Peluche de Holmes en Norma Comics

De vez en cuando, uno se encuentra con agradables sorpresas cuando visita una tienda de cómics. Ayer pasé por Norma Cómics (en Paseo San Juan, Barcelona) y me encuentró con sendos peluches, de Holmes y la Sra. Hudson, a la venta. 22€ y originales. No lo dudé. Soy de los que, de un tiempo a esta parte, no compra en España productos importados de Japón. Pero nunca había visto peluches de Holmes por la red y el precio me parece un mal menor. Os incluyo una foto para que le echéis un vistazo.

Ursula K. LeGuin discrepa

Se veía venir. Por el carácter que ha demostrado la autora y porque las soluciones de Ghibli, como dijeron los amigos de DoceMoradas, no se han hecho de acuerdo con las ideas de la señora LeGuin. El caso es que se ha celebrado un evento, en Madison, relacionado con la ciencia ficción. En él, como no podía ser de otra manera, se ha hablado de la versión animada de Gedo Senki y, tal y como dijeron en DoceMoradas, el problema del color de la piel ha sido comentado. La señora LeGuin afirma haberse puesto en contacto con el Studio Ghibli comentando ese asunto y parece que en Ghibli no le han hecho mucho caso.

A pesar de que mi posición es más cercana al Studio Ghibli, no estoy en absoluto de acuerdo con esta manera de hacer las cosas. Si la propietaria y autora de la saga de Terramar envía una carta sobre un asunto de importancia, lo mínimo es responderle. Se pueden tener ideas opuestas, pero lo mínimo es comentarlas. Imaginaos que un escritor se hace con los derechos de Nausicaä y convierte a Nausicaä en china, a Kushana en una persona de color y a Asbel en sudamericano. Seguramente Miyazaki no estaría de acuerdo. Ignoro los pormenores, pero siendo como son ellos autores de sus obras y sensibilizados con aquellos cambios que se producen en ocasiones (cambio de banda sonora, cortes de metraje, etc…) me parece bastante triste que hagan ellos lo mismo en este caso.

Seguramente no será la última vez que leamos opiniones de la señora LeGuin y seguramente estemos ante la paradoja de ver Gedo Senki como una buena película pero no tan buena adaptación.

Segundo poster de Gedo Senki

Son pocas las imágenes que se usan para la promoción de Gedo Senki. Si hasta ahora la imagen del dragón había acaparado casi toda la atención, la segunda imagen, que supone el segundo poster de la película, no tiene desperdicio. Peter, webmaster de GhibliWorld, ha colgado la imagen para nuestro deleite.

Para todos aquellos sensibilizados con los asuntos de la impresión deciros que el poster se imprime a seis tintas. Lo más normal en todo lo impreso, revistas, catálogos, cómics, diarios, está impreso en 4 tintas (cyan, magenta, amarillo y negro, el famoso CMYK). Lo que se ve en pantalla, imágenes para la web, está en tres colores (rojo, verde y azul o RGB).
De un tiempo a esta parte es más normal (y menos caro) incluir tintas extras o barnices. Por ejemplo, la revista de Clamp que publica Norma incluye tintas adicionales para que los colores sean más llamativos; a las cubiertas de Gantz se les incluye un barniz UVI y así sucesivamente hasta que la imaginación o el presupuesto te diga basta.
En el Studio Ghibli han decidido echar el resto con este poster, añadiendo 6 tintas: las cuatro habituales más dos de barnices que, supongo, sabiamente colocados, lograrán causar el fecto deseado.

La imagen os la pongo abajo, cortesía de GhibliWorld, pero el original debe ser un deleite para los ojos.

Carlos Nuñez participará en la banda sonora de Gedo Senki

Carlos Nuñez es el gaitero español más reconocido internacionalmente. Su apuesta por modernizar la música de gaita le llevó al reconocimiento. Según Nausicaä.net, noticia extraída del blog de Goro Miyazaki, Carlos Nuñez será uno de los instrumentistas de la banda sonora. Aún no se sabe si lo hará de forma amplia y únicamente en un corte o dos, pero si mal no recuerdo, es el primer español que participa en una banda sonora del Studio Ghibli. Recordad que la banda sonora está en pre-order y sale a la venta a principios de julio.

Visto en Nausicaa.net
Página oficial de Carlos Nuñez