Sobre los momentos mágicos del cine de Hayao Miyazaki

No suelen faltar a su cita. De alguna u otra manera, Hayao Miyazaki coloca uno o varios de estos momentos en sus películas. A veces se combina con algún tema del siempre genial Joe Hisaishi, otras veces por la escena que narra. Son los “momentos mágicos” del cine de Hayao Miyazaki.

Uno de los recursos que usa a menudo en sus películas es el de encrespar el pelo de los protagonistas, una manera de representar que algo le está ocurriendo a un personaje desde el punto de vista emocional. Es su manera de escenificar un estado de ánimo y un momento especial de la historia. Películas como Nausicaä, Totoro o Mononoke Hime tienen varios momentos de estas características.

En otros casos, es una mezcla de la escena y la música, que provoca esa sensación de estar viendo algo especial, algo mágico. En estos casos es de vital importancia la labor de Joe Hisaishi. Me estoy refiriendo a momentos como el despegue del Folgore una vez reparado (Porco Rosso), el primer encuentro entre Sophie y Howl de Howl’ s Moving Castle o la escena del tsunami de Ponyo.

Son esos momentos los que hacen distinto el cine de este director. Son esos momentos los que personalmente me hacen volver a sentirme como un niño –en los ejemplos del primer caso– o me ponen los pelos de punta –los del segundo–. Son esos momentos los que hacen que el cine de Hayao Miyazaki sea único y tan difícil de imitar.

En otra ocasión, hablaré sobre los momentos “mágicos” del cine de Isao Takahata. Son distintos a los de su colega, pero igualmente especiales.

Y a vosotros, ¿qué os evocan estos momentos del cine de Miyazaki?

Opinión: ¿por qué no tiene éxito el cine de Takahata?

Reconozco que quería esperarme a que se aclarara el futuro de la edición española en Blu-ray de Recuerdos del ayer. Pero en vista de que el futuro de esta edición está en entredicho –algo impensable en un título de Hayao Miyazaki– he decidido no esperar y compartir con vosotros este pensamiento. ¿Por qué el cine de Takahata gusta tan poco en España? De hecho, me atrevería a decir, ¿por qué gusta tan poco en Occidente? Seguro que hay honrosas excepciones –como Francia– y estoy convencido de que a vosotros os gusta el cine de Takahata y tenéis amigos a los que también. Pero, reconozcámoslo, no somos una cifra a tener demasiado en cuenta, visto lo visto.

Es innegable que el cine de Takahata es muchísimo más versátil que el de su colega Hayao Miyazaki. Aunque ambos tienen unas señas de identidad evidentes, Takahata parece más capacitado para afrontar trabajos con distintas idiosincracias, de géneros completamente distintos y que, en parte, le obliguen a reinventarse como profesional. Haciendo un breve repaso por su filmografía en el Studio Ghibli, Takahata ha adaptado una novela sobre la Segunda Guerra Mundial, un manga para chicas sobre las peripecias de una muchacha durante su infancia en la década de los 1960, una historia original –basada en una idea de Hayao Miyazaki– y un manga de tiras cómics de humor cotidiano. De buen principio son obras muy distintas entre sí, aunque con un denominador común: la enorme sensibilidad que tiene Takahata como animador y su compromiso por realizar un trabajo excelente, aunque en ocasiones pueda no parecerlo.

Queda claro también que el público potencial de Takahata es más adulto que el de la mayoría de títulos del Studio Ghibli. Sobre La tumba de las luciérnagas no hace falta argumentar mucho. Si queréis traumatizar la niñez de alguien, ponerle la película. Es infalible. La versión animada de Recuerdos del ayer, a pesar de estar basado en un manga shojo, gracias a los cambios que aporta el director, logra convertirla en una película para adultos. Y Mis vecinos los Yamada podría confundir a la gente por el dibujo, pero también es un producto para gente un poco más mayor. La excepción podría ser Pompoko, un título dirigido para toda la familia.

Pero parece que las virtudes de Takahata –me he limitado a destacar dos de las muchas que tiene– no han calado. Quizá porque sus películas se centran en temas no o muy comerciales, quizá porque vive a la sombra de Hayao MIyazaki o simplemente porque se dedica a dirigir “dibujos animados” y el público al que pueden ir dirigidas sus obras las ven con escepticismo. Desde este humilde rincón, os invito a que le deis una oportunidad al cine de Isao Takahata. Tanto a las películas realizadas para Studio Ghibli –que recomiendo– como a las anteriores –asignatura pendiente del que escribe, lo reconozco–. No os esperéis un “rival” del cine de Miyazaki, sino un complemento de lo que las películas de este no pueden ser.

