El Studio Ghibli nos felicita el año 2011

Fieles a su cita anual, en el Studio Ghibli nos felicitan el año nuevo con una ilustración dibujada por Hayao Miyazaki. Como siempre, el motivo de la ilustración tiene que ver con el animal del año según horóscopo chino, que en esta ocasión es la liebre.

Si hacemos un paralelismo entre el estudio y la ilustración, este año será de trabajo duro. Además, como curiosidad, las liebres de la felicitación tienen mucho parecido con las que se pueden ver en el corto Pan dane to tamago hime, protagonista especial de las entradas de esta semana.

Desgraciadamente, por motivos de tiempo, no he podido acabar la felicitación de año nuevo de este blog, pero aunque sea en modo texto os deseo a todos un feliz 2011.

Visto en la web oficial del Studio Ghibli.

Pan dane to tamago hime (parte 2)

Hace ya tiempo que no se puede asociar un proyecto animado de Hayao Miyazaki sin la música de Joe Hisaishi. Han pasado 26 años desde su primera colaboración, en  Nausicaä del Valle del viento, y han participado en numerosos y exitosos proyectos juntos.

Lo más destacable es que, a pesar del tiempo y los éxitos, ninguno de los dos se ha acomodado. Ambos se han querido superar en cada proyecto. En ocasiones haciendo el más difícil todavía y en otras experimentando con registros nuevos.

Siempre es buena noticia cuando aparece un nuevo proyecto con su firma y más cuando se trata de un capricho como lo son los cortos del Museo Ghibli. Unas animaciones que únicamente pueden verse en el Museo, aunque hace unos días rompieron la norma con uno de los proyectos, y que sirven para asombrar a los espectadores con proyectos diferentes, experimentales, pero igualmente geniales.

Para la banda sonora de este proyecto Hisaishi se inspiró en La follia de Antonio Vivaldi. Ignoro si fue idea suya o un consejo del director, buscando darle al proyecto el tono adecuado. Sea como fuere, Miyazaki y Hisaishi quieren hacer una película del siglo XXI y se inspiran en los siglos XVI y XVII para llevarla a cabo.

El tono general de la banda sonora, que cuenta con cinco temas, es evidentemente clásico, con predominio de instrumentos de cuerda (violines y cellos), clavicordio y panderetas. El resultado es, como siempre, excelente. Quiero pensar que el día que este compositor haga un trabajo del montón lo diré con todas las letras, pero aún está por llegar ese momento.

Obviamente es un disco de marcado tono clásico y no incluye temas vocales. A pesar del argumento del corto, los temas son dinámicos y llenos de esperanza. Un disco que, en contra de lo que yo pensaba, se puede comprar en internet (sin contar eBay, claro). Si queréis tener el disco nuevo, podéis conseguirlo aquí. Si podéis escucharlo antes de comprarlo, para asegurarse la compra, hacedlo. De toda formas, yo no dudaría en hacerme con él.

– Compositor: Joe Hisaishi
– Número de temas: 5
– Duración: 10:25 minutos

Ni no kuni vende bien, pero no tanto

El último videojuego de la compañía japonesa Level 5, en el que ha estado involucrado el Studio Ghibli, lleva ya unas semanas a la venta en Japón. Según leo en la web DSWii.es, las cifras de ventas del juego no han sido todo lo buenas que se esperaban.

Según dicen, en los primeros tres días de lanzamiento, el juego se ponía a la venta un jueves, se han alcanzado unas 170.000 copias vendidas. Una cifra que no es mala, pero que está por debajo de las previsiones de la compañía, que espera vender entre uno y dos millones de esta versión titulada Ni no kuni: the anotare world. el tiempo dirá si las previsiones de la exitosa compañía japonesa fueron demasiado optimistas o si, por el contrario, se llegará a esa cantidad con el tiempo. Cuando el juego lleva menos de un mes a la venta, es pronto para pronosticar.

