Studio Ghibli Weblog

Menu

El viaje de Chihiro y la prostitución infantil

Leo un curioso artículo sobre El viaje de Chihiro. En él se comentan los aspectos menos conocidos sobre el argumento de El viaje de Chihiro. Si bien coincido en algunos aspectos, ya comentados por el propio Miyazaki, creo que se exagera en algunos puntos. Por ejemplo, cuando se escandalizan porque los padres llevan a sus hijos a ver Chihiro a los cines sin pensar en las verdades de su argumento. Pero, sin duda, es una lectura intenresante.

(traducción libre)
[…]
Sen to Chihiro es la versión de Miyazaki de Alicia en el País de las Maravillas. Miyazaki explica su motivación de hacer la película en una entrevista: “Cada verano, juego con la hija de un amigo, que visita todos los días mi casa de campo. Ella tiene ahora 10 años y pensé hacer una película para niñas de esa edad.” Lewis Carol dijo algo similar, que escribió su famosa historia para una nena cuyo nombre era Alicia.

La diferencia es que el “País de las Maravillas” de Miyazaki no es como el de Alicia sino más como una casa de masajes.

El spa in Sen to Chihiro está decorado con linternas rojas, y el interior en brillante dorado y rojo: no hay duda que es el estilo de super-mal-gusto de un baño turco japonés. Muchas trabajadoras femeninas friegan y masajean los cuerpos de los clientes (todos ellos son monstruos). En esta película, los trabajadores del spa son llamados “Yuna” en japonés. […] El diccionario de japonés Iwanami define “Yuna” como “una trabajadora de un spa que provee masajes y sexo”. Y Haku le dice a Chihiro que la única manera de sobrevivir allí y recuperar a sus padres es trabajar ahí como las otras chicas. Entonces la dueña, Yubaba entrevista a Chihiro. La miserable anciana, cuya cabeza parece de 30 metros de diámetro, es el análogo de la Reina de Corazones de Alicia, pero ella viste como una madama de un burdel del siglo XIX. Contrata a Chihiro y le da un nombre falso: “Sen”, como a una stripper a la cual renombran como Amber.

¿Una nena de 10 años forzada a trabajar en un baño turco? ¿Es esa realmente la historia que Miyazaki quiere contarles a las nenas de 10 años?

Si. En su entrevista para la edición japonesa de la revista Premiere, Miyazaki explicó que su País de las Maravillas no es una fantasía, y representa el mundo real del Japón de hoy. “La industria del sexo está en todos lados ahora en Japón,” dijo “y el número de niñas jóvenes que lucen como prostitutas es creciente.”

En la entrevista Miyazaki se preocupa por las circunstancias que rodean a las chicas del Japón actual. Las chicas que crecen en Japón tienen que vivir rodeadas de obscenidad la cual es propagada por los medios, no importa cuanto traten sus padres de taparle los ojos. Además de esto, con la economía japonesa habiendo pasado por más de una década cuesta abajo, ahora las tasas de desempleo están más altas que nunca y para las mujeres, conseguir un empleo decente es extremadamente difícil, por esas razones sumadas a la discriminación sexual. Las mujeres japonesas tuvieron que tener las agallas para hacer cualquier cosa, incluso si era trabajar en un lugar como un sauna. Ellas están pagando el precio de la indulgencia de la generación de sus padres: en los ochentas, los padres de Chihiro disfrutaron del hedonismo de la burbuja económica sin conciencia, como cerdos.

Aunque Chihiro por supuesto nunca provee servicios sexuales en la película, es obvio que por los detalles que apunté y por la confesión del director, que Sen to Chihiro es una película sobre la prostitución.

Hasta acá la verdad que me asombré bastante, pero es cierto que a veces las historias más complejas no vienen solo de una imaginación fecunda. Pero lo peor estaba por venir:

Extrañamente, no he escuchado críticas. Los padres llevan a sus hijos al cine y parece no importarles. Quizá porque muchos creen que es un cuento de hadas. Y tal vez algunas personas que se dan por enteradas están asombradas.

¿Por qué? Creo que es por “Kaonashi” (el sin cara), el cliente/monstruo que desea a Chihiro. Aunque no sabemos que quiere de Chihiro, Kaonashi le ofrece dinero.

“Kaonashi es el mismo Miyazaki”, dice Toshio Suzuki, productor de Sen to Chihiro, en la entrevista para Premiere, pero Miyazaki niega fervientemente la interpretación de su socio.

“¡No!” dice. “Kaonashi es una metáfora, la libido que secretamente todos albergamos”.

Kaonashi puede provenir del subconciente de Miyazaki. No puedo evitar asociarlo con dos infames pedófilos. Por supuesto, el primero es Lewis Caroll, quien coleccionaba fotos de nenas desnudas, incluyendo Alicia. Miyazaki está tan fascinado con Alicia que arrebató la cara del gato de Chesire para la cara del Gatobus de su famoso Totoro.
[…]
Si no te importa Kaonashi, Sen to Chihiro es una obra maestra.

