Las protagonistas de Isao Takahata

Hace unos días acabé de ver la serie de animación Ana la de Tejas Verdes y mientras lo hacía empecé a pensar en los diferentes proyectos que dirigió Isao Takahata y en las características principales de sus protagonistas. A continuación tenéis un resumen de las conclusiones a las que he llegado.

Para no hacerlo muy largo, voy a centrarme en cuatro proyectos dirigidos por Isao Takahata en los que se puede repasar toda su trayectoria profesional.

Las aventuras de Horus: príncipe del sol

Horus fue un proyecto complicado que se alargó más tiempo del previsto y que estuvo marcado por la tensa relación que hubo entre Toei Dōga y sus trabajadores.

El debut como director de Takahata fue la oportunidad de poner en práctica todo lo que había aprendido hasta entonces: tanto de las películas de la factoría Disney como de directores como el francés Paul Grimault o el ruso Lev Atamanov.

Aunque tuvo que crear una historia con los ingredientes típicos de la época, Takahata consiguió darle una vuelta de tuerca en algunos aspectos. Uno de ellos fue la creación de un personaje como Hilda.

Tal vez a día de hoy no llame la atención, pero en aquella época los personajes femeninos tenían unas características muy concretas: acostumbraban a ser personajes pasivos, normalmente protegidas por un personaje masculino y tenían un desarrollo bastante limitado. El personaje creado por Takahata rompió moldes, otorgándole un rol poco convencional y una profundidad psicológica nunca antes vista.

Aunque esté en inglés, merece la pena que le echéis un vistazo a este vídeo del canal de YouTube Stevem en el que habla sobre la película.

Ana la de Tejas Verdes

Basado en la saga de novelas escrita por Lucy Maud Montgomery, Isao Takahata dirigió la adaptación animada de Ana la de Tejas Verdes para Nippon Animation dentro de su sello World Masterpiece Theater.

En ella se cuenta la historia de una niña de 11 años huérfana que se dirige a un pueblo llamado Avonlea para conocer a su nueva familia adoptiva. Pero la niña no tarda en enterarse de que ha habido un error. Esa familia, formada por los hermanos Marilla y Matthew Cuthbert, querían a un chico que les ayudara en las labores del campo.

Aunque su primera reacción, sobre todo la de Marilla, fue devolver a la niña al orfanato, tras conocerla deciden quedarse con ella.

Ana es una chica delgada, pelirroja, temperamental y muy habladora. Ha tenido una infancia muy dura pero ha conseguido salir adelante gracias a su inagotable imaginación y a sus ganas de vivir a pesar de las dificultades.

A medida que avanza la serie vemos como la protagonista se va adaptando a su nueva familia y adquiere los valores de humildad, austeridad y bondad que le transmite Marilla; al mismo tiempo su familia adoptiva se va encariñando cada vez más con la niña y el carácter de los hermanos se va dulcificando, llegando de forma natural a un término medio entre las personalidades de los tres miembros de la familia.

Ana la de las Tejas Verdes es una serie en la que se nos recuerda el valor de los detalles y la importancia que pueden tener aquellas cosas que a menudo nos pasan desapercibidas. Un mensaje que desgraciadamente parece que no va pasar de moda.

A pesar de que tiene casi 40 años y que en algunos aspectos es muy diferente a las series actuales, ver Ana la de Tejas Verdes creo que merece mucho la pena. Podéis hacerlo gratuitamente y en castellano en el canal de YouTube Junior Club.

Recuerdos del Ayer

Recuerdos del ayer está inspirado en un manga en el que se cuenta con una mezcla de humor y nostalgia el paso de la infancia a la adolescencia de una niña en la década de 1960. Aunque fue Miyazaki quien descubrió este manga, pensó que Takahata sería mucho más adecuado que él para hacer de él una película.

El gran cambio propuesto por Takahata con respecto al manga sobre el argumento de esta película fue convertir la historia en una mucho más adulta e introspectiva. En ella, la protagonista llamada Taeko Okajima tiene 27 años, está soltera y trabaja en una oficina. Taeko no acaba de sentirse cómoda y su madre, que insiste en que se eche novio, se case y tenga una familia, tampoco le ayuda mucho. Por esa razón decide tomarse un tiempo para meditar sobre su futuro; para ello decide irse a vivir con unos parientes que tienen una granja de cártamo en un pueblo llamado Yamagata.

A lo largo de la historia Taeko recuerda momentos de su infancia (algunos de los cuales podemos leer en el manga) que mezclado con lo que está viviendo en el campo le sirven para tomar una decisión sobre su futuro y al espectador para hacerse una idea bastante completa de su dilema y su personalidad.

Recuerdos del ayer es una historia más introspectiva y adulta, lo que ha hecho que tanto en España como en otros países haya pasado sin pena ni gloria. A pesar de eso, y siendo consciente de que no es para todos los públicos, considero que es una buena película.

El cuento de la princesa Kaguya

Del mismo modo que sucedió con Ana la de Tejas Verdes, El cuento de la princesa Kaguya se trata de la adaptación de un texto, en este caso un cuento tradicional japonés (el más antiguo del que se tiene constancia). Esta era una historia que había cautivado a Takahata desde hacía tiempo; de hecho, en su anterior proyecto, Mis vecinos los Yamada (1999), escenificó el nacimiento de la hija pequeña adaptando el inicio de este relato.

El cuento de la princesa Kaguya cuenta la historia de una niña nacida de un brote de bambú, que es criada por una pareja de ancianos que deciden llamarla Kaguya. Con el tiempo fue conocida por su belleza y pretendida por cinco príncipes. Pero Kaguya no quería saber nada de ellos y los rechazó a todos. Ella, desoyendo los consejos de su padre, estaba más interesada en otros asuntos y personas más mundanos.

En este proyecto Takahata declaró1 que no se limitaba a adaptar un cuento tradicional, sino que quería mostrar a la protagonista como una chica egoísta, tal y como según él lo eran en la actualidad. Durante la película, Takahata puso a la protagonista en situaciones tanto alegres como tensas y es precisamente en esos momentos donde se pueden ver las escenas más bonitas de la película. Creo que esta película es la más redonda de la filmografía de Takahata, pues se combina una animación increíble con un buen argumento y una buena banda sonora.

Conclusión

Sin haber podido profundizar mucho, mi conclusión es que Isao Takahata sentía fascinación por mostrar los dilemas de personajes femeninos, sus alegrías y tristezas y cómo reaccionaban ante ellas. En la mayoría de ocasiones adaptaba una historia que le había cautivado y darle forma de película. A veces fue un poco más allá y creó historias o partes de la historia para adaptarla a lo que quería expresar. Estaremos de acuerdo en que no es el único en hacer este tipo de cine, pero hay que reconocer que al maestro Takahata se le daba muy bien hacer este tipo de cine. Y eso sumado a su deseo experimentar para lograr una animación con un aspecto más artesanal y orgánico hacen de él un director de animación especial, al margen de los éxitos y los resultados de taquilla.


  1. LLin (2012), «Press Conference Excerpt», en Nausicaa.net. Disponible en: http://www.nausicaa.net/wiki/2012–12-News#Press_Conference_Excerpt ↩︎
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s