Por último me gustaría recomendar la lectura de este artículo titulado Guía práctica para adorar a Isao Takataha, de Studio Ghibli escrito por Chibisake para el blog Deculture en el que también se destaca la obra de este genio de la animación japonesa.

Opinión: Sobre la no nominación de Kokuriko a los Oscar

Hace poco se ha hecho pública la lista de loso nominados a los premios Oscar 2013, que se celebrarán el próximo día 24 de febrero. Muchos aficionados al Studio Ghibli tenían puestas sus esperanzas en que Kokuriko zaka-kara lograra hacerse un hueco entre los nominados y, por qué no, dar la sorpresa y auparse con la estatuilla. Al final, la película de Goro Miyazaki ha quedado fuera de la lista de aspirantes, que está compuesta por Brave, Frankenweenie, ¡Piratas!, ¡Rompe Ralph! y El alucinante mundo de Norman.

Antes de seguir con el texto, me gustaría dejar clara mi indiferencia hacia la gala de los Oscars. Me alegré cuando Chihiro logró este premio –o cuando algún título del estudio ha optado por algún Oscar– porque supuso un reconocimiento al cine del Studio Ghibli y sobre todo por la tremenda difusión (gratuita) que este premio dio al estudio a nivel mundial y a una forma distinta de hacer animación. Por lo tanto, mi opinión no se basa en el rechazo por la Academia Americana de Cine ni a los miembros del jurado.

Kokuriko es una película costumbrista que nos presenta las vicisitudes de unos estudiantes en Yokohama en una época reivindicativa de la sociedad japonesa moderna y aderezada con un conflicto amoroso. Por mucho que uno quiera adornarlo, eso es lo que hay. No hay humor a raudales, escenas de acción o momentos delirantes. Ni siquiera hay vistosos efectos especiales ni escenas de cara a la galería, en la que dar rienda suelta a la habilidad de los diseñadores con los efectos 3D o hacer el chiste de moda de turno que tanto abundan en las películas de animación americanas. Al margen de lo bonita que sea, de lo bien hecha que esté o de lo mucho que pueda gustarnos el cine del Studio Ghibli, eso ya son ingredientes suficientes como para que los miembros de la Academia haya optado por otras cinco películas para darles este premio.

A muchos nos gustaría que el Studio Ghibli ganara más Oscar, pero hay que ser consciente de que lo de Chihiro fue una situación extraordinaria y que, además, en el Studio Ghibli no se marcan como objetivo conseguir un Oscar ni ningún premio por el estilo. Su misión es realizar un buen trabajo basándose en su filosofía de empresa. Los premios son una consecuencia directa de todo eso, muy bien recibida por ellos debido al reconocimiento y la repercusión, pero no el objetivo en sí.

Otro detalle a tener en cuenta es la procedencia. No voy a decir que los miembros de la Academia solo apoyan los proyectos de su país, pero sí que una parte del cine oriental está hecho con una sensibilidad distinta, que posiblemente no enganche tanto a estas personas como lo pueden hacer películas hechas en Occidente. No es una cuestión de “racismo”. Puedo equivocarme, pero si Pixar hubiera hecho una película como Kokuriko seguramente no estarían ganando tantos premios y a más de uno le daría por pensar qué se han tomado para hacer este proyecto. A los aficionados al Studio Ghibli –y a la animación japonesa en general– no nos sorprenden tanto proyectos de este tipo. Las películas del Studio Ghibli, Makoto Shinkai, Mamoru Hosoda o el fallecido Satoshi Kon son ejemplos de ello. Pero insisto, Chihiro logró impactar y convencer al jurado, y tal vez esa sea su mayor mérito, pero esto rara vez sucederá en el futuro.

Kokuriko zaka-kara ha sido un proyecto marcado desde el principio. Goro Miyazaki no tuvo el mejor de los inicios como director de animación con Gedo Senki (2006) y cuando se anunció su siguiente proyecto se hizo teniendo mente debut. Error o no, muchos aficionados –entre los que me incluyo– valoramos negativamente la película sin apenas haber visto un par de imágenes del proyecto. A medida que se iba desvelando más sobre el proyecto y que los primeros afortunados daban sus impresiones sobre la película, la opinión general fue mejorando. Tras ver la película –que es cuando se deberían dar las opiniones, lo reconozco– puedo decir que es una buena película y que sería injusto marcar a Goro Miyazaki con el estigma de Gedo Senki. Por eso me alegra que opte a tantos premios, aunque no los logre todos. Pero eso no creo que lleve implícito que tenga opciones reales de ganarlos, sobre todo en Occidente.

Reseña de las ediciones Combo y DVD de La Tumba de las Luciérnagas

El pasado 11 de diciembre se puso a la venta la edición Combo y en DVD de La tumba de las luciérnagas, editadas por Selecta Visión. Esta película, que se ha remasterizado con motivo de su 25 aniversario, se edita por primera vez en Blu-ray en el mercado español.

