Campaña para la localización de Ni no Kuni

Hace unos días comentaba que Level 5 había anunciado su intención de lanzar la versión para PS3 de Ni no kuni, el videojuego que ha creado junto al Studio Ghibli. Esta noticia es muy buena para el aficionado occidental, pues tendrá la oportunidad de hacerse con el juego en un idioma algo más comprensible que el japonés. Pero, ¿qué os parecería si se localizara a otros idiomas?

De aquí surge la siguiente iniciativa, con la que se pretende demostrar el interés por una parte de los aficionados en que se distribuya el juego en Europa. Podéis visitar la página en Facebook de la iniciativa. En el blog del autor de la iniciativa explica un poco más sus intenciones (en inglés).

Dentro de unas semanas se celebrará el Level 5-World (podéis ver el anuncio a continuación), evento relacionado con las novedades de esta compañía. Podría ser un buen momento para saber algo más sobre sus intenciones en occidente con este juego. Esto tipo de iniciativas es muy loable y merece la pena apoyarlas, aunque normalmente no suelen ser determinantes para cambiar la opinión de las empresas.

Sobre el nuevo trabajo de Hayao Miyazaki

Buenas noticias aunque, en mi opinión, no de la forma que se deberían dar. Me explico. Hace ya un tiempo que se lanzan rumores sobre el nuevo proyecto de Hayao Miyazaki. Entiendo que entre la comunidad de aficionados haya gente que tenga ganas de saber lo antes posible en qué anda trabajando el maestro. Pero no entiendo el por qué de las declaraciones a medias y frases ambiguas que se han filtrado, sobre todo de Toshio Suzuki. No entiendo que, oficialmente, se digan las cosas a medias sin acabar de decir nada. En mi opinión, sería más lógico anunciarlo cuando se puede/quiere y no antes.

Pero hemos llegado a un momento en el que, juntando frases sueltas, algunos aficionados han llegado a una conclusión (bastante fiable, por lo visto) sobre cuál es el trabajo en el que está ocupado Miyazaki. El nombre es conocido por los aficionados al Studio Ghibli y es que se trata de Kaze Tachinu, un manga que dibujó el mismo autor en 2009. Si estableciéramos un paralelismo con otra obra del autor, esta sería sin duda con Porco Rosso. Una película inspirada en un manga corto dibujado por él, en la revista Model Graphix y que trata sobre la aviación, una de las pasiones de Hayao Miyazaki.

Kaze Tachinu cuenta la vida de Jiro Horikoshi, un diseñador de aviones de guerra, famoso por ser el creador del Mitsubishi A6M Zero Fighter, famoso avión japonés de la Segunda Guerra Mundial. Podéis ver algunas de las páginas de esta historia en el siguiente enlace.

Pistas

Pero, ¿cómo se ha llegado a esta conclusión? Aunque, insisto, no está confirmado de forma oficial, hay varios datos que hacen suponer que la predicción es correcta, además de alguna confirmación visual. Por un lado, unas declaraciones de Toshio Suzuki en las que comentaba que el próximo trabajo de Miyazaki era una autobiografía situada en la Era Showa (entre 20 y 50 años antes que Kokuriko).

Con motivo del estreno de Arrietty en Japón, se publicó una entrevista a Miyazaki en la revista Cut Magazine de la que escribí en su momento. En ella habló largo y tendido sobre varios temas y uno de ellos fue la posibilidad de que su siguiente trabajo fuera The last sortie, la secuela de Porco Rosso. También declaró que tenía ganas de trabajar en una historia sobre el trágico destino de un chico. Un detalle destacable en su obra, pues Miyazaki normalmente utiliza a chicas como protagonistas.

En un reportaje audiovisual, emitido en una televisión japonesa, sobre Kokuriko zaka-kara se vieron imágenes de Miyazaki trabajando en su próximo proyecto. En ellas se vieron imágenes muy similares a las del manga Kaze Tachinu (podéis ver la imagen en Generación Ghibli).

Por último, en el programa de radio presentado por Toshio Suzuki del mes de agosto pasado, volvió a hablar sobre este tema con Tomoko Yamaguchi (actriz de doblaje que pone la voz a Lisa en Ponyo). En esta conversación comenta que la película es una biografía completa (que empieza en el nacimiento del protagonista). También habla sobre el número de cels que cree se necesitarán para el proyecto: unos 250.000. Esta cifra es altísima. Pensad que para el último proyecto dirigido por Miyazaki, Ponyo, se usaron 170.000 cels. También aprovecha para comentar que Miyazaki ha acabado una cuarta parte del storyboard y que le ha parecido muy interesante.

¿Y ahora qué?

Entre unos y otros, parece, se ha desvelado en qué está trabajando Hayao Miyazaki. Al contrario de los trabajos realizados por “los jóvenes”, él y Takahata tienen más margen de tiempo y presupuesto para hacer sus trabajos. El director ha calculado que le ocupará durante al menos dos años. Sabiendo que en Ghibli suelen filtrar a cuentagotas las novedades relacionadas con sus productos, eso hace presagiar que pasarán muchos meses y algún proyecto antes de que esta película vuelva a estar en boca de todos.

En el caso de confirmarse este extremo estaríamos ante uno de los proyectos “de ocio” del director. Un Miyazaki desatado y haciendo lo que más le gusta. Por lo que se ha comentado, se ha documentado a conciencia e incluso tuvo la ocasión de ver una maqueta del Zero Fighter (mirad el vídeo en Generación Ghibli). Del mismo modo que sucedió en Porco Rosso, en Kaze Tachinu no hay mucho espacio para la magia y fantasía, por lo que parece que el director cambia el registro infantil de Ponyo para hacer algo más adulto.

Ahora solo falta que esta hipótesis finalmente se confirme (o no) y ya tengamos otro proyecto más en la lista de próximas películas del Studio Ghibli, junto a la que lleva tiempo dirigiendo Isao Takahata. ¿Qué os parece a vosotros esta rumor/noticia?

Visto en Generación Ghibli, Anime ClickNausicaa.net y Buta Coonnection.

Undécima semana de Kokuriko en cines

La última película del Studio Ghibli sigue proyectándose en los cines japoneses. Aunque ya no está entre los primeros puestos, todavía se pueden sacar algunas conclusiones.

La película de Goro Miyazaki ha bajado un puesto, situándose en el 12º puesto entre las películas de la cartelera japonesa durante la pasada semana. Durante este fin de semana recaudó 279,983 dólares, lo que sumado a lo obtenido durante el resto de semanas hace un total de 56,029,615 millones de $.

Un dato positivo es que Kokuriko es la película que más arriba está en la taquilla de las que se estrenaron el mismo día. La película de Ghibli está por encima de Harry Potter, que aún aparece en la lista en el puesto 15 y Transformers 3 y la película de Pokémon, que ya no aparecen entre las más vistas. El que no se consuela es porque no quiere.

Por su parte, Arrietty y el mundo de los diminutos ha bajado un puesto en la taquilla española, situándose en 16º lugar. Esta semana ha recaudado 116,989 dólares y en total ha logrado 338,704. Sigo pensando que son resultados algo flojos. Como dato positivo, por decir algo, el número de salas no ha variado mucho con respecto a la semana pasada.

Visto en Box Office Japan y Box Office Spain.

Encuesta sobre Arrietty y el mundo de los diminutos

Tras el artículo de opinión de ayer, he pensado que sería una buena idea conocer vuestra opinión. Para ello os propongo una encuesta muy breve, de tan solo tres preguntas, que me gustaría que respondierais. Solo os llevará un minuto.

A pesar de que he sopesado la opción de hacer una encuesta donde pudierais responder a vuestra manera, he optado por incluir unas respuestas breves ya definidas. Como siempre, si queréis, podéis justificar vuestras opiniones en los comentarios.

Si por alguna razón no has podido ver la película en cines, ya sea porque vives en otro país o cualquier otra razón, si has podido ver la película en tu país (o de alguna otra manera) o has tenido la oportunidad de escuchar la banda sonora, también puedes participar en la encuesta. Tan solo os pediría que no respondierais a aquellas preguntas sobre las que no tenéis una opinión formada.

Puedes responder la encuesta accediendo a este enlace.

Opinión: Arrietty y el mundo de los diminutos

No sé si debido a la difusión que ha tenido la película o a que se trataba de una novedad de un estudio que, día a día, está consiguiendo cada vez más prestigio, he tenido la ocasión de leer muchas y muy varias crónicas sobre la última película del Studio Ghibli estrenada en España. Tuve la ocasión de ir al cine el pasado lunes y, voluntariamente, he dejado una semana de margen para que este texto que vas a leer, al margen de la calidad que tenga, sea una opinión más reposada que el que hubiera escrito a las pocas horas de salir del cine.