Este dato contrasta con lo que se había filtrado pocos días antes del lanzamiento, según el cual se habían reservado 600.000 copias del juego, la cifra más alta para un título de la compañía. En la noticia de esta web, estas copias se dan como distribuidas, cuando se supone que una reserva es una pre venta. Por supuesto no quiero poner en duda la noticia de DSWii.es, pero me gustaría saber finalmente qué fueron esas 600.000 copias iniciales: reservas o distribuciones.

Visto en DSWii.es.

Pan dane to tamago hime (parte 1)

El pasado 20 de noviembre, tras una semana de cierre, el Museo de Arte Ghibli abrió sus puertas con nuevas actividades. La más destacada fue la proyección del corto Pan dame no tamago hime. Una obra surgida de la imaginación, guionizada, dirigida por Hayao Miyazaki y que contaba con la ayuda de Kitaro Kosaka como Director de animación. En el apartado musical, destacar que la banda sonora, de la que haré un comentario en breve, ha sido compuesta por Joe Hisaishi.

A lo largo de los 12 minutos que dura el corto, Miyazaki nos cuenta la historia de una bruja malvada llamada Baba Yaga que vive en en un molino, a las afueras de un pueblo. Un día, durante su comida, uno de los huevos que tenía pensado comer se le resiste. Como venganza le lanza un hechizo. Al huevo le salen unas manitas, ojos, boca y falda. Desde entonces será la esclava de la bruja.

Los días en el molino son duros para la Princesa huevo. Sin contar las maratonianas jornadas laborales, el trato que recibe de la bruja no es precisamente el mejor. Un noche, cuando la bruja vuelve al molino después de estar todo el día fuera, sucede algo increíble (sí, más que el hecho de que a un huevo le salgan manos): el recipiente de masa en el que estaba trabajando la princesa empieza a cobrar vida. En pocos segundos, de lo que antes era una masa informe aparece “algo” antropomórfico. Con un par de arreglos, sombrero, nariz, ojos y boca, ya están listos para huir de la prisión en la que están. ¿Conseguirán huir de las garras de la bruja Baba Yaga?

La historia está narrada de forma muy infantil y es completamente muda. Esto facilita mucho el seguimiento por parte de aquellos que no sabemos japonés. La animación es increíble. Hay momentos en los que parece que todo está en fluido movimiento. No se han escatimado recursos en hacer un producto del más alto nivel. El ratio de fotogramas usados en esta película es altísimo y se nota en el resultado final.

El equipo fue liderado por Hayao Miyazaki, quien según declaró Toshio Suzuki se sintió en ocasiones estancado, porque quería hacer un producto del siglo XXI. Como mano derecha, en esta ocasión, tuvo a Kitaro Nosaka, un viejo conocido en las meses de luz del Studio Ghibli que ha colaborado con la empresa desde sus orígenes y que conoce a Miyazaki desde su época pre Ghibli.

Mi opinión es que se trata de una pequeña obra de arte de la animación. La corta duración del proyecto y la libertad que actualmente le ha dado el éxito, ha permitido que Miyazaki utilice 10 meses de su vida para realizar este proyecto. Es una pena que solo puedan verlos aquellas personas que vayan al Museo Ghibli.

Historia original, guión y dirección: Hayao Miyazaki 
Música: Joe Hisaishi
Director de animación: Kitarou Kousaka
Duración: 12 minutos
Número de fotogramas: 24000
Duración del proyecto: 10 meses

Escribí hace un tiempo sobre este proyecto.

Próximamente… Pan dame to tamago hime

Este es el título del nuevo cortometraje, estrenado a mediados de noviembre, en el Museo Ghibli. Un corto muy promocionado por parte del propio Museo Ghibli del que se destacaba la factura técnica y que se trataba de una obra realizada por Hayao Miyazaki, y con música de Joe Hisaishi. Además en Mammaiuto, la tienda oficial del museo, se venden bastantes productos de merchandising. Este último punto es atípico, pues los cortos que se pueden ver en el museo tienen los productos derivados justos y necesarios.

A lo largo de la semana que viene colgaré reseñas sobre algunas de las características de este proyecto: la banda sonora, el cortometraje, la exposición que puede verse en el museo y el merchandising que puede comprarse.