Novela

La película está basada en una novela escrita en 1967 por Akiyuki Nosaka, ganadora del premio Naoki de literatura en 1967. La novela fue editada en castellano y catalán por la editorial Acantilado y actualmente aun se puede encontrar en las tiendas, tanto físicas como online. Tenéis más información sobre esta novela en la web oficial de la Editorial Acantilado.

Sinopsis

Verano de 1945. El imperio del sol naciente se tambalea bajo los constantes ataques aéreos aliados. Esta es la historia de Seita y su hermana pequeña Setsuko, dos niños que nacieron en el momento y en el lugar equivocados. Tras perder a su madre y su hogar en uno de los bombardeos y ante la imposibilidad de contactar con su padre, un oficial de la Marina Imperial Japonesa, los dos pequeños tratan de sobrevivir solos en un mundo que no dispone ni de los recursos más básicos para sustentarlos. Ocultos en un refugio antiaéreo abandonado, Seita comienza a robar comida para alimentar a su hermana enferma. Su trágica lucha por la supervivencia se convierte en una oda al espíritu humano y en un emotivo homenaje a los olvidados.

Director

El encargado de dirigir este proyecto es Isao Takahata, una de las piezas básicas del organigrama del Studio Ghibli y co-fundador del estudio. Esta fue la primera película que Takahata dirigió para Ghibli, tras dos proyectos en los que hizo tareas de producción, más alejado de los focos pero de vital importancia para el desarrollo y supervivencia del Studio Ghibli.

Después de que Toshio Suzuki –Productor Ejecutivo de la gran mayoría de películas de la empresa – aprovechara la ocasión de hacer con este proyecto propuesto y financiado por Shinchosa, el Studio Ghibli se encargó de dos proyectos en paralelo, La tumba de las luciérnagas y Totoro, algo poco habitual para una empresa de estas características. Tras el estreno de La tumba de las luciérnagas, Takahata se mantuvo en un segundo plano –cediendo todo el protagonismo a su colega Miyazaki y dirigió tres largometrajes más: Omohide Poroporo (Recuerdos del Ayer, 1991), Heisei Tanuki Gassen Ponpoko (Pompoko, 1995) y Tonari no Yamada kun (Mis vecinos los Yamada, 1999), todas ellas editadas en España por Aurum. Actualmente se encuentra finalizando su próximo proyecto –Kayuga-hime no monogatari– que verá la luz tras 14 años sin estrenar un nuevo proyecto para el estudio.

– Las ediciones

El DVD de La tumba de las luciérnagas viene en un único disco en caja de plástico y se ha puesto a la venta por un precio de 14,99€. La edición en Combo contiene las ediciones en DVD y Blu-ray, viene en caja de plástico y tiene un precio de 19,99€. Ambas ediciones tienen carátula reversible, aunque en ningún caso se ha optado por el diseño de la edición japonesa en Blu-ray. Si no quieres comprarte ninguna de las ediciones mencionadas pero estás interesado en ver la película, puedes recurrir a iniciativas como Filmin, en las que por 3€ puedes ver la película online.

La edición española en DVD cuenta con el audio en castellano y japonés en 5.1 Dolby Digital y con subtítulos en castellano. Por su parte, la edición en Blu-ray viene con el audio en castellano y japonés en 5.1 Dolby Digital HD y subtítulos en castellano. El doblaje castellano de la película es el mismo que el realizado para las ediciones de Jonu Media. El trabajo de los actores de doblaje es muy bueno, habiendo sabido plasmar todo el dramatismo e intensidad de esta película. El subtitulado en castellano es, en líneas generales, correcto.

La calidad de imagen, remasterizada con motivo del 25 aniversario del estreno en Japón de la película, es una verdadera delicia. En la edición en Blu-ray, la película viene en alta definición a 1080p y 16:9. Gracias a los avances tecnológicos, podemos disfrutar aún más de la calidad visual de los fondos realizados en este proyecto, uno de los verdaderos beneficiados de las mejoras técnicas que ha tenido este título.

Con respecto a los menús, la austeridad vuelve a ser la tónica general, como suele ser habitual en los títulos relacionados con el Studio Ghibli. Su diseño es correcto, con algún detalle original, como la animación de las luciérnagas en el apartado de la selección de escenas.

La tumba de las luciérnagas es una película en la que se enfrentan sentimientos encontrados. Por un lado estamos ante un título de una calidad indiscutible y por el otro ante una película dura y llena de drama, lo que es posible que eche para atrás a más de uno. No es raro que haya personas a las que les cueste encontrar un momento para ver esta película o que la han visto una única vez.

El argumento está basado en una novela, pero los detalles que aporta Isao Takahata al argumento de la película no hacen más que dar ese toque personal que siempre impone el director japonés en sus trabajos. Artísticamente es maravillosa. En sus fondos se refleja la crudeza y desolación de la guerra, así como la belleza de los bosques de Kobe.

La animación es de un nivel notable, aunque sorprende que en algunos momentos haya pequeñas escenas sin animar, seguramente debido a los problemas de tiempo y presupuesto. La banda sonora tiene temas muy buenos, aunque en líneas generales no es lo más destacable de la película.

Echo en falta algún contenido adicional relacionado con la película: algún reportaje o algún “cómo se hizo” que, sin duda, hubiera redondeado una edición más que notable. Quién sabe si en el futuro Selecta Visión se plantea una reedición de este título con más contenidos adicionales.

A modo de conclusión, no puedo más que recomendar que veáis este clásico del cine de animación, que demuestra que los “dibujos animados” puede servir para contar cualquier tipo de historia, siempre y cuando se haga con el buen gusto y la sensibilidad que demuestra el maestro Takahata.

En la edición de Selecta Visión contamos con el aliciente del nuevo máster con motivo del 25 aniversario y la nueva edición en Blu-ray, con la que tenemos la ocasión de ver en mejores condiciones que nunca una de las películas más emblemáticas de este director.

Director: Isao Takahata
Guion: Akiyuki Nosaka Isao Takahata
Audio: Español y Japonés
Subtítulos: Español
Calificación: Recomendada para todos los públicos
Duración: 88 min.

© Akiyuki Nosaka / Shinchosha. All Rights Reserved

Como no he encontrado el tráiler de la edición española, he optado por incluir una alternativa que espero que os parezca interesante.

Podéis encontrar más información o comprar la película en la web de Selecta Visión.

Balance del 2012

Hace aproximadamente un año tomé una decisión con respecto al blog del Studio Ghibli en la que me proponía reducir el volumen de entradas del blog para ganar tiempo con el que podría avanzar con la segunda parte de la Antología Ghibli. Me gustaría “rendir cuentas” y explicar las consecuencias de esta decisión, así como alguna cosa más.

Como consecuencia de mi decisión de reducir el volumen de entradas del blog –que se ha reducido a algo más de la mitad– he tenido el tiempo suficiente de escribir los textos de la segunda parte de la Antología. Faltan algunas cosas, pero la mayor parte está escrita. Es posible que al final incluya alguna página de presentación de Kaze Tachinu y Kaguya hime no Monogatari, aunque aún no lo tengo decidido.

El caso es que el tiempo logrado de reducir el número de entradas se ha usado bien, tal y como me propuse, y el proyecto ha avanzado a buen ritmo tal y como me planifiqué. Ahora mismo he acabado de escanear y capturar imágenes para maquetar los textos y en breve empezaré a maquetar el libro. Todo según lo previsto, aunque el hecho de que el Salón del Cómic se celebre a principios de abril me dará menos tiempo para pulir los detalles.

Tengo muchas ilusiones puestas en este proyecto, en el que estoy poniendo todo mi esfuerzo para que quede lo mejor posible y os resulte interesante. Sinceramente no me hacía falta mucha más motivación, pero después de saber que el libro ha llegado a su segunda edición y los mensajes de interés sobre cuándo se editaría la segunda de algunos de vosotros, no hace más que animarme a finalizar este trabajo con éxito.

Por otra parte, creo que he suplido el hecho de no publicar tantas entradas en el blog con otros contenidos: Twitter, Facebook y Pinterest son formas mucho más ágiles de actualizar y que me permiten compartir la afición por el Studio Ghibli con todos aquellos así lo queréis. Hoy por hoy, considero el blog y las cuentas de TwitterFacebookPinterest como una unidad y os invito a que, en la medida de vuestro tiempo o voluntad, le echéis un vistazo a todas las ramificaciones del blog.

Con respecto al 2013, mi primer objetivo es tener listo el libro para que se ponga a la venta antes o durante el Salón del Cómic de Barcelona. Me haría mucha ilusión conseguirlo, algo que no pudo ser con la primera parte. No sé si tendré ocasión de hacer una presentación del proyecto, pero al menos me gustaría que estuviera presente en esta cita. Posteriormente, aunque tengo algunas ideas, todavía no tengo nada concretado.

Os invito a que sigáis apostando por Studio Ghibli Weblog para compartir vuestra afición con el Studio Ghibli tal y como habéis hecho durante estos años y os agradezco por estar al otro lado y participar de este proyecto. Si tuvieras alguna sugerencia u opinión, tenéis a vuestra disposición los comentarios de este blog, los de Facebook o el Twitter