La falta de magia

La opinión de los medios sobre Arrietty y el mundo de los diminutos es, en líneas generales, positiva. El cine de Ghibli tiene algo que lo hace diferentes al resto y este detalle parece que no se le escapa a los críticos de cine. La situación sería más halagüeña si los espectadores lo tuvieran tan claro como ellos.

Uno de los detalles que se le ha echado en cara a la película es la falta de “alma” que tiene. En algunas ocasiones se ha llegado a decir que se nota que no es una película dirigida por Hayao Miyazaki. Personalmente me parece un comentario injusto. Y digo injusto porque Arrietty debe ser uno de los proyectos no dirigidos por el maestro que más de él tienen. Por un lado, él apostó por Hiromasa Yonebayashi para que fuera el director de la película, rompiendo el récord al ser el más precoz, 36 años, en dirigir una película en el estudio. Él coguionizó, con Keiko Niwa, una historia a la que echó el ojo hace treinta años y que, ahora, ha visto que era el momento adecuado para realizar la adaptación. Y, por último, él ha “apoyado” el proyecto, tal y como hizo como Mimi wo sumaseba y no hizo en Gedo Senki. Si os fijáis, Miyazaki ha estado participando en prácticamente todo el proyecto. Cuando tuvo la oportunidad de ver un primer pase de la película, le dio el visto bueno al trabajo de Maro (mote cariñoso por el que se conoce a Yonebayashi en el Studio Ghibli) y elogió el trabajo de su pupilo. Miyazaki no suele elogiar porque sí.

Históricamente, los títulos adaptados en el Studio Ghibli han pecado del mismo defecto. Recuerdo que tras ver Howl´s Moving Castle, la opinión generalizada fue de desconcierto, de que a la película le faltaba algo. Tenía escenas mágicas, emotivas, preciosas, pero le faltaba “eso” que tenían Chihiro, Totoro, Laputa… Algo parecido, creo, le ha pasado a Arrietty, pero en mi humilde opinión la gente se ha cebado sabiendo que no era una película dirigida por Hayao Miyazaki.

La labor de Aurum

Otra de las quejas que más se han repetido ha sido la del trabajo de Aurum Producciones a la hora de promocionar la película en los medios. Aquí me tengo que fiar de la gente que ha dado su opinión, porque yo no he visto promoción alguna en la televisión (es lo que tiene ver muy poco la tele). Pero así como me fío de la opinión de la gente, también me fío del sentido común de las personas que trabajan en la empresa madrileña.

Tras haber apostado por esta película, haberla distribuído por casi 140 salas del país y echar el resto en un proyecto que, a priori, no tiene todos los números para ser un éxito absoluto, no creo que Aurum no promocione uno de sus títulos lo mejor que puede. No es una empresa novata en esta tarea y dudo que les guste tirar el dinero y desaprovechar las licencias que tienen, así que me imagino que el trabajo de promoción y marketing llevado a cabo para Arrietty habrá sido el que se habrá podido hacer con los medios con los que se disponía. ¿Se podría haber hecho mejor? Seguro.

Si alguien no está de acuerdo con el trabajo de esta empresa, lo mejor sería aportar un argumento de peso justificando por qué lo han hecho tan mal y qué hubiera hecho en su lugar.

A lo que iba

Perdonad, pero me he extendido un poco de la cuenta. Y mi objetivo original era dar la opinión sobre esta película. Arrietty y el mundo de los diminutos es un proyecto muy parecido a lo que fue Gedo Senki, película dirigida por Goro Miyazaki. Periodo de producción similar, presupuesto ajustado, director novel, adaptación de una novela occidental de éxito internacional dirigido a un público adolescente…

Gedo Senki no tuvo tan buena acogida como Arrietty, que consiguió 110 millones de dólares en la taquilla japonesa. Su director, aunque novel, ha estado trabajando durante más de trece años en el Studio Ghibli, empezando desde abajo, y ha contado con el apoyo de Hayao Miyazaki. Eso, sin saber deciros exactamente dónde, se nota. Una de los puntos que más me impresionó de esta película fue la calidad que tenía a todos los niveles. Sorprende como Ghibli ha aprendido a hacer anime de tanta calidad en menos tiempo y con menos presupuesto. En parte, esto ha sido gracias a la experiencia acumulada durante tantos años, a mantener una plantilla más o menos estable, educarla a su estilo y a un sabio uso de las tecnologías.

