Mi jardín en miniatura

Si hay una película del Studio Ghibli que explota el merchandising “medianamente” es Tonari no Totoro. No le llega ni a la suela de los zapatos a la todopoderosa Hello Kitty y ni siquiera se podría comparar a cualquier producto sobreexplotado de un país experto en eso como Japón.

De todas formas, aunque se me pueda tachar de partidista, hay algunos productos de merchandising que tienen su fondo, su mensaje y que te llegan un poco al corazoncito.

Por un lado, a tenor de lo visto, un padre/madre fan del Totoro podría vestir y parapetar a su hijo con todo tipo de vestidos, juguetes, material escolar, platos, vasos, etc. Hay mucha cosa, solo hace falta perderse por cualquier tienda online bien equipada.

Otra de las facetas del merchansing de Totoro es la del medio ambiente. Hay varios modelos de macetas, semillas, etc. y semillitas para plantar, destacando la importancia de la naturaleza entre los más pequeños.

Cautivado por ese mensaje y, para qué negarlo, porque son muy bonitos, nos compramos unas macetitas para hacernos nuestro pequeño jardincito (Lo que está a la derecha es un reloj, no os asustéis). Abajo tenéis una muestra. Si crecen, prometo otra foto.