominados. Esta distribuidora tiene previsto estrenar la película en marzo de 2013, pero preparará un estreno técnico anterior en un cine de Los Ángeles para que la película pueda entrar en la candidatura de 2012.

A pesar de tratarse de un rumor, he querido escribir una entrada sobre esta noticia por tratarse de un proyecto de las características de Kokuriko zaka-kara. Cuando se anunció la siguiente película de Goro Miyazaki casi todos –yo entre ellos– éramos escépticos al respecto del siguiente proyecto de este director. Tras poder ver la película muchos de los que hemos podido ver la película cambiamos de opinión al ver la película. Al parecer no hemos sido los únicos pues, aunque al final no logre la candidatura, ha sido seleccionada entre los proyectos más destacables para optar al premio.

Al margen de la opinión que nos merezcan los premios de la Academia de cine norteamericana, es innegable que el espaldarazo mediático que provoca poner ante los focos tu proyecto le da una publicidad y difusión (gratuita) que puede venir muy bien ante el próximo estreno en cines americanos.

Leído en la web de Asahi Shimbun.

Breve comentario sobre Kokuriko zaka-kara

Hace unos días pude ver la película y recientemente he terminado de leer el manga, por lo que creo que no estaría mal compartir con vosotros un pre análisis de la última película del Studio Ghibli, dirigida por Goro Miyazaki.

Dudas resueltas
Tras el estreno de Gedo Senki, no fuimos pocos los que tuvieron serias dudas sobre Goro Miyazaki con la que fue su ópera prima. Tanto si conoces la saga de Terramar como si no, la película tiene algunos puntos que a los exigentes seguidores del Studio Ghibli no nos acabaron de convencer. En mi opinión la película tiene algunos altibajos en cuanto al guión.

Cuando se anunció el nuevo proyecto de Goro Miyazaki, saltaron las dudas sobre cómo sería su siguiente proyecto. Uno de los cambios más significativos con respecto a Gedo Senki es que en esta ocasión el guión de la película es de Hayao Miyazaki y Keiko Niwa y que –al revés de lo que pasó en su primera película– contó con el apoyo de su padre. No voy a cometer el error de atribuirle todo el mérito a Hayao Miyazaki –porque no sería ser honesto con la realidad– aunque queda claro que el nivel de presión al que estaba sometido Goro era mucho menor y el apoyo mayor.

Argumentalmente, la película está mucho mejor que Gedo Senki, ya que se mantiene el interés a lo largo de toda la película y los cambios realizados con respecto al manga le dan un plus de calidad al proyecto (algo que pasó con Omohide Poroporo, Porco Rosso o Mimi wo sumaseba).

¿De qué va?
Kokuriko zaka-kara nos sitúa en la ciudad de Yokohama en 1964, el año de las Olimpiadas de Tokyo. Umi es una adolescente que regenta una casa donde viven estudiantes. Su madre está trabajando en Estados Unidos y su padre –marinero– desapareció y no se ha encontrado su cuerpo. Aunque lo más lógico es pensar que ha muerto, la protagonista no pierde la esperanza.

Umi es una chica responsable, que ha tenido que madurar a marchas forzadas compaginando sus estudios con el trabajo. No me gustaría destripar muchas más cosas del guión, pues es posible que haya personas que no hayan visto la película. Tan solo decir que esa época fue un poco convulsa porque en Japón –tras el desastre de la II Guerra Mundial– se estaba trabajando para volver a recuperar el esplendor. En esos momentos muchas personas tenían que decidir sobre reconstruir olvidándose del pasado o construir teniendo en cuenta las idiosincracia del país. Y básicamente –sin contar mucho más del argumento– ahí está uno de los dilemas principales del largometraje.

La película no está dirigida a los más pequeños de la casa, pero tampoco llega al extremo de Omohide Poroporo. Es una película para adolescentes y mayores. Probablemente los más pequeños se queden un poco fuera de juego en algunos momentos. A lo largo de la historia hay algunos momentos divertidos, un poco de romance y algunos de esos “momentos Ghibli” por los que ya merece la pena ver la película. En líneas generales, la película me ha gustado mucho.

El manga
La historia está inspirada en un manga creado por  Chizuru Takahashi –dibujo– y Tetsuro Sayama –guión– en 1980 y editado por Kodansha en dos tomos. En 2010, Kadokawa Shoten recopiló la historia en un único volumen. La historia del manga es un poco diferente a la que podemos ver en la película, más melodramática y dirigida a un público femenino adolescente. Obviamente, el dibujo también cambia con respecto a la película. En el manga nos encontramos el clásico dibujo shojo manga.

La historia del manga no está mal, manteniendo el interés hasta el final de la historia. De todas formas, reconozco que los cambios aportados por el Studio Ghibli consiguen crear un argumento para un sector más amplio de espectadores. El manga no se ha editado en España, así que si queréis leerlo legalmente podéis conseguir la edición japonesa o la más asequible edición francesa, de la editorial Delcourt.

¿Merece la pena?
Si, sin duda. Así como Arrietty iba dirigida a un público más infantil –y eso se notó en la taquilla– Kokuriko zaka-kara es un proyecto distinto, más en la línea de Mimi wo sumaseba u Omohide Poroporo. Sobre Mimi ya he confesado mi predilección en alguna ocasión y Omohide me parece una muy buena película, más adulta e introspectiva. El segundo proyecto de Goro Miyazaki estaría en un punto intermedio.

Si os interesa una opinión más en profundidad –en la que trataré con más detalle el argumento y escribiré sobre la banda sonora, los libros de arte y curiosidades– estoy preparando un capítulo sobre este película para la Antología del Studio Ghibli, volumen 2.

Si has tenido la ocasión de ver la película, leer el manga o escuchar la banda sonora, no dudes en dar tu opinión en los comentarios de esta entrada.