Argumentalmente me parece una película deliciosa. Hayao Miyazaki ha declarado que, en esta época de crisis mundial en la que vivimos, le parecía una buena idea hablar sobre unos personajes que “cogían prestadas” cosas de otros. Aunque no lo dice claramente, lo que plantea es una convivencia equilibrada entre humanos y diminutos (aunque los seres humanos desconocen la existencia de estos últimos). El objetivo es tomar prestado aquello que se necesita y no acumular por el mero hecho de hacerlo. Es una actitud muy “animal” si se me permite la comparación. Tomar aquello que se necesita y nada más. Algo que, si se me permite, tendríamos que empezar a hacer nosotros.

Por otro lado está la relación entre los dos protagonistas: Arrietty y Shô. Ambos viven situaciones radicalmente opuestas. Mientras Arrietty se está haciendo mayor y ha empezado a hacer incursiones con su padre, Shô tiene problemas de salud y no muchas ganas de superarlos. Esta idea, al conocer a Arrietty, va cambiando. Shô descubre a un ser, de no más de 10 cm de altura, que tiene muchas dificultades para salir adelante y con un futuro, a priori bastante complicado. A pesar de ello, Arrietty afronta su vida con optimismo, aunque por el camino tenga algún que otro revés. Gracias a eso, en parte, Shô se contagia de esa ilusión de vivir. A pesar de que sus padres pasan de él y que se siente bastante solo y desilusionado, Shô recupera esa ilusión por vivir.

Mención aparte para dos de los personajes femeninos de la película. Es muy raro en los trabajos de Miyazaki, que se ha encargado del guión de esta película, encontrar personajes femeninos como los de Emily y Haru. Primero porque son mujeres y estas, en sus trabajos suelen ser como Nausicaä, Fio, Sophie… Arrietty. Por contra, en esta ocasión Emily es una madre muy preocupada por su casa, su familiar y con tendencia a la histeria. Haru es otro personaje bastante cómico, pero que no tiene una motivación muy bien definida, algo muy raro en los personajes de Miyazaki.

Sin embargo, en el devenir de la película, cada una cumple con su función (no quiero destripar nada del argumento). Se trata de una película con muy pocos personajes y en los que cada uno tiene un rol muy bien definido. Por contra, el padre de Arrietty, Pot, tiene un perfil más parecido al de los personajes masculinos del director, aunque quizá por la escasa relevancia de la madre, este gana en interés. Es un personaje parco en palabras, con las ideas muy claras y que hace lo que tiene que hacer, de la forma más simple y efectiva. En parte, supongo, estarían maniatados por la novela. Pero por otro lado sorprenden estos dos personajes cuando el guion viene de quien viene.

La banda sonora, en mi opinión, es sensacional. Cécile Corbel y su grupo, que tienen el honor de ser los primeros occidentales que se encargan de producir completamente una banda sonora para una película del Studio Ghibli. En ella se logran plasmar las personalidades de los dos protagonistas principales. Por un lado los temas más alegres y dinámicos representan a Arrietty, mientras que los temas más tristes y melancólicos se centran en Shô. Todo ello en una banda sonora repleta de canciones (algo poco habitual), muchas de ellas en inglés y con un aire celta que encaja muy bien en la película.

Para acabar, decir que la película me dejó un buen sabor de boca. Siendo conscientes de qué tipo de cine estábamos viendo (director novel, presupuesto y tiempo de producción ajustados) estamos ante un excelente título que, dejando a un lado el éxito de taquilla, se ha colocado en mi opinión justo por debajo de películas tan buenas como Chihiro. Tengo ganas de ver cuál será el nuevo proyecto que dirigirá Hiromasa Yonebayashi.

Me gustaría conocer tu opinión sobre la película. ¿Qué te pareció? ¿Estás de acuerdo con mi opinión? ¿En desacuerdo? Tienes a tu disposición los comentarios.

Visita el la cuenta de Twitter del blog.