Me parece un poco injusto, porque no tenemos derecho a adivinar las supuestas inclinaciones subconscientes que tendría Miyazaki, pero sí podemos ver que su obra puede ayudar a que una nena que se encuentra en cualquier situación de abuso pueda identificarse y encontrar algo que le ayude a superarla.
Además quité de la traducción la referencia que el autor hace a otro pedófilo porque no tiene ninguna relación, pero si afecta al relato, porque nos deja la sensación que tienen que ver cuando en realidad no la tienen.

Si bien no me gusta pensar que el tipo pueda tener esa inclinación, pienso en el personaje al que Chihiro ‘desarma’ y convierte en poco más que un pobre fantasma y no me parece mal el lugar que le da a ambos.
Si así fuera, es evidente la sublimación y por lo tanto me parecería más que positivo que alguien pueda transformar algo horrible en algo hermoso.

Visto en Buenos Aires de diseño

23 thoughts on “El viaje de Chihiro y la prostitución infantil

  1. Me parece muy interesante la interpretación, aunque no es del todo sólida. De todas formas, si es así me parece aún más redonda la película, el mensaje es muy positivo, como dice el de la web: una niña que supera una situación adversa y pone a todos en su sitio. Y por cierto, Lewis Carroll no era un «infame pedófilo», como se dice. Yo he leído sobre su vida y tengo su libro de fotografía, en el que aparecen las famosas niñas, y no están desnudas, sino posando con vestidos o disfrazadas, pero en ningún momento desnudas. No le defiendo, pero Carroll sentía fascinación por la dulzura y pureza de la infancia, y de ahí a decir que era pederasta hay un trecho, es más, nunca se ha demostrado que efectivamente les hiciera algo a las niñas. El pintor Sorolla, maestro de la luz español de principios del siglo XX, pintaba a niños completamente desnudos en la playa jugando, y nadie dice la burrada de que fuera pederasta por eso. ¿O vamos a empezar a poner taparrabos a todas las estatuas griegas, romanas y renacentistas por «pornográficas»? Venga, hombre, que somos mayorcitos, no estadounidenses.

  2. Fascinantes las aclaraciones, Saturno. Muchas gracias por la traducción, me ha gustado mucho.

    Te invito a que lo publiques en el diario «Buenos Aires de Diseño», el link aparece al final de este artículo. Por favor, hazlo.

  3. Admito que muchas de sus interpretaciones podrían ser validas, pero las interpretaciones personales tienen mucho que ver con el interior de cada uno. (Si lo ves gris es porque en tu inconciente hay algo gris). Sin embargo, como no podemos meternos en la mente de nadie, cualquier opinión podría ser acertada, o más de una. El hecho de que miles de personas tengan interpretaciones diferentes y aun así la historia tenga un principio, desarrollo y final comprensibles con múltiples posibles metáforas, le da un gran valor a la obra. Ahora, ¿quién dice de que se puede hablar y de que no? Primero que cada uno elige que ven sus hijos. Segundo, sea que hable de una fea “realidad” o no, lo que expresa es que a pesar de todo lo malo, un niño debe aprender a distinguir, que está mal y que no. En éste caso, la protagonista “Chihiro”, no hace absolutamente nada malo, y es más, muestra que hay maneras de escapar de las malas intenciones de otro. Ya sea, la prostitución, la esclavitud, los miedos, las malas compañías, o cualquier elemento de maldad que exista ella le dice “NO” a todo eso y elige el buen camino. Yo, la verdad, no lo había interpretado como algunos de ustedes, desde el punto de vista corrupto, pero si así fuera es una triste realidad y callarse no arreglaría nada, y Chihiro aprende a reconocer los verdaderos valores, y a no caer en tentaciones.

  4. Hola! mira me sorprendio la pabada que ha escritoel flaco del principio! Estas sicotisado pendejo!
    E visto esa pelicula 21 veces CONTADAS si? AMO EL ANIME…
    La verdad hay que ser muy poco inteligente, o sofisticado para Comparar «el viaje de chihiro» con «alicia en el pais de las maravilas»… Estas dos peliculas son mis favoritas y la verdad muy diferentes una de otra en la forma y estructura. Pero la pabada mas grande que dijo fu: «En esta película, los trabajadores del spa son llamados “Yuna” en japonés. […] El diccionario de japonés Iwanami define “Yuna” como “una trabajadora de un spa que provee masajes y sexo”. Y Haku le dice a Chihiro que la única manera de sobrevivir allí y recuperar a sus padres es trabajar ahí como las otras chicas..» Me sorprendio las boludeses que se dicen porfavor!! NO SE METAN CON ESTA PELICULA. Los que no saben de anime NO OPINEN CARAJO! Me hiciste enojar flaco…. deja de ver pornografia!!

  5. Sin fundamento científico tu «análisis» dime de que libro o fuente confiable sacaste todo… por que si fue de ti mismo… estas perdido.

  6. Creo que dos personas pueden ver un mismo objeto y para cada uno de ellos significar cosas diferentes… Uno saca conclusiones del mundo de lo que es y sabe… Para mi Chihiro representa magia…

Responder a ricardo araya Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *